Hablemos tarde de Injustice: Gods among us

16 01 2016

A veces a uno le apetece hablar de juegos de hace unos años, bien porque los desempolva, bien porque aprovecha una rebaja de Steam o un mes gratis del Gold de XBox Live o bien se aprovecha de que su hermano se descargó gratis gracias a PS Plus en su PS4 un juego que ni ha tocado. Digamos que este es mi caso con este juego que, sinceramente, no es una maravilla, pero tiene sus cosas interesantes.

Y ya veis, ni de estreno ni nada, os hablo de “Injustice: Gods among us”, un juego de 2013.

INJ.jpg

Primero, y aunque me vaya por las ramas, quisiera hablar de la creadora del juego, Netherrealm Studios. Este equipo es el responsable de, cuando eran parte de Midway, crear la saga “Mortal Kombat”, una sucesión de juegos de lucha poco afortunados en lo jugable, siendo muy torpes, pero que con sus sprites de actores digitalizados y su casquería volvió loca a la chavalería (y a sus padres y a mucha gente por toda esa sangre e higadillos). Aunque al menos para mí tras el gore no podía ni estar a la altura del primer “World Heroes”.

Tal vez su mayor logro sea, con el paso de los años, el intentar crear un modo historia en condiciones para sus juegos de mamporros, con sus escenas y demás, si bien es un añadido que ni siquiera puede salvar de la quema dos fiascos como “Mortal Kombat: Armageddon” y “Mortal Kombat vs DC Universe”, este último una de las formas más desaprovechadas de usar la licencia de DC en videojuegos, y van…

Mortal_Kombat_vs._DC_cover.jpg

Mi consejo es que os alejéis de esto si lo veis en algún sitio. Lejos. Muy lejos.

Por fortuna, desde el reinicio de su saga “Mortal Kombat” (alias “Mortal Kombat 9”), cuando de verdad se convirtieron en un estudio con el nombre Netherrealm Studios (bajo el manto de Warner, eso sí), han visto que aparte de higadillos e historia la gente quiere zurrarse sin sentir que sus personajes sean torpones y de movimientos cutres. MK9 fue un buen comienzo, empezando por volver a la lucha en 2D pese al modelado en 3D, y si bien sigue para mí estando debajo a nivel jugable incluso de un indie como “Skullgirls”, sí que es verdad que ofrecía un juego algo más dinámico y bastante cantidad de modos de juego para un jugador; y es un hecho que los modos de un jugador en juegos de lucha están bastante descuidados en comparación con el provecho que se quiere sacar a partidas online, pachangas y torneos.

Digamos que “Injustice” es otro buen intento de Netherrealm por acercarse a los buenos juegos de lucha, puliendo cosas de MK9, y que tiene sus fallos, sí, pero aun así resulta bastante meritorio a la hora de hacerse valer ante los monstruos ahostiadores de Capcom, SNK o Ark Systems.

“Injustice”, además, demuestra que Netherrealm puede coger la licencia de DC y hacer un juego decente con ella. Vale, no hablamos de un “Arkham” de Rocksteady, pero sí tenemos algo con Superman, Batman y compañía que no te haga volver la cara de la vergüenza. Y además, en términos de historia, se lo han trabajado muchísimo más que Capcom cuando aún podía hacer cosas de Marvel.

Por eso es raro que, siendo un juego de ahostiarse, yo empiece hablando de la historia de este juego, que es digna de un tebeo de DC, tanto para lo bueno como para lo malo… que por cierto, este juego tiene un cómic de DC que sirve como prólogo a toda la historia que se narra y resulta ser un Elseworld por lo menos curioso.

¿Por dónde iba? Ah, sí, la historia. En una realidad alternativa, El Joker consigue engañar a Superman para que, accidentalmente, mate a Lois Lane, el hijo no nato de ambos y prácticamente toda Metrópolis. Cegado por la ira, Superman se carga a El Joker e instaura la dictadura de Tierra Uno, con un conjunto de héroes y villanos a sus órdenes, quieran o no, mientras trata de aniquilar la resistencia liderada por, fíjate tú por dónde, Batman. Y aquí entran en juego también los héroes y villanos de DC de otro universo, el que suponemos “normal”, mientras tratan de derrocar el régimen del “Superman malo”.

En serio, un Elseworld loquísimo. Y con un plantel no menos loco, con clásicos como Superman, Lex Luthor, Batman, El Joker, Wonder Woman o Aquaman, hasta personajes menos esperados como Killer Frost o Solomon Grundy, y un invitado que canta demasiado como es Scorpion… sí, ese Scorpion… el ninja no-muerto amarillo… es que los de Netherrealm si no meten a la mascota de MK no están contentos… aunque sea DLC…

injustice-gods-among-us-401301-MLM20301392024_052015-F.jpg

Listado completo de personajes

  • Héroes: Superman, Batman, Wonder Woman, Aquaman, Linterna Verde, Flash, Flecha Verde, Ciborg, Raven, Capitán Marvel/Shazam, Hawkgirl, Nightwing, Batgirl (DLC), Zatanna (DLC), Detective Marciano (DLC).
  • Villanos: Lex Luthor, El Joker, Harley Quinn, Ares, Bane, Solomon Grundy, Catwoman, Sinestro, Deathstroke, Killer Frost, Black Adam, Doomsday, Lobo (DLC), Zod (DLC).
  • Invitado: Scorpion (DLC)… que también contaría como villano.

Gráficamente el juego no está del todo mal, y comparado con MK9 los personajes se mueven con un poco más de naturalidad, tanto en las escenas cinemáticas como en el juego en sí…

… Aunque creo que como jugué la versión de PS4 y esta había sido retocada de forma no muy afortunada, se le notan más las carencias de lo que tal vez se hubiesen visto en PS3 o en XBox 360. Y es que a este juego le cantan una barbaridad las texturas, especialmente de piel y de edificios, a lo que no ayuda que el modelado de los personajes sea tosco en algunos casos y que por cada diseño o rediseño bueno de un traje clásico o nuevo, tengamos otros (más) que hagan arquear una ceja. Porque por ejemplo Superman de “Hijo Rojo”, Aquaman de “Flashpoint” o Lobo se ven bien dentro de lo que cabe (que igual estoy siendo generoso), pero cosas como El Joker “Arkham City” (una versión a menor resolución del modelo usado en ese juego), la mayoría de lo que le encasqueten encima a Flash o la manía de sexualizar al extremo a Harley Quinn son para preguntarse qué ha pasado aquí.

Hubo en su momento quejas de que en Netherrealm no saben modelar una mujer (“demasiado masculinas”, decían los que esperaban bellezones), pero es que en general no sabían en este punto modelar un ser humano a cara descubierta. No solo todos los personajes parecen tener una mueca de cabreo continuo (menos El Joker por razones obvias), sino que, como digo, las texturas de la piel revelan unos personajes simplones, solo salvados por las texturas de sus ropas y complementos, más detallados. Sé que el traje puede hacer al héroe, pero las facciones de Kal-El o de Diana merecen algo mejor… eso y que Lex Luthor no se parezca tanto a Bruce Willis.

Luthor_BN.jpg

Aparte, ya que se quejaron algunos de las mujeres… mirad, sé que durante mucho tiempo las constituciones variadas de cuerpos femeninos de los cómics de superhéroes, tanto de Marvel como de DC, han sido escasísimas, pero en Injustice todas las mujeres, salvo tal vez Wonder Woman por eso de ser amazona y por ello algo más musculosa, tienen el mismo cuerpo, algo que viene arrastrando desde MK9. Es decir, que sí, que Supes y Bats se parecen algo en la complexión, pero luego ves a El Joker o a Bane o incluso a Zod y se ven diferencias. Y si me lo preguntáis, al menos por lo que he visto, “Mortal Kombat X” sigue esa tónica de “tíos variados, tías ya tal”.

La banda sonora es, como en todo juego de Netherrealm, para olvidar, con solo el tema principal del juego como algo destacable y bueno. El juego podría no tener música y daría igual.

Por otro lado, junto a unos efectos de sonido funcionales, está un reparto de lujo, solo en inglés, para los distintos personajes, que cuentan con las voces de talentos como Kevin Conroy (Batman), Jennifer Hale (Hawkgirl, Killer Frost), Fred Tatasciore (Bane, Solomon Grundy), Tara Strong (Harley Quinn, Raven)…

… Y no, no hay Mark Hamill para El Joker, aunque Richard Epcar, que ya puso voz al Príncipe Payaso del Crimen en “MK vs DC” (y pese a la bosta de juego, era un buen Joker), consigue darle un toque distinto pero igualmente loco a este personaje. Como curiosidad, siguiendo con las voces, Stephen Amell, el Oliver Queen televisivo, pone voz al traje alternativo de Flecha Verde sacado de “Arrow”.

Pero lo que interesa. Nivel jugable. ¿Merece la pena? Pues sí y no.

Injustice-Gods-Among-Us-Screenshot-4-Best-PC-Games-2013-SuperComTech.jpg

El problema de Netherrealm Studios durante mucho tiempo ha sido que sus juegos eran más visuales que otra cosa, más “¡mira cuánta sangre y tripas!”, por lo que su apartado jugable siempre ha sido más torpe, menos refinado. “Injustice” es parte de su camino a la redención, y eso se demuestra en un juego más rápido que cualquier “Mortal Kombat”, con excepción tal vez del X, lo que contribuye a un mayor dinamismo. Aparte, pese a los poco ortodoxos controles de los movimientos especiales que siempre han caracterizado a este estudio, resultan bastante más fáciles de utilizar de lo esperado. Aun con todo, se sigue notando algún que otro momento torpe o lento que rompe en parte con el dinamismo que comentaba antes, aunque no son muy habituales.

Y algo bueno, muy bueno, y que he echado siempre en falta en “Mortal Kombat”: los personajes, más allá de sus golpes especiales, se sienten distintos entre sí. Aunque el juego los divide en tres categorías (fuertes, ágiles, mañosos-tramposos), ni Superman se siente igual que Zod, ni Shazam ni Black Adam son lo mismo, ni Batman y Nightwing se manejan igual. A ello contribuye no solamente que sus golpes normales tengan efectos distintos, cosas que hasta entonces ningún juego de Netherrealm había tenido pese a ser una constante de otros juegos de lucha, sino que cada personaje tenga su propia habilidad especial, que se activa con un único botón mientras esté disponible.

Así, Batman puede llamar a hasta tres murciélagos para atacar a distancia, Wonder Woman puede cambiar entre usar su lazo o su espada y escudo, J’onn J’onzz el Detective Marciano puede alargar sus miembros para tener más alcance, Harley Quinn puede utilizar un objeto aleatorio para hacer daño al rival o incluso recuperar ella misma vida… Son cosas que hacen que uno se interese en manejar a cada personaje para por lo menos conocer sus habilidades especiales.

Injustice-Gods-Among-Us-Screenshot-2-Best-PC-Games-2013-SuperComTech

Otro elemento que a mí me parece que está bien pero que a nivel de profesionales de torneos les hizo llevarse las manos a la cabeza son los escenarios interactivos. Cada tipo de personaje puede utilizar ciertos elementos del escenario a su favor, así por ejemplo Nightwing puede saltar sobre un coche para lanzarse al otro lado del escenario mientras que Aquaman podría arrearte con ese mismo coche en la cara. La cuestión está en saber qué tipo de personaje tienes y cómo utilizar a tu favor los elementos del escenario.

Varios de estos escenarios en común es la posibilidad de hacer una “transición”. Normalmente los escenarios se dividen en dos partes y para acceder a la otra parte hay que golpear al rival en un punto exacto, de forma que cambiemos a otro lugar… mientras el rival se va dando una serie de golpes que le restarán vida (obviamente). Otra vez, hubo quejas sobre lo desestabilizador que puede ser esto a la hora de jugar competitivamente, pero son herramientas que el juego ofrece y que uno debe saber aprovechar.

Como anécdota, también existen momentos en que dos ataques chocan y es posible “apostar” tu barra de energía para o bien infligir daño extra o recuperar vida. Cuanta más energía tengas, más posibilidades de ganar.

Y ahora, después de hablar medianamente bien del juego, vamos con lo que me preocupa más de todo esto: el equilibrio entre personajes es inexistente. La misma historia del juego incluso explica cómo puede ser que ciertos personajes puedan aguantar una colleja de Superman, pero a la hora de la verdad el Hombre de Acero es de los personajes medios en cuanto a su potencial, un “peligroso pero no tanto”; otros como Aquaman, Deathstroke, Doomsday y Scorpion (sí, SCORPION) son bestias de destrucción masiva, mientras que personajes que son conocidos por no ser precisamente débiles como Wonder Woman, J’onn J’onzz o Lobo son poco más que un chiste, y mira que me divierte jugar con El Último Czarniano, pero este es básicamente el Dan Hibiki de este juego, por raro que suene.

injustice-gods-among-us-lobo-screencap_1280.0_cinema_640.0

Siguiendo con el juego y ya pasando de cómo se sienten los personajes (pese al desequilibrio, ya veis que tampoco me he quejado en exceso), como ya he dicho muchos párrafos antes, en Netherrealm se lo han currado para los modos de un jugador. Aparte del modo historia, en el que iremos manejando a ciertos personajes para seguir la trama, o el típico modo arcade que permite elegir distintas condiciones (como luchar solo contra villanos o que tengamos una única barra de vida en toda la partida), tiene un modo de misiones, las cuales usan como hilo conductor una pequeña (y generalmente tonta) historia para una serie de minijuegos que van de lo interesante a lo monótono, intercalados con luchas con condiciones específicas como que no te golpeen o que hay un elemento del escenario que te puede hacer daño. También tiene sus detalles pequeños e interesantes, como el hecho de que en las misiones basadas en “Hijo Rojo” tengan de fondo el himno de la Unión Soviética, un guiño curioso.

Se nota que aquí le han puesto bastante empeño para que por lo menos puedas estar entretenido si juegas solo, lo que se agradece mucho. A eso se añade el contenido desbloqueable en forma de diseños, trajes, iconos… Similar a la Kripta de los MK. Luego está el tema de los DLCs, que a menos que tengas la Ultimate Edition, tienes que pagarlos, claro. Y ya sabéis que los DLCs y yo, a menos que estos estén más que justificados y merezcan la inversión, no nos llevamos muy bien (la versión de mi hermano era la Ultimate, así que ni tan mal).

Luego está, por supuesto, el poder pelear en ‘modo versus’ contra la máquina u otro jugador, tanto offline como online. Y el modo online es de esos que no tiene mucha variedad, más allá de las partidas igualadas para subir en el ranking o pachangas normales y corrientes, aunque sus desafíos diarios dan cierta vidilla y color. Sin embargo, podría mejorar en el sentido de que la conexión no siempre es fiable ni todo lo rápida que pudiera. Lo que es una pena, porque parece que hayan descuidado la parte online en favor del resto, y en una era con tanta conectividad se agradecen esos detalles offline, pero yo al menos esperaba algo más de equilibrio entre estar y no estar conectado.

En definitiva, puede que “Injustice” tenga sus defectos, desde lo gráfico a lo jugable, pero aun así fue la confirmación de que en Netherrealm Studios estaban dispuestos a ofrecer juegos de lucha en condiciones de competir realmente con gigantes como “Street Fighter”. Y las cosas como son, pese a mi historial de desencuentros con la saga “Mortal Kombat” y sus desarrolladores, cuando un trabajo está bien, o al menos merece la pena un vistazo, hay que admitirlo.

(Por si alguien pregunta: no he hablado de la versión para móviles de este juego y que tiene conectividad y contenido que se puede trasladar a la versión de consola porque… no he podido catarla y creo que mi móvil no la va a apreciar mucho a nivel de rendimiento)

Anuncios

Acciones

Information

One response

16 01 2016
John Wheel

Cada vez que hablas de Mortal Kombat tengo la sensación de que lo mejor que nos ha traído la saga son las películas. Ya, este no es un Mortal Kombat de verdad, pero aun así.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: