Invadir la seguridad

28 06 2017

Parte del lunes 26 y prácticamente todo el martes 27 han sido unos días de vergüenza ajena. De la grande. Y encima ha tocado cerca, a una amiga, a una persona que se esfuerza y a la que han hundido porque hay miserables en este mundo.

¿De qué hablo? Del evento Gaming Ladies, organizado por Marina Amores (seguro que ya la conocéis por su documental “Mujeres + Videojuegos”) y que se iba a celebrar el 27 de julio.

Digo «iba» porque… bueno, os dejo un resumen de la situación, recopilado por Pepo Jiménez para Voz Populi, quien ha tenido también la buena idea de hablar con Marina al respecto. Y recomiendo leerlo, por tener contexto y antes de seguir.

Por añadir, porque se van a repetir cosas ya dichas por aquí mil y una veces, estaría bien leerse este par de artículos que puse en el blog en su momento, “El paradigma sigue cambiando” (a pesar de ser de 2015, aún resiste al paso del tiempo) y “No te ofendas, es un juego” (que trajo cola… para lo habitual de este blog, digo).

También recomendaría leer este artículo de Mar, la jefa de Todas Gamers, titulado “Una pequeña historia”, y que aun siendo anterior a lo que ha sucedido con Gaming Ladies es relevante. Y es también un ejemplo del hartazgo que se percibe en muchas mujeres y que estos dos días han demostrado que está muy presente.

Uno puede preguntarse ¿por qué un espacio no mixto? ¿No lo pueden usar los de siempre como arma de doble filo? ¿No es otro tipo de discriminación?

Vamos a lo básico… NO: los hombres caucásicos cisheteros, los que nos creemos (y sí, uso primera persona del plural, sé que soy parte del problema… aunque lo de hetero… hace tiempo que no lo veo tan claro) los reyes del mambo de novelas de fantasía y ciencia-ficción, de cómics, de cine y de videojuegos… no somos el centro del Universo, pero sí unos privilegiados. Y nuestro privilegio hace que difícilmente seamos objetivo de discriminación alguna, como no sea a nivel económicos.

Y NO: no podemos sentirnos marginados ni discriminados porque si esto fuese la cadena alimenticia estaríamos muy arriba en la misma.

Y cuando nos hablan de un espacio no mixto se refieren a un espacio seguro, porque precisamente las mujeres, en este caso, no se sienten bienvenidas en absoluto en entornos mixtos. Y ni siquiera los perciben como tales, sino que solo los hombres son bienvenidos. Razón no les falta.

No diré que yo siempre apoyé esa idea del espacio no mixto, porque todos tenemos un pasado y yo también era de los que pensaban que «a ver, si quieren igualdad, ¿por qué nos dejan fuera?». El primer error está en que no existe esa igualdad, nosotros estamos siempre por encima. Imaginad que queréis estar en un evento, en una reunión, y que un grupo de personas os mire como un bicho raro, como alguien fuera de lugar, como un elemento no deseado… ¿Os hacéis a la idea?

Porque eso es lo que muchas mujeres sienten todo el tiempo. Nunca se sienten bienvenidas. Y cuando digo mujeres, también podría decir personas de color, gente LGTB y muchos colectivos más que sufren discriminación. Discriminación que, como ya he dicho alguna vez antes por este blog, no vemos nosotros porque somos los privilegiados, y siempre hablamos de exageraciones y de que se ofenden con nada.

Espacios no mixtos no son solo eventos y conferencias, son también por ejemplo Todas Gamers, FemDevs o Terebi Magazine, por mencionar unos ejemplos. Grupos de mujeres que quieren hablar y dedicarse a lo que les gusta, en este caso videojuegos, tanto a nivel de aficionadas como de desarrolladoras, y que encuentran un apoyo que antes se les negaba. Y demuestran su pasión y su calidad en estos espacios.

Y si aún hay dudas, ya que he mencionado a FemDevs, aquí os dejo su FAQ sobre espacios seguros. Aparte, ese artículo explica muy bien cómo se sienten muchas mujeres en la actualidad.

Entonces, volviendo al tema que abre este artículo… ¿qué nos lleva a los hombres a atacar a una mujer que organiza un evento no mixto? Hay quien dirá que muchas circunstancias, sin embargo, vistas las reacciones a la propuesta de Gaming Ladies, hay dos… no, ¡tres! que cobran mayor peso y son las de siempre: no somos el centro de atención, las mujeres tienen su propia voz (y no son sumisas ante nosotros) y sentimos que invaden nuestro territorio.

… ¿De verdad seguimos pensando que nos invaden la casita del árbol de las narices? Visto lo visto, sí, seguimos con la misma cantinela.

Las reacciones a Gaming Ladies sí que resultan una verdadera invasión. Una invasión a la intimidad y seguridad de mujeres que quieren estar a gusto, les dejamos claro que si no se sienten bienvenidas es porque no lo son, que qué es eso de montar sus propios eventos. Y mirad, ahora mismo la única forma de que se sientan seguras, y eso es algo que os dirán, es entre ellas, solas, sin ningún varón dando la murga.

Pero claro, nos da igual hacer daño a otra persona si con eso conseguimos que nos presten atención de nuevo y que ellas se pongan en su sitio… sea cual sea ese sitio, siempre y cuando no ostenten ningún poder. Nos da igual acosar a alguien hasta que cancele su evento porque resulta que no somos los protagonistas.

De todas formas no iban a ir ni aunque les dejaran, porque ¿sabéis lo peor? Que si el evento fuese mixto, seguramente gran parte de estos energúmenos no sabría del mismo, y de estar a lo mejor perderían el interés, sobre todo cuando se percaten de que no son los verdaderos protagonistas de la función. Esto solo refuerza la necesidad de casito y de apropiarnos de todo que tenemos por norma general.

Y también podríamos haber tenido la sensación de que más de una ponente se encontraría cara a cara con sus acosadores si estos deciden personarse, buscando desconcertarlas y hacerlas parecer como las malas, similar a lo que relata Anita Sarkeesian en Feminist Frequency:

Visto lo visto, se necesitan más espacios no mixtos. Yo no veo más remedio que, hasta que las circunstancias cambien, ellas tengan sus propios lugares, sus propias reuniones.

Sé que varias personas seguirán pensando en todos los misóginos volviendo a decir que «las feminazis nos discriminan» y demás, y que usarán como ariete estos espacios no mixtos… pero ¿nos hemos parado a escuchar a las mujeres? Tras el asunto de Gaming Ladies, ellas lo tienen bien claro, igual nosotros deberíamos escuchar y dejar que hagan lo que crean mejor para ellas en vez de pontificar y creernos más feministas que las feministas. Ellas tienen el control, por mucho que nos escueza por estar malcriados pensando que nosotros mandamos y nadie más.

Y todo se puede discutir de forma civilizada, solo que nosotros no somos capaces ni de debatir ni de escuchar.

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

28 06 2017
Marthis

Cada vez que saltan cosas así siento verguenza por mi sexo. Soy hombre, soy gamer y nunca en mi vida discrimne a otra persona en una convención (ni hombre ni mujer). Cuando yo voy a una convención o un evento lo que quiero es ir y pasar bien mientras comparto con otras personas mi amor por el tema de la convención (sea comics, juegos, películas, etc). Ver que hay gente que se dedica a acosar chicas en estos lugares me llena de dolor y pena, uno va a pasarla bien no a hacer sufrir al resto.
En el caso de esta convención es triste que se haya cancelado por presiones de gente que no tiene nada que ver con el mundo de los videojuegos. Muchos de los que empezaron a amenazar eran miembros de foros y grupos que no tienen nada que ver con la convención (y si hubiera sido mixta no les hubiera interesado).
Realmente una pena, pero entiendo que King haya decidido dar un paso atrás. La idea era que las chicas se sintieran seguras y no amenazadas por lo que podría haber llegado a hacer alguno de los enfermos que las amenazó por Twitter u otras redes.
Un abrazo desde Uruguay y esperemos cada vez ser más los que queremos que todo el mundo (sean del sexo que sean) se sientan cómodos en todas las convenciones y eventos.

30 06 2017
John Wheel

Es más cómodo pensar que los espacios normales son igualitarios y que si no van más mujeres es porque no existen. Es más cómodo pretender que no son de verdad cuando se juntan todas las que no quieren estar para divertirse por su cuenta. Es más cómodo que sean invisibles y demostrar que no pasa nada, o que te están discriminando porque no les caes bien.

1 07 2017
Chuck Draug

Exactamente: comodidad. Y como algo nos incomada, ¡BUM!, salta el resorte.

1 07 2017
Chuck Draug

No hay discriminación hacia el hombre. No existe. Puede preocuparnos la situación, sin embargo no podemos equiparar una discriminación que no existe con una que es demasiado real y palpable todos los días.

Y el enlace en FemDevs deja bien claro esto, aparte del porqué de un espacio no mixto. Pero sí: si el evento fuese mixto, más de un hombre ni sabría de su existencia, no se habría armado este revuelo. Cuando no nos hemos visto protagonistas ni tenemos control sobre las mujeres ha sido cuando hemos saltado.

De ahí que sea imposible que nos sintamos discriminados: tenemos el poder por defecto.

1 07 2017
Marthis

Quizás me malinterpretaste. Cuando dije que no discriminaba a nadie (sea hombre o mujer). Lo dije en todos los aspectos que se puede discriminar a alguien (orientación sexual, ingresos económicos, religión, origen étnico, etc).
Obviamente tenemos el poder por defecto y esta perfecto que ellas quieran hacer un evento donde se sientan seguras. Realmente me da asco que las hayan salido amenazar y a insultar. Creo que todos queremos tener un lugar donde sentirnos seguros.

1 07 2017
Chuck Draug

Pues muchas gracias por la aclaración y disculpas, es que estos días están siendo… en fin… un tanto tensos. Esperemos que la cosa mejore, aunque tardará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: