El Zodiac atraca

9 11 2018

Hace dos años y medio hablé de mi experiencia al convertirme en el nuevo dibujante de «Zodiac», el webcómic de Alfredo “Zel” Murillo y cuyo primer episodio dibujó Gonzalo San Martín.

cabecera_t2

«Zodiac», como algunos recordaréis, nos sitúa a finales del siglo XVI, concretamente en una ucronía donde el Imperio Español de Felipe II tiene en su poder la avanzada tecnología atlante, y gracias a a ella tienen a un grupo de bucaneros a bordo de una peculiar nave, haciendo misiones aquí y allá y, sobre todo, fastidiando a los ingleses, especialmente a Francis Drake. Todo ello mezclando acción, humor y drama.

Como también recordaréis, tras marcharse Gon yo acabé siendo el sustituto. Tras cuatro años, desde el verano de 2014, he ayudado a que la aventura de Zel llegara a buen puerto. Y así ha sido.

Porque sí: Zodiac ha finalizado.

Este se ha convertido en el cuarto webcómic en el que estoy de alguna forma implicado y ha terminado. El primero fue el ejemplo más claro de webcómic primerizo, «Las Paridas de La Guarida», con lo bueno y lo malo que eso supone; seguido por el infame «MODOK, cabeza de IMA», que seguía una tendencia memética de 50 tiras copiadas y pegadas con chistes horribles; y finalmente “Apolo”, un cómic de 30 páginas guionizado por JuanSe “Nubis” Gutiérrez como parte del desafío del ‘NaNoWriMo de tebeos’.

Y ahora «Zodiac» se añade a estos como un nuevo logro. Pero también es un logro para su guionista, por supuesto. Por su paciencia, por su pasión tras cada taco de páginas de guion que me iba pasando, por querer que su proyecto acabara completo.

«Zodiac» ha sido, como he dicho muchas veces, todo un desafío. A punto estuve de decir que no a esta oportunidad, y sigo pensando en la acertada decisión que fue decir que sí, que sustituiría a Gon. Y, cuatro años después, los resultados son palpables en el apartado gráfico.

Hubo páginas infames, páginas de prenderles fuego, páginas que habría que mejorar mucho… Pero también hubo trabajos concienzudos, locuras aéreas, tensión, cabreos monumentales, reuniones absurdas, locos cuerdos, muertes desagradables, extrañas maravillas pasadas

Lo repetiré todas las veces que haga falta: los guiones de «Zodiac» conseguían sacarme de mi zona de confort, salirme de las cabezas parlantes y tratar de ser más dinámico. Cuando no tienes experiencia en perspectivas, dinamismo, acción y otras cosas cuesta muchísimo hacer algo como «Zodiac». Pero no me achanté. Tuve que armarme de valor, pasar noches en vela, oír críticas que decían la verdad y, al mismo tiempo, ayudaban a que mejorase a lo largo de las 201 páginas que he dibujado.

Aparte, también me ha ayudado a poder sacar tiempo para poder relajarme y tener ese momento de dibujo que me ayudase a sentirme mejor. Es verdad que los últimos meses han sido muy movidos y no siempre ha habido un viernes con actualización, pero tal vez un sábado o un domingo. Pero pocas veces faltaba a la cita semanal, y si lo hacía era por causas de fuerza mayor.

Lo que, comparado con mi vieja fama de tardar eternidades para hacer una página de Paridas, es un avance gigantesco.

Ah, y también tuvimos que ‘huir’ de Subcultura cuando esta desapareció para realojarnos en Smackjeeves.

mudanza_smackjeeves

Os agradezco a todos los que habéis seguido desde el comienzo, a los que os incorporasteis más tarde, a los que en algún momento abandonaron… Pero, sobre todo, al buen Zel, porque él es el artífice de todo este cambio para mejor.

Sé que hay gente ahí fuera a la que ha habido cosas que le han gustado, otros pues que no, hay quien estoy seguro que hasta tiene el webcómic entre sus menos favoritos o sus más odiados o lo que sea… La cuestión era seguir adelante, saber que podía hacerlo, que no podía defraudar a mi guionista, que podía enfrentarme al reto que suponía un webcómic semanal (más o menos) con piratas, barcos, borracheras, tormentas, atlantes, cíborgs y esas cosas.

«Zodiac» ha acabado y, con ello, una etapa de mi vida.

aries_final.jpg

Pero… ¿Habrá más cosas en el futuro? Pues de eso también me gustaría hablar…

Seguramente durante unos meses, o incluso un año o más, estaré inactivo en lo referido a webcómics, aunque solo sea a la hora de hacerlos. Igual, con este descanso, puedo intentar leer algún webcómic que tenga por ahí abandonado, y me han dicho que ahora existe Faneo

Por supuesto, no quiere decir que vaya a dejar de dibujar, o de escribir, de eso seguirá habiendo.

Seguramente me ponga a hacer diseños y fanart a cascoporro (e incluso cosas que… en fin…).

Tocará retomar el blog de relatos revivido después de su nuevo parón.

E incluso quiero resucitar este blog con más reseñas literarias, que tengo que hablar de «Alucinadas IV», «Terroríficas», «Star Wars: Estrellas perdidas», «El beso del fantasma»…

Pero, si alguno leisteis el «WEEzine X», sabréis que el futuro no hay que temerlo, ni tirar la toalla así como así. Todo lo que he pasado me está preparando. Entre las cosas por escribir y dibujar, tendrán mucho que ver ciertos personajes… Sinopsis y guiones y diseños y rediseños y…

¡Ah, el futuro!

1500x500

Anuncios

Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.




A %d blogueros les gusta esto: