Tarantella

23 03 2019

Cuando, al hablar de «Micosis», dije que servidor es fan de Enerio Dima, no lo decía por decir. Que no es solo seguir a alguien por redes sociales, leer sus ocurrencias e interactuar; también es, como cierto mono de los cereales diría, comprar sus productos.

Así que no es de extrañar que aproveche para hablar ahora de otra obra de esta autora, concretamente «Tarantella». Una historia situada en un mundo tan diferente como parecido a la Italia barroca, más concretamente, la isla de Sicilia (no por nada, esta se llama aquí Trinacia). Una historia donde criaturas de leyenda y magia conviven con guerreras retiradas y tejedores obligados a vivir aventuras.

0_ENERIODIMA_TARANTELLA-700x990

Portada de «Tarantella», realizada por Mónica Villora (fuente: Insomnia Ediciones)

Pero ¿de qué va exactamente esta novela? Así en resumidas cuentas…

En Trinacia existe la Foresta de Ragni, un lugar al que nadie puede entrar. Pero Mattia Telai, un joven tejedor, lo hará para encontrar la cura que salvará a su hermano Simone, pese a que Domenica, su hermana mayor y curtida guerrera, se había dispuesto a emprender tal viaje. Y en el interior del bosque maldito, en busca del veneno que permitirá elaborar dicha cura, se encontrará con la guardiana Cabiria, y con lo que la Foresta y ella misma esconden.

Por supuesto, veremos más que este simple resumen…

… Y si a alguien le suena dicho resumen a algún cuento o historia clásica, no es pura casualidad. La novela es una reimaginación de «La Bella y la Bestia», lo que, por supuesto, no le resta nada como historia propia. Toma una historia conocida como una base, pero «Tarantella» es muy libre, solo usa el concepto original para construir su propia aventura agridulce a dos bandas, que bebe de los cuentos y de las historias de antaño, dándoles una nueva perspectiva sin perder nada de la fascinación y el terror que envuelven a estos.

«Tarantella» es directa desde el primer momento, pues abre con un prólogo con un pacto demoníaco. La historia está impregnada de ese elemento sobrecogedor y sobrenatural, desde la tranquila aldea de Tessitori hasta la bulliciosa Castello del Sole, pasando, por supuesto, por la tétrica Foresta de Ragni. Y, poco a poco, se nos va revelando más sobre este mundo donde fantasía y realidad se mezclan, ya que es a través de pensamientos, reflexiones y recuerdos como sabemos más de la vida en Trinacia y de la maldición que pesa sobre la Foresta. Todo ello bien mezclado con el resto de la historia, dejando esos pequeños fragmentos de información esparciados, sin cansar, y metiéndonos más en su mundo.

Es de esta forma como vamos repasando las costumbres, la Historia y las leyendas de esta isla. Trinacia es una región donde existe una igualdad, al menos teórica (porque la diferencia de clases aún existe), y es algo que solo sabemos por pequeñas pinceladas y apuntes. Todo se introduce tan naturalmente que solo cuando paras de leer te das cuenta de esos detalles.

Porque este es un mundo que, hasta en el más mínimo rincón e incluso en la quietud maldita de la Foresta, se siente vivo. Cada descripción es justa y necesaria para revelarnos más de lo que sus protagonistas ven, sus sensaciones y emociones. Descripciones que permiten jugar también con el ambiente, llevando al lector por momentos alegres, por fiestas, por persecuciones, por conflictos y por tragedias.

Los personajes de Tarantella son tan variados que nos permite conocer los muy distintos puntos de vista de cada cual, incluso entre miembros de la misma familia. Domenica y Mattia comparten su determinación por hacer lo posible para ayudar a su amada familia, centrándose sobre todo en la labor de curar a Simone, pero mientras Domenica es decidida y activa desde el comienzo (algo marcado por su experiencia en batalla), tomando la iniciativa incluso cuando todo parece llevar a un callejón sin salida, Mattia es más de dejarse llevar por los acontecimientos y reaccionar a ellos (es un tejedor que espera la inspiración adecuada), antes de volverse más activo a medida que avanza la novela.

Tanto los hermanos como Cabiria son los que más experimentan y cambian a lo largo de la historia. Hay una relación entre los tres que permite esa evolución, partiendo primero entre Mattia y Cabiria , ya que es el hermano el que entra en la Foresta, y segundo por la información que Domenica recopila durante el mes en que su hermano estará atrapado. Así, ambos hermanos descubre más sobre la guardiana de la Foresta, completando cada uno el rompecabezas que se intuía desde el principio, pero se confirma, encajando todas sus piezas a la perfección. Y esa comprensión sobre Cabiria es lo que también lleva a ver cómo la gigantesca araña también muestra todas sus capas, viendo algo más allá de la dureza y desconfianza iniciales que ella muestra.

Hay varios secundarios que ayudan a avanzar la trama, sea con información, sea con una ayuda más directa (como el caso de la pequeña araña Tigrina), pero sobre todo destacan la dama de Rosolaccio, amiga de Domenica y que hace las veces de aliada y obstáculo; y el villano de la función, Dolf van de Wäissesten, quien no hace muchas apariciones, pero su solo nombre y las implicaciones que trae son suficientes para que el lector comprenda el alcance de su poder, que va mucho más allá de una presencia tan atractiva como intimidante.

Porque, además, «atractiva» e «intimidante» son dos adjetivos que le van muy bien a esta novela. Es lo que sentía al leerla, por una parte quedaba fascinado, embelesado, enamorado por el mundo que se abría ante mí, por su fantasía, incluso en la más oscura; y, por otro lado, esa oscuridad, esa certeza de que incluso en lo más fantástico hay peligro, aunque no tanto como en lo ‘real’, hace que más de una vez me recorriera un escalofrío.

Y me parece un gran acierto, porque una de las cosas que temía era que hubiera momentos que no me dijeran nada, y, en cambio, siempre hay algo que contar: un dato que revela parte de la historia, un detalle que nos hace comprender mejor a sus protagonistas, una leyenda que parece no tener nada que ver, un relleno, y, sin embargo, tiene mucha relación con la historia…

Vamos, que no tengo ninguna queja, las cosas como son. Así que está claro que recomiendo, y mucho, «Tarantella».

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.




A %d blogueros les gusta esto: