El fanart y yo

19 11 2016

Como más de una cosa que comento por aquí, esta historia tienes sus orígenes en Twitter. Concretamente, en un hilo de tuits desde la cuenta de NEUH (No Es Un Hobby):

A raíz de eso yo también escribí un hilo de tuits sobre mi visión de este tema, pero aunque esos tuits siguen ahí, es mejor organizarlo, ampliarlo y ponerlo por aquí, ¿no?

En teoría, hablaría desde la perspectiva de quien hace fanarts, pero en este texto voy a mezclar esa visión con la de alguien que también ha recibido fanarts. Estar en ambos lados ayuda también a tener cierta perspectiva del tema, aunque sea a nivel aficionado…

Y aunque es demasiado obvio, ya advierto: esto es solo una opinión, es mi visión. No es ninguna Verdad Absoluta. Y los comentarios están abiertos como siempre, listos para el debate y las opiniones. Leer el resto de esta entrada »





Cuando el autor se ahoga

3 05 2014

El título hace referencia al hilo del mismo nombre que Spyz ha abierto en Subcultura.

Resumo el problema planteado: hay autores que, llegado un momento, miran su obra y se preguntan por todas esas cosas que ahora, mirando hacia atrás, ven que están mal. Ya no solamente las primeras páginas de una novela o un cómic, sino momentos concretos, que no tienen por qué estar en el comienzo. Y que el autor sea muy crítico mientras otra gente no parece verlo tan mal.

¿Qué han de hacer entonces esos autores? ¿Es más importante que el autor esté cómodo con su obra o tiene que dejarla tal cual si así gusta a los lectores? Y si quiere cambiar, ¿qué debe hacer: continuar mientras capea el temporal… o rehace su obra?

Yo respondí ya en ese hilo, pero me gustaría ampliar un poco más, no limitarme a copiar y pegar lo que dije y plantároslo así, sin anestesia, en este blog.

Hay un tema que en el mundo webcomiquero algunos se plantean: ¿puedo redibujar las páginas antiguas, porque me parecen una vergüenza ahora que las veo? Por poder, puedes, nadie te lo va a impedir…

… Pero a mí la idea de redibujar un cómic entero… como que no. Especialmente cuando hablamos, como en este caso concreto, de un webcómic, de un cómic publicado en Internet. Una de las cosas que a mí me llaman bastante la atención es la posibilidad de ver la evolución de su autor (o autores) a lo largo del tiempo, ver cómo una persona deja atrás un dibujo muy mejorable y una narrativa o un guion que dejan bastante que desear para ofrecer un dibujo, una historia y una estructura mucho mejor resueltos.

Tal vez la única ocasión en la que uno sí se lo debería pensar seriamente es si uno quiere publicarlo para venderlo. Ahí uno ve esa abismal diferencia entre los dibujos modernos y los actuales, y cuando uno quiere publicar, quiere mantener más o menos el mismo nivel de calidad. Ahí está claro que uno debe valorar adecuadamente su esfuerzo, tiempo y dedicación, ver si vale la pena ponerse a redibujarlo todo, o hacer unos pequeños retoques.

Pero en otros casos… ya digo, hablamos de un webcómic, y a mí al menos me gusta ver la evolución de uno mismo.

Vayamos a la práctica, con un ejemplo sencillo y propio, algo egocéntrico… Leer el resto de esta entrada »





The Becquer’s Guide

26 04 2014

No suelo hablar de webseries. De hecho, ni siquiera he hablado por aquí de los “abridged series”, esas series humorísticas que redoblan “Yu-Gi-Oh!”, “JoJo’s Bizarre Adventure” o “Dragon Ball Z” (con un nivel muy profesional, todo sea dicho). Pero hoy no hablaré de ellas. Ni siquiera creo que lo haga algún día de estos, porque sé perfectamente que es un tema poco interesante, aunque de cosas menos interesantes he hablado, así que ¿quién sabe?

Hoy, sin embargo, me quiero detener a hablar de una webserie española: “The Becquer’s Guide”... sí, tiene título en inglés, lo sé, pero bueno, “La guía de Bécquer” tampoco suena mal… iré saltando de un nombre a otro si eso, que tampoco me cuesta.

La descubrí un poco de casualidad, por una promo en el podcast Rotoscopia , y lo que me sorprendió fue que la promo la locutase el buen Claudio Serrano. Y, más tarde, volvió a mi vida esta webserie (sí, olvidé la promo rápidamente, así de vago puedo llegar a ser) porque Mirian necesitaba que le ayudara a entintar unos fotogramas para los vídeos de antecedentes de la segunda temporada de la serie. Yo no tenía prácticamente idea del tema, ya digo, escuché la promo y me sorprendió más el actor de doblaje que lo que contaba, y temiendo comerme spoilers mientras entintaba fotogramas decidí verla de una vez por todas…

… Y pese a sus limitaciones, hay que decirlo, la primera temporada me resultó interesante. La segunda temporada es mejor en muchos aspectos, eso sí, se nota la experiencia, y está en camino la tercera, con un crowdfunding para sacarla adelante. Ya os daré por saco con esto al final.

Ahora bien, ¿qué es exactamente “La guía de Bécquer”? Pues…

Vale, tú, el que ha hecho el chiste con Gustavo Adolfo, ¡vete al rincón de pensar cinco minutos y luego vuelve! … Bien… Leer el resto de esta entrada »





Autores y encargos

16 11 2013

El último post de Nubis en Crisis Creativa me ha hecho recordar una cosa que hablé hace un tiempo en mi Tumblr (el personal, el portfolio es otro y DEBERÍAIS verlo)… Y creo que es de esas cosas que conviene ponerlas también en este blog, ampliándolas por aquí y por allá, y marcarse un tocho como los cánones draugísticos mandan.

Digamos que estas primeras reflexiones en Tumblr vinieron por la siguiente imagen y la reflexión que se daba en Artist Confessions:

“No puedo pedir un encargo a artistas que cobran tan poco”

La reflexión, que podéis ver entera y en inglés en este enlace, es de una persona que, según dice, se gasta entre 300 y 600 dólares en encargos a artistas… al mes. Olvidémosnos de momento que esta persona tiene suficiente dinero para pagar tanto, y vayamos al meollo de la cuestión… Leer el resto de esta entrada »





El ego del autor

28 09 2013

Es curioso que en esta semana haya habido un par de personas hablando sobre egos, artistas y demás, sobre todo desde el punto de vista webcomiquero.

Primero el señor Seijo, con tuits como estos:

 

 

Luego está Nixarim con el retorno de un antiguo artículo de su blog, Gothic Paranoid, pero ahora versión Subcultura:

El Autor

Curioso, ¿verdad? Uno no puede evitar quedarse pensando en ello, en cómo hay gente que se lo tiene muy creído y otros van muy cautelosos hasta el punto de pasarse e infravalorarse. Los extremos de la actitud de alguien que trabaja, hace lo que puede, se esfuerza, intenta mejorar, se sabe que no es perfecto, pero quiere que los demás vean algo que le gusta hacer. Y que opinen… bueno, si quieren, que os recuerdo que por aquí comenté que hay gente a la que no le gusta que le digan algo que no sea dorarle la píldora.

El ego no es malo, debemos apreciarnos y disfrutar de lo que hacemos… pero tampoco debemos creernos dioses sobre los hombres.

Ser humilde te ayuda a ver que siempre hay algo que mejorar, que no te lo tengas creído… pero tampoco hay que autohumillarse.

Yo no puedo evitar sentirme identificado. A fin de cuentas, yo he sido durante años del extremo de los que son tan humildes que dan asco y parecen estar llorado por las esquinas.

Casi 20 años con semejante actitud. Creo que uno no puede más que suspirar, y alegrarse de cambiar para mejor.

Hoy me voy a poner muy personal, así que ya vais avisados. Lo siento si esperabais chascarrillos, o que hablara de cómics (bueno, algo tienen que ver…) o de videojuegos o de que no estaré puesto al día para el final finalísimo de Breaking Bad y tendré que evitar spoilers durante un par de semanas… Pero no, hoy servidor va a hablar de cosas personales.

Voy a desahogarme, y por primera vez lo haré con la intención de que me prestéis atención. Leer el resto de esta entrada »





Bitácoras 2013

26 09 2013

Damas y caballeros… Ayer (sí, ayer) empezaron los Premios Bitácoras 2013.

¿Que qué son los Premios Bitácoras? Ainsh… Son los premios que la web Bitácoras otorga a los mejores blogs, aunque con el tiempo se han añadido podcasts, Twitter y videoblogs a la mezcla. Las votaciones son populares en su primera fase, que este año dura del 25 de septiembre al 15 de noviembre. Mucho tiempo para pensárselo y votar, ¿no?

¿Queréis votar? Necesitáis ser usuarios de Bitácoras o tener cuenta en Facebook o en Twitter para ello… y aún más… ¿Queréis votarme a mí? No, no estoy de guasa…

Así es: podéis votar “El muro de Charlie Draug” como mejor blog personal. Simplemente tenéis que pinchar aquí abajo o en el icono que está puesto ahora en el lateral:

Votar en los Premios Bitacoras.com

También, ya que estoy, voy a tentar a la suerte… Si pincháis en el enlace de justo aquí abajo podéis votarme para mejor twittero. Porque sí. Porque ya que estamos, tiremos la casa por la ventana.

Votad a Chuckito Drauguito como mejor Twitterito

… Creo que lo de imitar a Diddy Kong versión Normas no era tan buena idea… PUTO MONO… Ejem…

Por supuesto, el sábado vamos a lo que vamos, ¿eh? Cosas que contar, aunque eso ya lo hará la programación de WordPress, porque lo que soy yo estaré en Leganés.

Aquí ya no hay nada que ver, damas y caballeros. 😛





JRATIX EN HINTERNÉS

14 09 2013

La semana pasada, la señorita Nixarim hizo el siguiente comentario vía Twitter:

Tenemos la famosa cuestión de “como está en Internet, me lo bajo y no pasa nada”, de la gente que se piensa que si algo está en Internet tú puedes pillarlo porque sí, sin que haya consecuencias. Que el autor lo ha puesto ahí para que la gente se haga una camiseta con su imagen, sin importar si ha dicho que, por favor, den crédito a su trabajo o, directamente, que no lo reproduzcan ni compartan, que es es cosa suya. Ya sabéis: cosas de autores que publican sus obras en Internet.

A raíz de ese tuit, a Nixarim le salió una persona diciendo que lo mejor es poner marca de agua, pero claro, la marca de agua en un dibujo pues lo fastidia, quieras o no, y que no tenga marca de agua no quiere que no tengas que respetar el trabajo de esa persona. Luego pasó todo al insulto y… bueno, no hablemos de eso, porque ya es personal de quienes intervinieron…

Aunque los tuits de esa persona y otras que se unieron no justificaban el plagio, al menos no aquí, sí que llevan a uno pensar bastante en ello. Leer el resto de esta entrada »





La honestidad perdida

15 06 2013

Esto podéis considerarlo una continuación de “Aquellos maravillosos lloriqueos” y “Di solamente cosas bonitas”. Este no va a ser un post largo, sobre todo porque repetiría muchas cosas de los otros dos que he mencionado, y aun así vais a ver repetición de idea.

Ahí voy igualmente…

Hace poco en Twitter estuve hablando con el bueno de Ovi-One sobre la honestidad a la hora de comentar sobre un webcómic en concreto. Ese webcómic es “El hombre sin forma“, y la cuestión está en que Ovi ha sido siempre, por así decirlo, la voz disonante del mismo, ya que varios de sus comentarios siempre han tenido alguna crítica sobre la página que comentaba, y no siempre positiva, todo hay que decirlo, y todo bien argumentado, que también se tiene que decir.

Bien, la cosa está en que a Ovi le había empezado a molestar ser prácticamente el único que tenía cosas negativas que sacar, y que le daba apuro hablar de ellas sobre todo porque a uno de los autores (el dibujante, para ser más concreto) lo conoce bastante bien… y claro, a un colega da cosa decirle que no está haciéndolo bien, que sabe que es capaz de más, etcétera, etcétera. Y que los que más se aproximan a su opinión seamos un par de persona, mientras las demás no paran de cantar alabanzas.

(Ovi, si hay algún error en el resumen de lo que estuvimos hablando, corrígeme, ¿vale?)

Puestos en situación, vamos al meollo. Leer el resto de esta entrada »





Di solamente cosas bonitas

9 03 2013

Esto podría considerarse una pequeña ampliación de Aquellos maravillosos lloriqueos. ¿Y por qué? Pues bien, leyendo la crítica que Vrede hizo de Zerocómics, el infame webcómic que yo también destripé aquí, este es uno de los comentarios que más me ha llamado la atención:

Mr.Yes
Me he aburrido a la mitad. Nunca entenderé por qué se hacen críticas a algo malo y se le da tanto énfasis a lo que no gusta. Es una estupidez. ¿No sería mejor buscar cómics buenos y recomendarlos?
Realmente, prefiero que me duelan los ojos viendo un cómic con un trabajo detrás y valorarlo yo mismo que leer cómo lo pone a parir el primero que se pasa para burlarse de ello.
En fin.

Casi podría ir de la mano del “si no te gusta, no lo leas”, mi falacia favorita tan en boca de fanpesaos y de autores que se ofenden fácilmente. ¿Por qué debo callarme que algo no me ha gustado y así solo sufrirlo en silencio? Pues si puedo y quiero expresarlo, lo haré. Sea porque quiero desahogarme, porque quiero que el mundo sepa mi opinión… ¡Ni que mi intención fuese ofender! Leer el resto de esta entrada »





Aquellos maravillosos lloriqueos

23 02 2013

Hace unos 15 años así, más o menos, mes arriba, mes abajo, un adolescente empezó a interesarse por Internet. Frecuentó el ciber-café del barrio (lo que luego involucionaría en locutorios) para poder manejarse por aquella “Red de Redes”. También coincidía con el ocaso de su época otakita y decidió internarse en un foro de Dreamers llamado Manga a Gritos.

El muchacho en cuestión aprovechó el foro para descargar contra Lázaro Muñoz, antaño gurú del panorama otakito español, considerado por muchos el ‘anti-otaku’, por eso de no tener pelos en la lengua para atacar y dar su opinión sobre vacas sagradas como Evangelion. Lo que el chaval no sabía es que el mismísimo Lázaro frecuentaba el foro y la somanta de palos verbal que se llevó el chico, junto al cachondeo general del foro, minaron mucho su moral. Hasta el punto en que este chaval usó la carta de “¡¿a que me voy del foro?!”. Finalmente, no se fue.

Y durante años se hizo un hueco en ese foro, pasando del novato quejica al buenrollista veterano, aunque el contacto con el resto de miembros del foro le añadió un toque más oscuro que en el futuro se acentuaría, a pesar de mantener un carácter, de primeras, conciliador. Y siguió madurando en lo internetero y en lo personal frecuentando otros foros, pasando por blogs, tuiteando…

¿Quién iba a decir que aquel primigenio Fëadraug acabaría convirtiéndose en el Chuck Draug de hoy en día, eh?

Y ¿a cuento de qué os transmito resumidamente mi experiencia en Internet? Aparte de ser una excusa para intentar actualizar este blog moribundo, os lo digo por aquella absurda polémica (aunque la verdad, usamos la palabra polémica muy a la ligera) que ha surgido esta semana. Creo que más de uno sabe ya de qué hablo, ¿no?

Os diría que vieseis este vídeo de Un Tipo con Boina para que os enteraseis del percal y oigáis su opinión, pero son doce minutos y este es mi blog, no el de Bóinez (aunque ya le he hecho la publicidad, ¡que no se queje!), así que os dejo aquí el enlace al vídeo del boinudo, lo pausáis y leéis esta entrada mientras se carga, ¿vale? Leer el resto de esta entrada »








A %d blogueros les gusta esto: