A bordo del Zodiac

21 05 2016

Cuando hablé de “El Vosque”, dije que una de las razones por las que no le había dado una patada a los webcómics era que había vuelto a dibujar uno. Y ese webcómic es “Zodiac”.

miscelanea_cabecera_imagen_archivo

¿Qué es “Zodiac”? Es un cómic situado a finales del siglo XVI, protagonizado por unos bucaneros españoles a bordo de una peculiar nave, el “Zodiac”, sirviendo al Imperio Español y fastidiando a los ingleses cuando tienen ocasión. Es un cómic que mezcla la Historia con un montón de elementos fantásticos, incluyendo tecnología atlante muy avanzada, con pistas sobre la verdadera identidad de algunos de sus tripulantes y una mezcla de acción, humor y drama.

Todo ello guionizado por Alfredo “Zel” Murillo, que tenía este proyecto por ahí rondando hasta que al final encontró en Gonzalo San Martín la persona adecuada para que por fin viera la luz como es debido. Y conociendo a ambos, esperaba algo bueno. Y me estaba gustando lo que hacían, incluso cuando Gon tenía que apurar las páginas el dúo te dejaba satisfecho…

… Hasta que Gon ya estaba hasta arriba de cosas que hacer (la vida del animador, es lo que tiene), y aun así siguió cumpliendo hasta el final del primer episodio. Por fortuna Zel ya tenía sustituto pocas semanas antes de que el episodio terminara…

… Y ese era yo.

Era verano de 2014, yo no estaba haciendo ningún webcómic. Ese año había terminado “Apolo”, un cómic de 30 páginas guionizado por JuanSe “Nubis” Gutiérrez como parte del desafío del ‘NaNoWriMo de tebeos’. Pero los tiempos del primerizo “Las Paridas de La Guarida” o del infame “MODOK, cabeza de IMA” ya habían pasado, y yo estaba un poco de retiro.

Ahora diréis “bueno, en ese momento no estabas haciendo nada, fue un ‘sí’ directo, ¿no?”.

No lo fue.

De hecho, a punto estuve de darle un ‘no’ definitivo. Había pensado “oye, tengo aún el proyecto del webcómic aquel que protagonizaría Clara… sí, ya sabes, esa Clara…” y tenía pensado ponerme a ello. Pero Zel me dio tiempo a pensarme la respuesta y al final, tras darle unas pocas de vueltas, decidí que sí, que sería el sustituto de Gon una vez terminara el primer episodio.

Y sinceramente, haber dado marcha atrás y haber dicho ‘sí’ ha sido una decisión de la que puedo estar orgulloso. Y que Clarita se espere.

cabecera_t2

Han sido en total noventa páginas de este segundo episodio. Uno puede pensar que tantas páginas en dos años no son gran cosa, pero teniendo en cuenta que son a página por semana y mi historial poco prometedor de publicación en mis comienzos, ha sido todo un logro para mí. Cierto, ha habido semanas en que no se publicó su correspondiente página (vacaciones o problemas técnicos), pero en general, hemos intentado que “Zodiac” tuviera movimiento cada viernes.

Aun así, había algo que siempre estaba ahí: la sombra del predecesor. Solo deciros que el episodio 1 terminaba con esta página y el 2 comenzaba con esta otra. La diferencia entre Gon y yo era abismal entonces, y ahora sigue siendo muy grande también, pero también es grande la diferencia entre mi yo del 1 de agosto de 2014 y mi yo de ayer con la última página del episodio 2. Porque sí, tienes al principio esa sensación de “¿estaré a la altura de mi predecesor?”, pero es algo que tienes que desprenderte porque si no, no llegarás lejos.

Mi verdadero rival era siempre yo mismo. Tenía que espabilar, dejar de estar acomodado. Había recibido a un elenco muy peculiar que necesitaba que una mano menos experimentada los trajera de vuelta. Los lectores tenían más que asumido que habría un cambio de dibujante, ya si era para peor o para mejor no importaba. Pero ahí estaba yo, con unos personajes a los que había visto desde las gradas como otro lector más, y de pronto era mi responsabilidad que Aries y compañía lucieran sus mejores galas… más o menos, a ver, que son corsarios al servicio de Felipe II, tampoco les exijamos tanto.

Pero ahí estaba yo, uno de los webcomiqueros de la “vieja guardia” enfrentándome a un cómic como si acabara de empezar a dibujar tebeos. Mirando lo que hacía, revisando, incluso rehaciendo viñetas que en lápiz parecían estar bien pero cuando las veía en la pantalla no estaban tan bien. He tenido varios jueves de insomnio precisamente batallando con estas páginas…

… Y tenía que cumplir. Cumplir con la calidad, cumplir con la periodicidad. El Carlos de “Las Paridas de La Guarida” tenía que cambiar, ya había demostrado con “Apolo” que era posible, y “Zodiac” era la prueba de fuego en todos los sentidos, había que sacar tiempo aunque el trabajo fuese puñetero, había que intentar hacerlo lo mejor posible. De ahí, como digo, que yo sea mi propio rival.

Y como dije cuando hablé de “Apolo” también en este blog, un guion ajeno hace que te salgas de tu zona de confort, y con “Zodiac” el cambio ha sido incluso más notorio, ya no solamente por el tema de que haya peleas, planos generales con bastante detalle… es que en el tiempo es mucho más largo.

Claro que uno puede tenerse a sí mismo de rival, darse tirones de oreja… pero siempre es bueno que alguien de fuera venga y te dé esos tirones. Y ahí están los comentarios del webcómic. Y uno nunca dejará de estar agradecido a gente como Ovi que tan pronto te alaba por tu buen trabajo como barre el suelo contigo sacándote tus defectos. Pero siempre, siempre, con el ánimo de ayudar a que mejore, no es destrucción a mansalva, es ser sincero y constructivo. Y creo que las palabras de Ovi han sido de las más motivadoras con diferencia en todo este tiempo.

Y toda esa combianción de esfuerzo y dedicación y palos se notan. Vamos, cuando tuve aquella bajona gorda a finales de 2015 ya os conté que era uno de los pocos placeres que tenía e incluso mostré un ejemplo rápido: un primer plano de Escorpio, el médico-cíborg (no me lo invento) del Zodiac:

escorpio_comparacionQue parece una tontería, y más con un primer plano, una cosa tan sencilla… Pero el tener más soltura con los personajes, el estar continuamente dibujándolos hasta que te cuesta menos hacerlos se nota. Por supuesto, otros planos y perspectivas añaden dificultad, pero con el tiempo estos personajes que has heredado empiezan a ser también tuyos, y se nota esa soltura.

Claro que sigo teniendo mis defectos, algunos ya se están arreglando, otros siguen, aparecen nuevos… hay páginas que me gustan aun a día de hoy, y otras a las que les pegaría fuego y empezaría otra vez. Pero es el proceso de aprendizaje, a fin de cuentas, el que hace más satisfactorio que llegue un momento en que mires hacia atrás y veas el camino recorrido y el resultado que has obtenido. Ver tus limitaciones, observar cómo has superado algunas, cómo aparecen nuevos obstáculos a los que quieres enfrentarte… Esa evolución merece la pena, por muchos palos que te lleves.

“Zodiac” me ha ayudado mucho en eso. Y no puedo estar más que agradecido de que se me brindara esta oportunidad, de hacer lo que he estado haciendo hasta ahora, de esperar con ganas cada nueva entrega de páginas del guion… Es de esas cosas que, como digo, hacen llevadera la vida y te hace pensar de nuevo en por qué te metiste en algo como los webcómics.

¿Y ahora? Bueno, uno pensaría que igual que Gon dejó el cómic tras terminar el episodio yo también… Pero no, yo sigo adelante: el viernes 27 de mayo “Zodiac” continúa con mis lápices.

cabecera_t3

¡Nos vemos en el tercer (¿y último?) episodio!

Anuncios

Acciones

Información

One response

9 11 2018
El Zodiac atraca | El muro de Charlie Draug

[…] Hace dos años y medio hablé de mi experiencia al convertirme en el nuevo dibujante de «Zodiac», el webcómic de Alfredo “Zel” Murillo y cuyo primer episodio dibujó Gonzalo San Martín. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.




A %d blogueros les gusta esto: