El pesar del viejo webcomiquero

6 04 2019

A veces pienso en todo lo que ha pasado desde que, hace trece años y unos pocos meses, vio la luz «Las Paridas de La Guarida», uno de tantísimos webcómics primerizos que asentaron las bases sobre qué hacer (y, sobre todo, qué no hacer) si hablas español y quieres publicar tus viñetas en Internet. El artículo que le dediqué ante un hipotético undécimo aniversario resume bastante bien aquella experiencia, aunque soy de esos a los que les gusta remover su propio pasado, y más el creativo. Acaba convirtiéndose en algo cíclico y descubres cosas nuevas.

Como una excavación arqueológica, pero en tu propio cerebro.

01_lpdlg

¡Aquí no hay quien viva con estos percebes que se avecinan!

Lee el resto de esta entrada »








A %d blogueros les gusta esto: