Cómo volví a dejar Spider-Man

1 08 2015

Atención: Este post está llenito de spoilers. De verdad. En serio. Que os lo estoy avisando. Ainsh, de verdad, hacedme caso, soy un párrafo llamado “Atención”, para algo estoy aquí, ¿no?

Seguramente algunos de los que os pasáis por aquí recordéis que escribí un artículo llamado “Cómo volví a Spider-Man”, en el que hablaba de que lo único que me había devuelto cierta esperanza en el trepamuros de Marvel fue la serie de “Superior Spider-Man”, es decir, cuando Otto Octavious, alias el Dr. Octopus… bueno, mejor leed el post, que para algo escribí largo y tendido y bien de aquella etapa de Spidey, y luego volvéis.

¿Ya? Bien.

También comenté en el mismo artículo que “Spiderverso”, el crossover con prácticamente todas las arañas habidas y por haber en los distintos universos marvelitas (más o menos), me estaba interesando, especialmente a través de sus números de introducción “Edge of the Spiderverse” (“Al filo del Spiderverso”), y porque tengo debilidad por los multiversos en la ficción. Spider-Verse_003 Pero también comenté que igual el evento de “Spiderverso” sería una chufa. Y… bueno, a ver, no es peor que “Infinito” ni “Pecado Original”, pero también hay que decir que para un evento de longitud más o menos considerable y varias series paralelas y centrándose en un único arquetipo de personaje (el arácnido marvelita)… La parte principal del mismo es un tanto sosa.

Sin embargo, tanto “Al filo de…” como las historias complementarias al evento han resultado ser interesantes, con unas cuantas muy entretenidas, dejando claro mi agotamiento hacia Peter Parker y mi incapacidad de pillarle la gracia a Cindy Moon, alias Seda. Pese a la aparición en “Spiderverso” de Gwen Stacy como la Spider-Woman de Tierra-65, el regreso del Spider-Man Superior y los momentazos que brinda Spider-Ham, nada ha sido lo suficiente para que tenga motivos para seguir con Spider-Man, no al menos hasta el final de las Guerras Secretas, no al menos con Parker, y no al menos que tenga claro cómo se publicarán las series ‘nuevas’ por estas tierras… o tire de importación. En fin, suficiente introducción, ¡vamos al turrón! Lee el resto de esta entrada »

Anuncios







A %d blogueros les gusta esto: