Cinebasura, amor por lo cutre

4 02 2017

Esto es algo que bastante gente sabe: hay películas que disfrutas incluso aunque sean horribles (lo de «son tan malas que se vuelven buenas» que decimos para autoconvencernos de que no hacemos nada malo). Son películas que de cutres se convierten en joyas para ciertas personas.

¿Quién no ha oído hablar de “Plan 9 del espacio exterior”, de “Troll 2”, de “The Room”, de “Manos, Hands of Fate” y tantas otras?

Estas son películas que a lo mejor cuando las ves solo te aburren o te provocan vergüenza ajena, pero en compañía se convierten en todo un espectáculo pese a la anteriormente comentada vergüenza ajena. Existe cierto poder cuando varias personas se congregan a ver esta diarrea cinematográfica…

… O simplemente es que queremos echarnos unas risas, crueles o no, y punto, y mejor en compañía, para sentirnos arropados ante las heces fílmicas.

El cine cutre casi podría ser un género en sí mismo. Y hay quien quiere replicar esa cutrez aposta y luego salen cosas como “Sharknado”, que de tanto intentarlo son un peñazo vistas tanto solo como en compañía.

Pues la película que voy a comentar es una muestra de amor a este cine colonoscopia: “Cinebasura, la peli”.

verkami_b1d305c89c5f56b0170d9145f31fc3bb

La película la vi la semana pasada, en su ¿glorioso? preestreno durante la apertura de la sexta CutreCon (y fue la única película que pude ver en el festival porque tengo una agenda chunga), pero le he querido dar un tiempecillo para rumiarla y pensarla en frío. Y creo que una semana es suficiente tiempo.

Me ha gustado. Y me he reído mucho. Más de lo esperado.

Vale, ahora es cuando viene mi opinión en un tocho…

Con su título, “Cinebasura, la peli” bien podría ser una “Sharknado”, una película que pretende a sabiendas ser cutre. Sin embargo, si uno se acerca, verá que no busca ser otra película cutre aposta. Se sirve de la cutrez para desmontar tropos, reírnos con y de esta clase de películas, y mandar un mensaje claro: podemos disfrutar del cine de cualquier tipo sin hablar de placeres culpables en plan eufemismo barato, que nos tomemos el cine no demasiado en serio, porque como dice Paco Fox en la propia película:

Puedo ver “El séptimo sello” por la mañana, “Los Vengadores” por la tarde y “The Room” por la noche.

Y esa es la filosofía de “Cinebasura, la peli”, cuyos orígenes se remontan a “Videofobia”, a su vez derivado del “Cinebasura” de Movistar+ (si alguna vez habéis visto “Trash entre amigos”, “VHZ” o “Cinemascupe”, pues de eso va: de comentar películas cutres y reírse de lo lindo).

¿De qué va “Cinebasura, la peli”? Es difícil decir que va de algo cuando tu película tiene una trama así por debajo para hilar sketches. Sketches que te dan más risas de las que esperas, pero sketches a fin de cuentas. Nada malo con eso, simplemente lo comento para que nadie se espere cosas que no son.

Vamos a intentarlo… Tenemos a dos videobloggers, Miguel Ángel y Paco (interpretados por Miguel Ángel Aijón y Paco Fox, respectivamente, dando vida a unas versiones exageradas de sí mismos) cuyo programa en Internet, “Cinebasura”, es atacado por las críticas de De Zara, un tertuliano gafapasta (Carlos Zapata). Al intentar grabar un vídeo de respuesta entran por accidente en una película cutre… y al salir de esta se han traído toda esa cutrez con ellos, y dicha cutrez comienza a invadir el mundo… o Madrid… o más bien Moratalaz.

¿Qué clase de cutrez? Fallos de sonido y de raccord, micrófonos que invaden la escena, CGI del malo, monstruos que en realidad son personas con disfraces baratos, bandas de punks, zombis, terroristas, despelotes gratuitos… Y en su peculiar deambular les acompaña Topanga (Natalia Bilbao), cámara y única persona sensata que queda en Moratalaz, aunque hasta ella empieza a encontrar cierto disfrute en lo cutre mientras intentan devolver todo a la normalidad, o lo más próximo a esta.

Es decir, la película pone en una batidora todas esas cutreces obvias con un poco de “Permanezcan en sintonía” y “El último gran héroe”. Y, como digo, esta trama no es tan importante porque sirve para irnos presentando sketches, buena parte de ellos bebiendo y riéndose de los tropos que caracterizan a las películas más infames que puedas encontrarte, tales como todas esas criaturas cutrísimas, el terrible síndrome de Pitufina (aunque esto no es solo síntoma del cine cutre, y Natalia Bilbao defiende bastante bien a su Topanga, y el guion permite burlarse del tropo… no lo suficiente, me temo, aunque se agradece el esfuerzo), o los típicos adolescentes que buscan perder su virginidad, o… ya lo vais pillando.

Por supuesto, hay muchas más burlas y más variadas que estas, e incluso pueden alcanzar al cine más mainstream, no solo al cutre.

Eso sí, no se ahoga (ni nos ahoga) en referencias, aunque estas existen, y hay chistes que puedes entender sin saber que cierta escena es una parodia de una infamia sacada de una película muy infame. ¿Por qué? Porque en vez de hacer un «mirad, esta mierda la hemos sacado de aquí, ¡miradlo!» típico de una “Movie”, toman la esencia de esa mierda y la trasladan a la película. Hace lo que una buena película paródica debe hacer: toma lo básico, lo esencial, lo traslada y se ríe de ello sin que tengas que haber visto alguna de las películas que referencie.

Entonces… ¿el humor funciona? Salvando algunos chistes escatológicos (muy pocos) y sobre desnudos (solo hay uno que me hiciera gracia y creo que fue de chiripa), a mí me sorprendió cómo incluso los chistes malos-MALOS funcionan. No quiere decir que no haya buenos chistes ni escenas para enmarcar, porque los hay, y destaco aquí la forma en que se derrota a un grupo de zombis (tan absurda como bien pensada), la parodia de las películas que usan grabaciones de cámara en mano (found footage) y el maravilloso homenaje a los videojuegos retro.

Es una película que no da descanso (bueno, algún pequeño receso se permite) y mantener el humor durante hora y media puede ser cansado, y la cinta no se resiente.

Y esa es otra, a pesar de un comienzo un tanto lento y soso, con un montaje algo atropellado (según sus creadores es una decisión consciente porque si no la película tardaría aún más en arrancar), el ritmo casi no se detiene, es un ir y venir de personajes, de chistes y de absurdo. Y para ser una película basada en el cine cutre y de aficionados, tiene una factura bastante notable cuando no está mostrando cutreces en pantalla (esto es intencionado). E incluso para lo cutre tiene una calidad bastante buena.

Algo que ojalá se hubiera trasladado a la banda sonora. A pesar de contar con Chuck y Eli Cirino como compositores (Chuck es responsable, entre otras, de la BSO de “Death Stalker II”, de donde sale el leitmotiv de “Videofobia”), en general esta pasa desapercibida, a veces haciéndose notar, como su tema principal, que me encanta y rinde cierto homenaje a “Death Stalker II”…

… pero el resto ni está ni se le espera. Lo que es una lástima, porque si algo caracteriza también al cine cutre es que su banda sonora se lo tenga más creído que la propia película, con sus temas de organillo Casio y ritmos electrónicos varios.

Los temas que se incluyen aparte de las composiciones de Cirino están bien, aunque la canción en los créditos de Zorman, que sale también en el tráiler, me chirría. Pero bueno, si de primeras no me gusta el trabajo de Zorman, que me parece como poco irritante, lo raro sería que me hubiese gustado esta composición.

A nivel de actuación, seguro que nadie espera actuaciones estelares. No las hay. Tampoco hay un desastre fílmico.

El reparto en general está formado por aficionados, y con todo su nivel de actuación no es malo. También hay gente con algo más de tablas y, sí, se nota cierto desnivel (especialmente Carlos Zapata, de lo mejor en el plantel), y sin embargo no es un abismo actoral. Lo interesante aquí es que, independientemente del nivel de actuación de cada cual, todos los personajes parecen estar hechos para sus actores, llegando incluso a la improvisación (y si se hace así de bien me tienen ganadísimo). Eso hace que, pese a los consabidos momentos de sobreactuación, se sientan naturales, cómodos. Estúpidos en ocasiones, pero no chirrían.

Quiero decir, incluso sorprende ver a Paco Fox, experto en su alter-ego charlatán y graciosete, en una escena dramática sin salirse de su personaje y consiguiendo convencer que hasta él puede ponerse serio.

Digo cosas buenas y doy algunas puntillitas, pero ¿hay algo que considere realmente malo, chistes que no funcionen aparte?

Tal vez el problema que me plantea esta película es si realmente puede salirse de su nicho concreto, el consumidor de cine cutre. Porque aunque no abuse de referencias y la esencia de ese amor por el cine cutre está ahí, no sé hasta qué punto una persona que no ve cine basura puede disfrutar de una película sobre dos videobloggers y su colega cámara salvando el mundo de la cutrez.

Así que… ¿recomiendo “Cinebasura, la peli”? Uff… Es una pregunta dificililla. Si os gusta el cine cutre y queréis una carta de amor a este, podéis darle una oportunidad; si esta clase de pelis no os va, igual deberíais ir con cierta precaución…

… De todas formas aún queda tiempo para que la estrenen «de verdad», esto ha sido mi opinión a raíz del preestreno.

Ah, por cierto, salí como extra en un par de escenas. Apenas se me ve, porque en una salgo casi al final (haciendo bonitos aspavientos al correr) y en otra llevo una máscara de gorila porque a ver, toda película cutre necesita un gorila…

… Pero ¿vosotros podéis decir que habéis salido en una película donde están Paco Fox, Miguel Ángel Aijón, Natalia Bilbao, Carlos Zapata y Amarna Miller (sí, la menciono ahora gratuitamente, como su cameo)? Bueno, sí, el resto del reparto… y los otros y numerosos extras, claro…

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

4 02 2017
John Wheel

Zolman sólo tiene una canción. Si no te gustó hace tres años no te va a gustar ahora 😄

8 02 2017
Alberto

I was here!
Ohhh my Goooood!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: