El fanart y yo

19 11 2016

Como más de una cosa que comento por aquí, esta historia tienes sus orígenes en Twitter. Concretamente, en un hilo de tuits desde la cuenta de NEUH (No Es Un Hobby):

A raíz de eso yo también escribí un hilo de tuits sobre mi visión de este tema, pero aunque esos tuits siguen ahí, es mejor organizarlo, ampliarlo y ponerlo por aquí, ¿no?

En teoría, hablaría desde la perspectiva de quien hace fanarts, pero en este texto voy a mezclar esa visión con la de alguien que también ha recibido fanarts. Estar en ambos lados ayuda también a tener cierta perspectiva del tema, aunque sea a nivel aficionado…

Y aunque es demasiado obvio, ya advierto: esto es solo una opinión, es mi visión. No es ninguna Verdad Absoluta. Y los comentarios están abiertos como siempre, listos para el debate y las opiniones.

Fanarts llenos de amor

A mí me gusta hacer fanarts, como a más de uno. Ya sabéis que tiempo libre no tengo en abundancia, y la parte de dibujante la ocupa sobre todo “Zodiac”, pero cuando rasco algunos minutos (con suerte horas), pues puede caer algún pequeño boceto (de esos no enseño)… o lo que suele pasar y sí enseño, un fanart, aunque antes también podía ser contenido original (por desgracia es algo que, de momento, ha decaído brutalmente).

Creo que uno de los ejemplos más claros de mi gusto por los fanarts está en el Inktober de este año. Durante octubre me dediqué a dibujar y entintar una serie de villanos de DC y de Marvel. Aparte de la experiencia de alejarse del entintado digital para volver al tradicional (no soy un profesional, con un rotulador y un Pilot me apaño), estaba esa forma de mostrar mi respeto a varios personajes de ambas editoriales.

Y aunque demuestro también mi amor, respeto y afición por trabajos de gente sin tanto alcance como estos dos gigantes, proyectos algo más pequeños y personales aunque con su público nada despreciable…

… Creo que lo que más me gusta, al final, es demostrar el aprecio por la obra de gente más cercana.

tumblr_mv6ry4jrx21sjowe9o1_500

Ilustración para el tomo 2 de “RIP” de Aitor Eraña.

tumblr_mv6squjqtm1sjowe9o1_500

Ilustración para “Proyecto Jhakeva” de Mirian Frías.

tumblr_myh4o4vkzk1sjowe9o1_500

Ilustración para “Mixto V” de Pedro de Matos.

En este último caso, me parece que la muestra de respeto y amor es mucho mayor, por ser, como digo, personas más cercanas en el terreno social y personal. Gente que conoces de hace años, gente que te ve como una inspiración, buenos colegas… Lo que sea. Crean contenido y tú les muestras tu apoyo versionando su obra. ¡Incluso ellos hacen lo propio con tus creaciones!

Para mí es eso: otra forma más allá de los comentarios de decirles que aprecias su trabajo, con sus más y sus menos, que quieres más y que sigan evolucionando y currándoselo…

… Pero por supuesto, no todo el mundo lo ve así.

¿Empapelado por un dibujo?

Creo que todos sabemos bien que aquí entran los derechos de autor, la propiedad intelectual y demás en juego… Pero como no tengo una idea profunda de estos temas porque las leyes no son mi fuerte, aparte de que hay diferentes legislaciones según el país incluso sobre obras derivadas (y luego está también Creative Commons), igual este vídeo de la ComicCon de 2012 puede ser más explicativo (aunque ojo, está en inglés y sin subtitular):

Como os digo, yo de este tema tengo muy poca idea, aunque algo tengo claro: que el beneficio económico va a ser algo en lo que jamás piense. Porque no son mis personajes. ¿Ganarte el pan con los personajes de otros? Incluso un encargo se me haría cuesta arriba. Y supongo que en realidad no es solo la cuestión económica, sino la moral: una cosa es, gratuitamente, mostrar mi respeto a una obra; otra es cobrar por esa muestra de cariño, propia o ajena, porque da la sensación de aprovecharte del trabajo ajeno para sacar rédito.

Aun así, con la sombra de las grandes como Disney o Warner, a veces uno tiene miedo de que alguien cargue contra ti por un fanart, por muy gratuito que sea… aunque al final resulte que mira, ni siquiera saben que existes.

Llamadme idiota, pero pese a las coñas de «Marvel me denunciará por la chorrada aquella de MODOK», en alguna parte de mi mente estaba dando vueltas asustado. Curioso porque el berenjenal aquel que fueron Las Paridas tenía más papeletas…

… Pero al final queda en un miedo irracional… bueno, igual no tan irracional viendo quiénes son los dueños…

El vídeo de antes explicaba bien que a las empresas eso no le suele interesar porque generalmente solo te miran con mal ojo cuando hay dinero de por medio. O cuando la leyenda urbana de la guardería cerrada por Disney por un mural de Mickey Mouse surge.

Aparte, ¿cargar contra tu base de fans? ¿Contra la gente que compra tus productos?  Seguramente hasta ellos lo saben y por eso dejan hacer mientras no haya una competencia directa, por decirlo de algún modo…

… Y con todo, hay gente ahí fuera a la que no le gustan los fanarts o los fanfics de sus creaciones. Y eso es respetable, y aquí viene otra cuestión: el respeto a la obra y quien la crea.

El respeto al original

Ya no es solo el discurso de que hay que reconocer la autoría original (de eso hablé hace unos años y no ha cambiado mucho mi opinión al respecto), sino también qué es lo que nos ofrece la obra original

Hay algo que me molesta de muchos dibujos NSFW (Not Safe For Work – ¡Que no mires eso en el ordenador del curro, copón!) y es cómo se desvirtúan los personajes originales. No es «¡no puedes hacer porno de mis dibujos!», no hablo de poner puertas al campo (pero ya digo que me cansa y me indigna la recurrente fantasía de la violación). Hablo de situaciones “fuera de personaje”, en el que te pasas por el forro el material original sin respeto al mismo, y no se queda solo en el NSFW.

Porque tu headcanon, tu visión de la obra, aunque no encajará al 100% con la obra original, puede sin embargo convivir en relativa armonía, chocando sin llegar a un enfrentamiento violento.

Por eso no tengo problema con las interpretaciones de los fans de personajes más flexibles como en el último juego de Blizzard, “Overwatch”; o con bastantes obras que reinterpretan personajes clásicos cambiando ciertos aspectos para dar un universo alternativo (aquí por ejemplo metería a “Jacks, Holmes y un par de Colts”, aunque al usar personajes de domino público igual es ‘trampa’). Porque con sus diferencias eres consciente de qué estás tomando como referencia. Y tu visión puede ser distinta, pero nunca olvidas ese origen.

Cuando algo está más fijo, tiene un carácter más inamovible, o cuando desvirtúas una parte que se considera importante de la obra original (por muy flexible que esta pueda ser), ahí igual hay que pensárselo más por no faltar a la obra original ni a su creador. Confundir la flexibilidad con pasarte por el forro de los pantalones la obra original, por mucho que digan «es solo un dibujo», pues no me agrada en absoluto.

Ahora, esto es un pensamiento, en realidad, muy reciente, porque a mí en su momento no me molestó que un lagarto vicioso se lo montase con cierta pelirroja; ahora tuerzo el gesto pero no por el desnudo, no por el acto: es por la falta de coherencia de uno de los personajes implicados. De ella, concretamente. Va contra el personaje y su naturaleza, a fin de cuentas (aunque no es precisamente un personaje muy desarrollado más allá de mis ideas, claro, pero es una lección aprendida), y es algo en lo que incluso yo he caído con una creación propia y que, a día de hoy, no volvería a hacer, no con un personaje, ni propio ni ajeno, que esté pensado para algo distinto al erotismo y similares.

Porque para ese contenido subido de tono… pues prefiero crear algo original… aunque igual no tenga tanta visibilidad por ser contenido original…

Y aprovechando esto de “lo original”, me gustaría hablar de la frustración que produce que tus fanarts tengan más reconocimiento que tus creaciones originales… esto ya no tiene que ver con tu respeto a la obra original o el copyright

Esto es algo personal

El trabajo del creador de contenidos no es siempre un campo de rosas. Hay mucho esfuerzo detrás de cada dibujo, de cada relato, de cada obra original o derivada. Y aunque en principio todo tenga un carácter egoísta, porque lo creas para ti mismo, uno también quiere mostrar su trabajo (vale, esto también tiene su dosis de ego) y que otros lo aprecien. Y como pasa, recibirás buenas y malas opiniones y críticas. Pero de capear ese temporal no hablo aquí…

… Hablo de algo que he visto a bastante gente, amigos míos incluso. La frustración de que haces un dibujo que no deja de ser un fanart y lo ves reblogueado, retuiteado, compartido (con su fuente original, claro) multitud de veces; pero cuando haces algo original, algo tuyo, este no tiene ni el mismo reconocimiento ni la misma repercusión.

Bueno, a mí también me ha pasado. Solo que no soy alguien con mucho reconocimiento ni peso. Pero se entiende la frustración porque yo también paso por ahí, da igual si mi escala es mucho menor que en otros casos.

Todos los dibujos que uno hace, todos los relatos que escriben, tiene, como digo, un esfuerzo detrás. Unas líneas abocetadas, otras más fijas, tintas, colores, borradores, letras, revisiones… Y seguramente, por no decir que es impepinable, le dediques más a tu contenido original que a un fanart. A fin de cuentas, las obras derivadas parten de un material que ya existe, y lo original tiene un esfuerzo extra: creas desde cero, incluso con tus inspiraciones externas.

Así que es normal esa frustración. Y yo no vengo aquí a dar soluciones ni remedios milagrosos porque estoy en esa misma situación por muy medianía que sea. Solo quiero compartir lo que siento y que no es muy distinto a lo dicho por otros.

Y no se soluciona tan fácilmente diciendo que hay que seguir intentando y (auto)promocionarse sin caer en el spam. Aquí estamos muchos y no hay ninguna fórmula mágica que nos ayude.

Vamos cerrando

Los fanarts, como los fanfics, como cualquier otra obra derivada, son para mí una declaración de apoyo y amor a la obra original. Hay zarandajas legales y respeto a dicha obra de por medio. Yo solo quiero expresar ese amor y ese respeto, no quiero que mi obra desvirtúe exageradamente la original, ni intencionadamente ni sin querer.

Y ojalá más tiempo para fanarts, y para contenido original. Porque mucha ingeniería, pero me dais un lápiz y un papel para garabatear y si me pilláis inspirado, me hacéis feliz.

EDITADO (27/11/2016): Por aclarar las cosas… si alguien va a hacer fanarts o fanfics subidillos de tono de algo mío, lo suyo sería no salirse demasiado de los personajes (ya digo que lo de Spooky es muy OOC). Nuevamente, no son los actos, no son los desnudos, es pensar si el personaje haría eso o no… Aunque al final cada uno hará lo que le plazca, que me lo veo venir. xD

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: