Orgullo

30 06 2019

Junio es el Mes del Orgullo, eso lo sabemos. Se celebran los disturbios de Stonewall que, aun no siendo los primeros, fueron los que marcaron el pistoletazo de salida de la lucha LGBT. Y también sabemos que hoy se acaba el mes, pero la lucha sigue, porque esto no es en plan de vamos a celebrar un mes y, si te he visto, no me acuerdo. Que el Mes del Orgullo no es «el mes en que os permitimos a los desviados que os mostréis y luego desapareced hasta el año que viene», ni «el mes de vamos a hacernos los guays apoyando a la peña LGBT y luego seguiremos como si no existieran» y similares. Solo es un recordatorio de lo que mucha gente tuvo que pelear y lo que queda todavía por hacer.

Claro que ahora os preguntaréis: «¿y tú qué tienes que ver con todo esto?». Pues digamos que llevo todo el mes pensando en qué puedo hablar en un mes como este. Y, claro, que este es mi rincón egocéntrico de Internet, solo que no sabía cómo poner en palabras lo que quería decir. Y creo que va tocando…

Porque, sinceramente, durante este mes y los anteriores he tenido dudas, muchísimas, y ciertos sentimientos que quiero exponer, aunque sea para que me digan que no debería pensar así. Así que… ¡al turrón! Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Fanfic, divino tesoro

18 05 2019

El término fanfiction o fan-fiction pertenece a la lengua anglosajona y puede traducirse como “ficciones de fans”. Frecuentemente se encuentra abreviado como fanfic (esta abreviación es la más percibida como una sola palabra en el ciberespacio) o, de forma simple, fic.

Se trata de una ficción creada por fans y para fans, la cual toma un texto original o persona famosa como punto de partida. Se crea, por lo general, en una comunidad o fandom y es distribuido, principalmente, en línea, aunque antes de Internet se imprimían.

Wikipedia en español

Toca hablar un poco de los fanfics desde una perspectiva un tanto personal, pero antes necesito que pongamos las cosas en contexto…

En La Nave Invisible, Anna Roldós escribió sobre los fanfics: sus orígenes, su significado, su relevancia (especialmente entre las mujeres, sus mayores baluartes), y el desprecio hacia estos mezclado con misoginia. Esto se complementa con este artículo de Darkor de 2016 sobre Philip José Farmer. Ambos artículos son los que me han inspirado a escribir este post… aunque al final, lo que voy a decir, no tenga mucho que ver con lo que ellas han comentado.

También, por añadir, está el texto que escribí en su momento, «El fanart y yo» que, pese a que el título lo deja claro, tiene algunas menciones a los fanfics y, sobre todo, refleja mi postura al respecto de las obras de fans como muestra de amor y apoyo a la obra original hace tres años y que sigue prácticamente intacta.

Pero entonces… si mi opinión sobre fanfics y fanarts se mantiene casi igual, ¿Por qué escribir este post? Pues vamos a ello, ¿no?

Desde luego, no vengo aquí a hablaros de la historia del fanfic, porque de eso ya lo tenéis, y muy bien contado, en los enlaces. Pero sí que vengo a hablar de cómo yo mismo he tenido esa experiencia, sin saberlo primero, observando desde la barrera luego y escribiendo después, para después despreciarlo y, con el tiempo y escuchando a gente más sabia, volver a interesarme. Puede que ahora mismo no sea ni lector ni escritor de fanfics, igual que tampoco hago ni leo (apenas) webcómics, pero sí que soy de los que volvería a caer en ello… Lee el resto de esta entrada »





El pesar del viejo webcomiquero

6 04 2019

A veces pienso en todo lo que ha pasado desde que, hace trece años y unos pocos meses, vio la luz «Las Paridas de La Guarida», uno de tantísimos webcómics primerizos que asentaron las bases sobre qué hacer (y, sobre todo, qué no hacer) si hablas español y quieres publicar tus viñetas en Internet. El artículo que le dediqué ante un hipotético undécimo aniversario resume bastante bien aquella experiencia, aunque soy de esos a los que les gusta remover su propio pasado, y más el creativo. Acaba convirtiéndose en algo cíclico y descubres cosas nuevas.

Como una excavación arqueológica, pero en tu propio cerebro.

01_lpdlg

¡Aquí no hay quien viva con estos percebes que se avecinan!

Lee el resto de esta entrada »





El Zodiac atraca

9 11 2018

Hace dos años y medio hablé de mi experiencia al convertirme en el nuevo dibujante de «Zodiac», el webcómic de Alfredo “Zel” Murillo y cuyo primer episodio dibujó Gonzalo San Martín.

cabecera_t2

«Zodiac», como algunos recordaréis, nos sitúa a finales del siglo XVI, concretamente en una ucronía donde el Imperio Español de Felipe II tiene en su poder la avanzada tecnología atlante, y gracias a a ella tienen a un grupo de bucaneros a bordo de una peculiar nave, haciendo misiones aquí y allá y, sobre todo, fastidiando a los ingleses, especialmente a Francis Drake. Todo ello mezclando acción, humor y drama.

Como también recordaréis, tras marcharse Gon yo acabé siendo el sustituto. Tras cuatro años, desde el verano de 2014, he ayudado a que la aventura de Zel llegara a buen puerto. Y así ha sido.

Porque sí: Zodiac ha finalizado. Lee el resto de esta entrada »





El año que abandonamos… y eso, que lo abandonamos, ¿no?

31 12 2017

Pues otro año que se nos va, ¿no? Como en su momento dije, pasar de un año a otro no hace que, mágicamente, todo empiece de cero. Todo esto no deja de ser nuestra forma de hacer un resumen de lo que ha pasado y echarnos unas risas o unos lloros o lo que sea. Y pensar que yo antes decía que esto de ponerse a hacer un resumen del año no es lo mío y, aquí estoy, con el tercero en discordia.

Al menos en este no voy a sacar el GIF de BoJack Horseman… Lee el resto de esta entrada »





NaNoWriMo 2017: la experiencia

10 12 2017

Hola a todos. Seguramente nadie esperaba que este blog moribundo fuese a resucitar, así de repente, pero mirad, sí, y con la excusa perfecta para ello.

Seguramente muchos conozcáis el NaNoWriMo (National Novel Writing Month). Es un evento que se organiza todos los años en noviembre con un único propósito: pasar los 30 días del mes escribiendo una novela de, mínimo, 50000 palabras. Eso quiere decir que, para completar el reto, hay que escribir mínimo 1667 palabras de media al día. Lo que parece fácil, pero creedme si os digo que, si no hay un hábito detrás, es muy, muy difícil. Y eso me pasó en las anteriores ediciones en las que participé.

Porque antes de este año participé en 2012 («Multiverso, S.A.»), 2013 («Triple M») y 2015 («Murnoe»). En esos tres años hice lo que viene siendo novelas. «Multiverso, S.A.» y «Triple M» son ciencia-ficción y, de hecho, la segunda es continuación de la primera; «Murnoe» podría ser algo así como fantasía urbana.

Pero en las tres siempre había un problema: a medida que avanzaba al escribirlas, todo se torcía, con escenas que había que meter a presión, cabos sueltos, finales apresurados… Todo por el mínimo de palabras diario, por llegar a las 50000 palabras (o superarlas) el 30 de noviembre… El caso es que estaba claro que me faltaba mucho para hacer una novela en condiciones.

Por eso la cosa cambió para esta edición de 2017: «Fragmentos del Cosmos» (nombre provisional)  sería un recopilatorio de historias cortas. Sí, no es una novela, pero para el reto ya valía.

El momento en que decidí que era buena idea empezar el NaNo de este año.

¿Por qué relatos cortos? Pues por lo que digo: a medida que mis novelas avanzaban, iban a peor. Así que con relatos la cosa quedaba más acotada. De hecho, tenía como condición no pasar de las 5000 palabras por relato, que en principio podría hacer pensar que tendría finales apresurados, pero con una historia concisa sin que se alargara mucho, eso no pasaría. Y bueno, más o menos fue así, lo de que no pasara. Lee el resto de esta entrada »





Once años

29 01 2017

«Un 29 de enero de hace once años…»

Vaya… pienso en ello y no puedo dejar de darle vueltas. Once años ya. Y en febrero cuatro desde que terminó. Aquellos primeros pasos, esa experiencia, esos altibajos, y todo lo que he recorrido en este tiempo.

Hace once años, una androide de larga cabellera se convertía en el primer personaje en aparecer en un webcómic primerizo, donde el autor se autoinsertó porque sí, aparecieron más personajes, algunos incluso siguen siendo recordados a día de hoy, y hubo muchos, muchos cameos. Mucho antes de que “La tira cómica de Spooky” o “Piratas del Cariberáneo” abusaran de los cameos, un webcómic se les había adelantado.

lpdlg_title2.png

Obviamente, hablo de “Las Paridas de La Guarida” (a partir de ahora “Las Paridas” o “LPdLG”, para acortar), el que es considerado mi primer webcómic, si omitimos una bosta garystuístca hecha con sprites surgida de un foro de fans de Megaman… aunque ciertos personajes nacieron en esa hez.

Alguno se preguntará que por qué no hablé de “Las Paridas” el año pasado, por eso del décimo aniversario, número redondo y tal. Ya sabéis que no estaba yo muy en condiciones el año pasado (y el anterior), y un aniversario es un aniversario. Aparte, ¿qué tiene de feo el 11? Dos unos juntos, ¿no es bonito también?

Ejem… No nos desviemos… Lee el resto de esta entrada »





El mito del esfuerzo

8 01 2017

Empecemos por lo obvio, aunque haya que decirlo porque hay quien se empeña en ver lo que no es: jamás diré nada en contra del esfuerzo. Nunca negaré la importancia de que des lo mejor de ti.

De hecho, ya habéis visto en el post catártico anterior que hablaba de mi esfuerzo a la hora de ponerme a cambiar las cosas en mi vida, de la importancia que le doy a trabajar duro en ello. Sin embargo, y también está en el artículo, hay una ayuda externa, una serie de guías que me ayudan a encauzarlo, y os puedo asegurar que sin esas guías mi esfuerzo no serviría por mucho que me partiese los cuernos; ni tampoco olvido el factor suerte, uno de tantos en la vida, que puede ser tanto el haber encontrado a la persona idónea para ayudarme como el tener la disposición de tiempo y dinero para ello.

Y aun con el esfuerzo, siempre hay baches, momentos de bajón… que pueden o no ser cosa mía, pero bueno, ya para eso os leéis aquel post.

¿Por qué todo esto? Porque el esfuerzo está bien, tener el control es bueno, y sin embargo no es lo único en esta vida, y hay muchos factores, muchas variables que no controlamos. Lee el resto de esta entrada »





El año que abandonamos algo más tranquilamente

31 12 2016

No iba a escribir nada, pero mirad, ha sido volver la vista atrás, leer el post que escribí hace un año y pensar en todo lo que ha pasado en este…

No, cambiar de un año a otro no hace que mágicamente todo empiece de nuevo ni cosas similares. La vida sigue, y los cambios son cosa tuya y de las circunstancias que se den, se dan a lo largo de los días, las semanas, los meses… Pasar de 2015 a 2016 no hizo que de pronto mis problemas desaparecieran…

No dejó de ser lo mismo: estrés, estrés y más estrés. Solo que mucho más concentrado, no en un año entero, sino en 4-5 meses. De esos de no dejarte descansar ni en el puente de mayo, así que imaginad el día a día.

Todo para acabar con el regreso de viejos fantasmas, como un autodesprecio que iba en aumento, una rabia que acababa convertida en amargura, o un hastío que no ha ido a peor debido a pequeños placeres como dibujar una página semanal para “Zodiac” (algo que me ha servido como vía de escape)…

… E incluso he llegado a dudar muy seriamente de mi propia bondad. Circunstancias diversas de mi entorno hicieron que, en fin, pensara que igual yo era realmente un ser horrible del que ni tan siquiera yo era consciente.

En definitiva, que mi situación en casi toda la primera mitad de 2016 era la misma que en 2015: esta escena de BoJack Horseman en el episodio 11 de la primera temporada (ya van tres veces que pongo este gif).

v5ik1s.jpg

«Voy a ponerme bajo la ducha para no saber si estoy llorando o no.»

Lee el resto de esta entrada »





Creatividad y conciencia social

16 07 2016

Hace unos días, por Twitter surgieron un par de preguntas para ver si la gente acertaba a decir personajes femeninos de videojuegos feos (mejor dicho, que no se adapten a los cánones de belleza establecidos) y/o de edad avanzada. Ni que decir que salieron poquísimas mujeres de videojuegos que cumplieran con siquiera uno de esos requisitos, amén de que esto coincidió con la revelación de un nuevo personaje de “Overwatch”: Ana Amari, cazarrecompensas hexagenaria.

Y quien dice videojuegos puede decir libros, películas, series… Sabéis por dónde voy.

A mí esto me sirvió para reflexionar. Tener una de esas epifanías en caliente que están cargadas de cosas interesantes y de tonterías en una proporción más o menos similar. Tras darles algunas vueltas he decidido verterlo aquí, tanto porque no tengo el problema del límite de caracteres y porque en los comentarios también os podéis explayar. Y porque pensar las cosas en frío hacen que uno cometa menos pifias en teoría (la práctica ya tal). Lee el resto de esta entrada »








A %d blogueros les gusta esto: