Once años

29 01 2017

«Un 29 de enero de hace once años…»

Vaya… pienso en ello y no puedo dejar de darle vueltas. Once años ya. Y en febrero cuatro desde que terminó. Aquellos primeros pasos, esa experiencia, esos altibajos, y todo lo que he recorrido en este tiempo.

Hace once años, una androide de larga cabellera se convertía en el primer personaje en aparecer en un webcómic primerizo, donde el autor se autoinsertó porque sí, aparecieron más personajes, algunos incluso siguen siendo recordados a día de hoy, y hubo muchos, muchos cameos. Mucho antes de que “La tira cómica de Spooky” o “Piratas del Cariberáneo” abusaran de los cameos, un webcómic se les había adelantado.

lpdlg_title2.png

Obviamente, hablo de “Las Paridas de La Guarida” (a partir de ahora “Las Paridas” o “LPdLG”, para acortar), el que es considerado mi primer webcómic, si omitimos una bosta garystuístca hecha con sprites surgida de un foro de fans de Megaman… aunque ciertos personajes nacieron en esa hez.

Alguno se preguntará que por qué no hablé de “Las Paridas” el año pasado, por eso del décimo aniversario, número redondo y tal. Ya sabéis que no estaba yo muy en condiciones el año pasado (y el anterior), y un aniversario es un aniversario. Aparte, ¿qué tiene de feo el 11? Dos unos juntos, ¿no es bonito también?

Ejem… No nos desviemos…

El año 2006 fue el año que descubrí que existía una comunidad de webcómics en español. En aquella época lo que sabía de webcómics se reducía a PVP, Penny Arcade y VGCats. Todo en inglés, pero ni idea de que había en español. Sí sabía que mi amiga Mirian dibujaba tiras en su blog “Gothic Paranoid” o que un tal Defriki dibuja algo llamado “A Friki’s Life”, pero desconocía algo llamado WEE.

“Las Paridas” nació como las tiras de mi antiguo blog, “La Guarida de Sekhmet” (del que toma prestado el nombre), pero pronto adquirieron una entidad propia.

tumblr_muzkxlW5l21sjowe9o1_500.jpg

El nivel de locura de estas tres viñetas fue el culmen de lo referencial y estúpido. Y a día de hoy, sigo sin arrepentirme.

La mejor definición para “Las Paridas” es la de badfic ilustrado. Lo es, solo tenéis que fijaros en la premisa: yo mismo viviendo en el mismo apartamento doble junto a su alter-ego fanpírico (Mordekaim), un par de personajes creados en partidas de rol (Fëadraug y Yaiba), tres personajes de un sprite-cómic-fanfic-de-Megaman-Zero (Sekhmet, Sacmis y Monty) y una superheroína olvidada tiempo ha (Clara). Luego ya iría añadiendo más personajes, como cierta rata espacial (Mike), cierto amigo de la infancia de Clara (Lucas) o muchos y totalmente innecesarios cameos (te estoy mirando fijamente, Wade Wilson… ¡y a ti también, Yukari Yakumo!).

La típica tira de frikis viviendo juntos que en el mundillo anglosajón llevaban años y años, pero entre los que hablamos español era lo nuevo (de esta época son “¡Eh, tío!” y “Los jevivoladores chiflados”, ahora superveteranos de la escena).

Podría hablaros de lo mucho que cambia el dibujo de unas páginas a otras, de lo horrible de todo al principio, de la irregular publicación llegados a un punto en que los estudios (y después el trabajo) no me dejaban avanzar tanto como quería, de cómo no puedes hacer una historia improvisada para luego tratar de darle sentido o guion sin salir escaldado, de todas las bajonas y el autodesprecio que me he infligido…

… Pero no estoy aquí para hablar de lo que todo el mundo sabe, de todo lo negativo. Ya sabéis que aquello tuvo un montón de potencial desperdiciado.

tumblr_mv91tepnvh1sjowe9o1_500

“This is fine…”

Vengo a hablar de lo que me ha aportado este webcómic con el tiempo, y de las consecuencias de haber pintarrajeado unas páginas y haberlas publicado por estos lares. Tras once años desde su inicio y casi cuatro de su cierre, he cambiado. Y mi visión de lo que significó, también.

  • Este fue el webcómic que consiguió que volviera a dibujar, algo que con la universidad se había vuelto cada vez más y más escaso. Aunque luego fuese a un ritmo irregular, consiguió que volviera a agarrar un lápiz y garabateara.
  • Fue el webcómic que me hizo comprender que cuando publicas algo y dejas que la gente comente, no todos dirán cosas bonitas. Y que debes leer las críticas, analizarlas, aprender y tomar decisiones.
  • Fue el webcómic que me hizo ver que mi forma de contar historias son los tebeos. Es con la que me siento más cómodo y seguro. Sí, he intentado también la prosa, y aunque no lo hago mal, si tengo que elegir, prefiero los cómics, guionice yo o venga el guion de otra persona.
  • Fue el webcómic que pese a la cantidad absurda de cameos me demostró que podía sacar algo propio, que había una oportunidad de dejar que la imaginación creara personajes con los que, al final, me acabé encariñando. Porque se lo merecen.
  • Fue el webcómic que me abrió a una nueva comunidad, a nuevos contactos y amigos. Puede que más de uno de ellos esté teniendo más éxito, les publiquen editoriales o se autoediten, pero hay aún un vínculo ahí formado.
  • Fue un webcómic que hizo que empezase a abrirme, a ver un mundo más allá. Por todo lo que he dicho arriba.
tumblr_muvo5gfkut1sjowe9o1_500

Algún día tendrás un premio de verdad, Clara. Algún día…

Pensar en todo lo que ha pasado, en lo que fui y en lo que soy… y en todo lo que le debo a “LPdLG”, más de lo que en su momento podía imaginar. Siempre he tendido a ver lo negativo, pero incluso en un webcómic como este, se puede encontrar algo bueno, algo positivo.

Sin “LPdLG”, no estaría haciendo ahora “Zodiac”. Sin ese webcómic, no habría hecho muchas cosas, ni habría conocido a mucha gente. Tanto dentro del cómic como fuera, las cosas cambiaron, y siguen cambiando. No seré reconocido ni una gloria, pertenezco a una inexistente Vieja Guardia, y aquí estoy, rememorando lo bueno que me dejó un webcómic que no fue tan horrible como decía en el pasado.

Puede que ahora las cosas no pinten tan bien para mí en lo que a webcómics se refiere, “Zodiac” aparte. Es como si quitando el dibujar, los webcómics hubieran ido perdiendo interés. Ya lo comenté cuando hablé de “El Vosque”, y aún me siento así. ¿Me he hecho viejo? ¿Ha pasado mi tiempo?

No lo sé. No diré que no me importa porque los webcómics han sido parte de mí estos años. No quiero pensar en que jamás mostraré ese webcómic que nunca llega de Clara, o en que no llegaría el día en que Monty y Mike sean rescatados del olvido y vuelvan a ser las estrellas que creían haber sido.

Solo sé que debo decirlo, una vez más, como hice hace cuatro años. Porque necesita que se lo repita, esta vez incluso con más alegría que entonces.

Gracias, “Las Paridas de La Guarida”.

tumblr_mv92crdmfp1sjowe9o1_500

Anuncios

Acciones

Information

One response

30 01 2017
John Wheel

¿Que historias son esas de no hacer el cómic de Clara? Mira que me enfado. Que me enfado, que me enfado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: