Cartones PERROS

22 03 2021

Hablar de «Cartones PERROS» no es fácil. Nunca lo ha sido. Provoca una mezcla de extrañeza, satisfacción y ceños fruncidos.

Cuando vi cómo los artífices detrás de la cuenta de él, el Chocu (y del videojuego, del que ya hablé en este blog), empezaron a subir tiras a Twitter… bueno, no me extrañó, la mayoría venían del mundo del webcómic (recordemos que el mono debutó en la ya muerta y enterrada Subcultura). Tampoco me sorprendió que fuesen experimentales y absurdos, ya que era algo que habían ido depurando con los años, nuevamente, gracias al Chocu. Ni tampoco que fueran consiguiendo fama.

Lo que me sorprendió fue… que me gustase tanto. Aun con sus altibajos, que son bastantes, LOS AUTORES se las apañaron para crear una serie de tiras y personajes que respiran, transpiran, cagan y otras funciones vitales. Habían dado vida a una serie de estrambóticos personajillos, desde niños coñones hasta asesinos en serie majísimos, pasando por lo que quiera que sea Don Cuck. De eso ya hablaré cuando toque…

«Cartones PERROS» llegó hasta convertirse en una apuesta para la editorial Fandogamia. Aunque algo me dice que hasta la Gran F sabía que PERROS es demasiado especial, y lo que funciona en Internet igual no funciona impreso. Y por eso lanzaron el Croufando de rigor, junto a «Sácamelo todo (las tiras completas de Mr. Prolapso)», con sus recompensas y con un añadido interesante: un pequeño zine llamado «El fin de Cartones PERROS», del que también voy a hablar aquí.

Pero bueno, ya está bien de tantos rodeos… ¿Qué es «Cartones PERROS»?

Pues voy a seros sincero: sigo sin poder dar una definición que haga justicia a este cómic. Hay quien lo ha definido como el «Pop Team Epic» español, pero pese a que las tiras de Popuko y Pipimi son también absurdas y retorcidas, el tener tantos autores diferentes, con tantos estilos e historias, hacen de «Cartones PERROS» algo más heterogéneo e irregular. No malo, pero sí con unas diferencias bastantes notables.

Todo sucede en PERROS, un pueblo en el que vive toda clase de extraños personajes. Los niños de la portada, Chope y Presunto, son solo dos de un largo elenco de personajes, pero se convierten en una constante entre las distintas historias que se ven… o, al menos, son los más constantes, porque tampoco están en todos lados. Lo que sí que queda claro es que se han convertido en las mascotas de PERROS, y con razón: dos niños traviesos que aún tienen mucho que aprender y que se meten en toda clase de líos. ¿Qué no podemos amar u odiar de ello? Y eso hace que, pese a que cada autor dé su propia visión del dúo, se conviertan en entreñables y pesados.

Es en los personajes que orbitan alrededor de Chope y Presunto donde realmente se notan esas irregularidades de las que hablo. Hay personajes que aparecen una única vez y ya una vez te parece demasiada (Trivia, el superhéroe que suelta curiosidades sin venir a cuento, es el mejor ejemplo), y otros de los que quieres más (como el marionetista gigante)… Y luego están los habituales de PERROS que, en casos como los de Coderas Johnson, Tomás y Brionia, o Juanjo Vargas se convierten en maravillosos seres de los que no te cansas… para luego encontrarte con los dos extraños tipos de las tiras del Bosque Mágico y a los que, sinceramente, sigo sin ver la gracia (opinión personal, por lo que estoy al 100% equivocado).

Una cosa que se agradece es la evolución de LOS AUTORES, y no lo digo solo a nivel de dibujo, que en casos como los de Fran Neftalí, Repelux o Fleibur es una delicia tremebunda. No: lo digo también porque hay momentos de las primeras páginas, como la llegada de Chope a PERROS o el torneo contra la invasora extraterrestre que se sienten largos, y sin mucha gracia… porque, al final, es en la brevedad donde más brillan las páginas en sus comienzos, y cuando ya tienen el pulso cogido es cuando podemos ver algunas páginas extra llenas de estupideces sabrosonas (con esa sorpresa que son las Cerdas Apandamierdas). Y, aun así, con sus absurdos, también hay espacio para la evolución de sus personajes, siendo el mejor ejemplo Tomás el troll y Brionia la vampira; e incluso para la crítica social con humor bestia, gracias, especialmente, a Juanjo Vargas.

Y había mencionado a varios personajes interesantes, y es que Juanjo, ese Jason Voorhees castizo, fue, para mí, desde que lo vi por primera vez en Twitter, la gran revelación. Fleibur ha construido un personaje con un potencial tremendo, y el resto de LOS AUTORES han sabido sacarle partido a un tipo tan majo como sangriento.

Y también he mencionado a… Don Cuck. Sidermi, alias Don Cuck, una suerte de furry azul cuyo chiste es que su amigo-rival Renato se tire a su mujer, Karen. Sí, ese es el chiste. Y sí, Repelux, su creador, y compañía, son muy conscientes de ello, y lo utilizan para jugar con los límites que se pueden traspasar o tentar. Es un experimento interesante, cuya única instancia fallida sería «Miss Cuck», desaprovechando el saber si Karen es algo más que una muñeca sexual viviente.

Así que… sí, «Cartones PERROS» es un festival un tanto irregular, pero que, en conjunto, si te gusta lo absurdo, lo demencial, lo retorcido y jugar con el medio, es un buen tiento.

Y, en ese caso, tal vez el zine «El fin de Cartones PERROS» sea incluso más experimental y raro… pero mucho más satisfactorio en conjunto. LOS AUTORES pueden usar el absurdo para ponerse personales y reflexivos, y en este caso el zine se convierte en un canto al amor, a la soledad, a lo efímero de la vida… todo eso en una revistilla muy canija, pero bastante bien administrada y ejecutada.

Así que, en fin… «Cartones PERROS», como bien dicen, es café para los muy cafeteros. Si el absurdo no es lo tuyo, si la experimentación tampoco lo es, si ciertos tipos de humor que rozan el límite de lo que toleras tampoco… es difícil recomendar esto. Pero incluso me resultaría difícil recomendarlo a quienes lo disfruten.

Por eso, creo que lo mejor siempre es ir a la fuente. En este caso, a la cuenta de Twitter de PERROS, y, a partir de ahí, que cada cual decida.


Acciones

Información

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.




A %d blogueros les gusta esto: