Cómo volví a dejar Spider-Man

1 08 2015

Atención: Este post está llenito de spoilers. De verdad. En serio. Que os lo estoy avisando. Ainsh, de verdad, hacedme caso, soy un párrafo llamado “Atención”, para algo estoy aquí, ¿no?

Seguramente algunos de los que os pasáis por aquí recordéis que escribí un artículo llamado “Cómo volví a Spider-Man”, en el que hablaba de que lo único que me había devuelto cierta esperanza en el trepamuros de Marvel fue la serie de “Superior Spider-Man”, es decir, cuando Otto Octavious, alias el Dr. Octopus… bueno, mejor leed el post, que para algo escribí largo y tendido y bien de aquella etapa de Spidey, y luego volvéis.

¿Ya? Bien.

También comenté en el mismo artículo que “Spiderverso”, el crossover con prácticamente todas las arañas habidas y por haber en los distintos universos marvelitas (más o menos), me estaba interesando, especialmente a través de sus números de introducción “Edge of the Spiderverse” (“Al filo del Spiderverso”), y porque tengo debilidad por los multiversos en la ficción. Spider-Verse_003 Pero también comenté que igual el evento de “Spiderverso” sería una chufa. Y… bueno, a ver, no es peor que “Infinito” ni “Pecado Original”, pero también hay que decir que para un evento de longitud más o menos considerable y varias series paralelas y centrándose en un único arquetipo de personaje (el arácnido marvelita)… La parte principal del mismo es un tanto sosa.

Sin embargo, tanto “Al filo de…” como las historias complementarias al evento han resultado ser interesantes, con unas cuantas muy entretenidas, dejando claro mi agotamiento hacia Peter Parker y mi incapacidad de pillarle la gracia a Cindy Moon, alias Seda. Pese a la aparición en “Spiderverso” de Gwen Stacy como la Spider-Woman de Tierra-65, el regreso del Spider-Man Superior y los momentazos que brinda Spider-Ham, nada ha sido lo suficiente para que tenga motivos para seguir con Spider-Man, no al menos hasta el final de las Guerras Secretas, no al menos con Parker, y no al menos que tenga claro cómo se publicarán las series ‘nuevas’ por estas tierras… o tire de importación. En fin, suficiente introducción, ¡vamos al turrón!

“Al filo del Spiderverso”

Edge_of_Spider-Verse_Vol_1_2 Cinco historias diferentes sobre algunos personajes arácnidos que pueden o no participar de lleno en la historia de “Spiderverso”. Y sí, son estas cinco historias las que me impulsaron a meterme de lleno en el “Spiderverso”. Pena que luego fuesen mucho mejores que el evento en sí, ¿no creéis? Al menos esa es mi opinión…

  • “Spider-Man Noir”: Años después de los eventos de su propia serie, el Peter Parker de los años 30 vuelve a enfundarse su traje negro para evitar que el mago Misterio se haga con su sangre y su poder arácnido. Es un detalle muy bueno que los guionistas originales de la serie Noir del trepamuros, David Hine y Fabrice Sapolsky, estén detrás de este número. Contribuye a la continuidad de este universo, pese a los años que han pasado desde el último número de “Spider-Man Noir”,  aparte de que la historia en sí, pese a ser sencilla, resulta en todo momento interesante.
  • “Gwen Stacy: Spider-Woman”: Para mí la gran revelación Marvel, tal vez solamente superada por la fantástica serie de la nueva Ms Marvel, Kamala Khan. Una Gwen con poderes arácnidos y a la que, bajo su identidad de Spider-Woman, culpan de la muerte de un tal Peter Parker que se convirtió en El Lagarto porque quería ser tan especial como Spider-Woman. Este número es genial como presentación del personaje, aparte de también mostrarnos algunos cambios respecto a Tierra-616 (¡¿Matt Murdock como abogado del Kingpin?!), y sobre todo de la relación de Gwen con su padre (porque sí, el capitán Stacy está vivo en Tierra-65).
  • “Aaron Aikman, the Spider-Man”: Una historia futurista con un protagonista un tanto atípico. En vez de un pringado de instituto o una chica popular o una araña convertida en cerdo, tenemos aquí un investigador que ha decidido dedicarse a ser un héroe con un traje biotecnológico que lo convierte en un hombre-araña con armadura (a ser posible menos frágil que otras armaduras arácnidas). No solamente tenemos la historia de Aaron, también su relación con su antigua jefa y amante, la hija de esta (en coma tras un accidente) y una extraña invasión interdimensional. No está mal como concepto, y la revelación principal de la trama es buena, pero no conseguía empatizar ni sentir afinidad alguna con sus personajes ni su mundo, por lo que al final se me pasaron las páginas volando pero sin interés alguno en lo que había en ellas.
  • “I walked with a Spider-Man”: Si no llega a ser por la similitud de los nombres de los personajes que protagonizan esta historia, nadie pensaría que esta es la historia de un Spider-Man alternativo. Realmente, si te paras a pensarlo, la historia de Patton Parnel convirtiéndose en un ser mitad hombre, mitad araña bien podría haber salido en una revista pulp o en “Historias de la cripta”, porque la sensación que se tiene no es la de un cómic de superhéroes, sino de terror. Lo que supone un cambio muy agradable, aunque en la parte final, con el empeño de relacionarlo con el resto del “Spiderverso”, se siente apresurado, y hay un patinazo sobre la biología de la araña que pica a Patton bastante gordo. Pero se agradecen cambios así en la temática.
  • “Sp//Dr”: Una historia con mucha influencia (y cameos) de mangas y animes como “Evangelion”, “Akira” y “Ghost in the Shell”, es cuanto menos una historia curiosa, con una estética que mezcla lo oriental con lo occidental y que tiene su punto divertido también. Peni Parker es una adolescente que intenta comprender el papel que ha heredado de su difunto padre, y la historia plantea bien sus dudas, pero también que, pese a todo, le encanta enfundarse en el enorme traje robótico. Como digo, es una historia curiosa, y se hace amena.

“Spiderverso”: evento principal (Amazing Spider-Man, Spider-Woman y Spider-Man 2099)

Amazing_Spider-Man_Vol_3_12 El evento principal tiene tres orígenes en sí: el accidente que lleva al Spider-Man Superior (alias “Otto en el cuerpo de Peter”) al año 2099, la liberación de Cindy Moon de su cautiverio en el búnker de Ezekiel por parte del Peter actual, y las terribles visiones que tiene Bill Braddock, el Spider-UK, desde el centro de mando de las Fuerzas de los Capitanes Britania (nadie está preparado para ver al Spidey de “Spider-Man y sus asombrosos amigos” morir de forma cruel).

Los Herederos vienen con mucha hambre, pero también con el deseo de acabar con todas las arañas. Algo extraño y muy contradictorio, sobre todo teniendo en cuenta que dichas arañas son su ‘comida’, pese a poder alimentarse de cualquier tótem animal, y que, aunque los Spideys sean los únicos que puedan detenerles, no tiene mucha lógica acabar con tu fuente de alimento. Ese es uno de los puntos débiles que le he visto a este evento y, lo peor, existe una suerte de solución que no se da en el evento principal, pero ya comentaré luego.

El otro punto débil es el ejército de Spider-Men y Spider-Women reunido. Muchos tienen unas intervenciones muy limitadas (es lo que pasa cuando reúnes a tanta gente) y los pocos que brillan (como los Ultimate, Ben Reilly, Mayday Parker, Gwen Stacy o Peter Porker) lo hacen más a través de series paralelas al evento principal.

Porque tanto en “Amazing Spider-Man” como en “Spider-Woman” y en “Spider-Man 2099”, que son los tres ejes principales del evento, parece que los personajes estén escritos con cierta desgana. Sobre todo en las dos últimas series, interrumpidas de forma salvajes para ser metidas, casi con calzador, en el “Spiderverso”. Solamente en “Amazing” se siente más natural, igual que la vuelta de Peter tras “Superior” era muy apresurada. Curioso, ¿no?

Pero sí, los personajes se me han hecho en general muy sosos, y eso que Slott estaba llevando muy bien este tema anteriormente (recordemos a Anna María Marconi). Que es cierto que Spider-Ham tiene de las mejores líneas de diálogo de todo el evento, y que hay cosas como la entrada en escena de Takuya Yamashiro (el Spider-Man conocido como Supaidaman) y su robot gigante Leopardon que son maravillosas…

El primer MOMENTAZO del

El primer MOMENTAZO del “Spiderverso”.

… Pero en general tú no ves Spideys, ves carne de cañón, ves personajes que solo servirán para que los Herederos se alimenten de su energía vital.

También está el hecho de que Slott quiera meternos por activa y por pasiva a Cindy Moon. Y es que al final, entre lo que había salido en “Amazing” y sus intervenciones en todo el evento del “Spiderverso”, he acabado harto de Seda. No consigo empatizar con ella, no consigo que me preocupe por ella, de hecho esperaba que cayese, algo así como “ha cumplido su propósito”, pero no solamente eso, sino que es una pieza clave en el ritual para acabar con todas las arañas… y obviamente, no podían cargársela así como así.

O, por qué no, querer hacernos creer que el Peter Parker de Tierra-616 es el Spider-Man más importante. Desde el punto de vista editorial lo es, puesto que es el primero; desde el punto de vista dentro de la historia, la razón es que ya se enfrentó anteriormente a Morlun, así que ‘algo sabrá’, una excusa débil, pero que a Slott le ha valido. ¡Ni el propio personaje se lo cree, pero acaba siendo, precisamente, el salvador de todo!

Lo único bueno que se puede sacar del ‘mesías Parker’ es la reflexión de Paviitr Prabhakar, el Spider-Man de la India, sobre si los demás Spideys no son más que imitaciones del Peter Parker de Tierra-616. No puedes evitar pensar cuántos de estos Spideys van a ser recordados que no sean cerdos, Gwen Stacy o un señor con un robot gigante (este último se quedará como mucho en gifs graciosos de Tumblr).

El evento en general se siente acelerado, como si se quisiera meter mucho en poco espacio, especialmente en las partes más cercanas al final, y muy cojo, sobre todo en las series principales. Porque las series principales, ese eje del “Spiderverso”, de por sí no son nada. Y más cuando uno de los hechos más importantes que implica a los clones (Kaine Parker, Jessica Drew del Universo Ultimate, y Ben Reilly), ¡sucede en una miniserie paralela! Una de las partes más importantes, acabar con una de las ventajas más bestias de los Herederos, ¡es una miniserie paralela!

Aparte, aquí, en esta miniserie, es donde explican que Jennix, el Heredero ‘listo’, trata de clonar a los Spider-Men y Spider-Women, sin éxito, y que esta podría ser la solución a la eterna caza.

Que ya que menciono a Jennix, los Herederos en sí tampoco tienen mucho que contar. De hecho, un diálogo del cómic parodia precisamente la percepción de los Herederos: son como versiones distintas de Morlun, desde Daemos, ‘el Morlun grandote’, hasta Jennix, ‘el Morlun listillo’, pasando cómo no por Solus, el Padre de Todos. Apenas varían en unos pocos aspectos, siendo únicamente Jennix el que, a mi juicio, suscita más interés, sobre todo gracias a la miniserie de los clones.

Y por medio está Karn, el Heredero desterrado, que vaga eternamente cazando arañas hasta conseguir el beneplácito de su familia, beneplácito que nunca llega y cuyo papel en la trama es más importante de lo que, por desgracia, nos debería dejar caer el evento, resolviéndose todo en una historia paralela y en los dos números finales con una sensación de atropello total.

Pero bueno, al menos el evento principal tiene una cosa buena: el cuasi-anunciado cruce entre el Asombroso Spider-Man y su equivalente Superior. Aquí sí vemos una parte más interesante de Peter, una en la que sabe que Otto, el Superior, al final ‘perderá’, pero también sabe que necesita su ayuda para acabar con los Herederos. La tensión entre ambos y el ver cómo conectará todo esto con el regreso del Spider-Man Superior al presente (ahora pasado) es lo que más me llamaba para seguir con la trama. Que al final no ha sido para tanto, pero del evento principal, entrada épica de Supaidaman aparte, es de lo mejor.

Eso y Spider-Ham. aa2fae50-873d-4901-a988-3e2be6ed1676

“Spiderverso”: las historias cortas, los team-up, la buena chicha

Spider-Verse_Team-Up_Vol_1_2 No sé si ha habido errores en la planificación o si realmente está así planteado, pero que el evento principal sea soso y toda la chicha esté a su alrededor, vamos, tiene bemoles.

Entonces, ¿qué tenemos con las colecciones paralelas? Varias historias, algunas de orígenes, otras de encuentros fortuitos con Morlun y su familia. Distintos tonos con distintos Spideys, unas historias más cómicas (e incluso absurdas) y otras más serias, mucho más serias… y cuando tienes a Mayday Parker, la seriedad se sale de las escalas. Pero también son formas ideales de conocer a la heroína steampunk Lady Spider o el optimismo de un Ben Reilly que siguió siendo Spider-Man en lugar de Peter o las locuras de Anansi o que Morlun está mucho más chetado que Akuma.

Eso sí: aunque estas historias supuestamente son simples complementos y no deberían afectar a la trama, la mayoría son más que esos ‘simples complementos’ y añaden elementos que, leyendo solamente la trama principal, no se entenderían. Todo evento superheroico tiene estos números aparte que sirven para dar otros puntos de vista e información extra, pero hacía tiempo, al menos desde “Infinito”, que no veía unos números ‘complementarios’ que fuesen tan esenciales para la trama principal, dejándola coja de no ser porque en Panini se molestaron en reunirlos en la edición española.

De estas historias cortas, mis favoritas son, sin duda, las siguientes:

  • El encuentro de Miles Morales (el Spidey del Universo Ultimate de los cómics) y el Peter Parker de la serie animada “Ultimate Spider-Man” con el Peter… ¡de la serie animada de los 60! El mimo puesto en recrear la cutrez y absurdo de aquella serie, visitada por dos Spideys más jóvenes y actuales, y el hecho de que el Peter de los 60 no vea nada raro que yos de otras realidades vengan a la suya porque ha visto toda clase de locuras en su día a día, es muy interesante en el papel, y su ejecución es también acertada, con tres tipos de Spider-Men con estilos distintos, pero en el fondo con sus parecidos.
El segundo MOMENTAZO del

El segundo MOMENTAZO del “Spiderverso”.

  • La historia de Anansi, el Dios Araña, mentiroso, cuentista y liante en general, que utiliza su ingenio y su humor para salir airoso de situaciones rocambolescas, para así contar sus historias… y, de paso, liar a Spider-UK. Sigo prefiriendo a Mr Nancy de “American Gods” como avatar de este dios, pero este tiene su gracia y su historia es ligera y divertida.
  • El intento de Morlun por acabar con el Spider-Man de las tiras de periódico, encontrándose con una realidad que se reinicia con cada nueva tira. Una forma de jugar con el medio, con esas tiras que se reinician continuamente, volviendo al punto anterior, y que sirve, sobre todo, para salvar a un Spidey que, de otra forma, estaría condenado.
  • La última gran batalla de Spider-Punk en su universo antes de unirse al resto de Spider-Men. Un dibujo que refleja la rabia de una realidad distópica, más cercana a un verdadero “V de Vendetta” de lo que uno podría esperar (solo que en EE.UU.), y una historia que no necesita mucho más allá de la introducción a esta distopía, pero que muestra claramente el espíritu más rebelde que podría representar un Spider-Man.
  • Y aunque corta, tal vez por afinidad a los videojuegos, la página que protagoniza el Spidey de los Marvel vs Capcom tiene su gracia, aunque Morlun le mate de un… Puño Heredero (¿veis? ¡es peor que Akuma!). Ver que el Maximum Spider sale en un cómic tiene su coña.

¿Y después qué?

Con el final de “Spiderverso” y la llegada de las nada-nuevas-nada-diferentes Guerras Secretas, está claro que los Spideys de distintos universos se irán viendo más o menos. De momento, Spider-UK (ahora huérfano de universo), Anya Corazón, el Spider-Man hindú, Spider-Man Noir, Spider-Ham y Spider-Gwen van a tener su propia colección. Aparte, la señorita Stacy tiene sus aventuras en su propia realidad, Miles Morales aún tiene mucho que decir, ¡hasta el soso de Peter Parker y la poochie Cindy Moon seguirán por ahí!

Yo, por lo pronto, voy a dejar a las arañas a un lado. Ya no es solamente que Panini haya tomado la extraña decisión de que “Spider-Gwen” vaya en el mismo tomo que “Amazing Spider-Man” y “Seda”, al menos hasta que acaben las Guerras Secretas; es que, definitivamente, Peter Parker, Cindy Moon y yo no podemos seguir el mismo camino, y me fastidia sacrificar a Gwen Stacy para evitar a los otros dos. Igual tendré que tirar de importación con las aventuras de Spider-Gwen.

En fin… aún me quedan la nueva Thor, la nueva Ms Marvel, lo que falte de Masacre y Mapache Cohete… pero algo me dice que haré limpieza marvelita tras las Guerras Secretas y que solo aguanten Thor y Kamala (a Wade lo veo diciéndole un adiós ¿definitivo?… y los Guardianes de la Galaxia seguirán con Bendis, así que seguiré sin acercarme a menos que Cohete o Groot tengan serie propia más adelante).

E igual a ver si en España ECC se anima de una vez a publicar la esta-sí-que-es-nueva-y-diferente Batgirl o “Gotham Academy”. Mi estantería también pide DC.

Anuncios

Acciones

Información

3 responses

1 08 2015
xelax666

Me ha gustado mucho el artículo 🙂 Como fan del trepamuros, siempre estoy atento a cualquier valoración de sus sagas actuales, y tenía curiosidad de la Spiderverso porque la premisa molaba, pero leyendo esto, creo que voy a pasar (aún me faltan algunos tomos de Superior para llegar hasta ahí). El universo de Spider-Gwen es de lo más chulo (sin despreciar a los otros que has mencionado que pinta bien), a ver si Panini se digna y hace unos recopilatorios de esa serie. De Guardianes, precisamente quería leerme sus cómics, ¿no es buena la serie?

12 08 2015
Chuck Draug

Ay, pensé que había contestado, perdona…

Siempre puedes probar. Ya digo que las historias complementarias (y el “Al filo del Spiderverso”) me gustaron bastante, es el evento principal el que flojea. Sigue con Superior, de todas formas, merece la pena llegar hasta el final…

… Aunque como sigues la edición de Panini, te recomiendo al menos que llegues hasta el último número con los Enemigos Superiores. Algún día debería hablar de los Enemigos Superiores.

Y los Guardianes de Bendis no me convencen porque no se presentan tanto como anti-héroes como sí un grupo de héroes menos pulcros, pero más un ‘esto lo he visto’ que algo novedoso. El tema está en que la serie anterior con Abnett y Lanning sí tenías esa sensación: no son trigo limpio pese a hacer lo que puedan para ser ‘los buenos’. Aparte, Bendis para mí es una de cal y otra de arena: su Spidey del Universo Ultimate está muy bien, pero no sé qué pasa que cuando pone las manos sobre Tierra-616, la pifia. O, al menos, a mí no me convence.

Igual es buena serie y solo es que yo me quedé muy prendado del paso de Abnett y Lanning… o no, porque la serie de Mapache Cohete que guioniza Skottie Young es un entretenimiento muy válido.

16 08 2015
Pablo Medina (@DrZoidberg5)

No voy a leer el artículo entero por eso de los spoilers, todo sea dicho xd.

Una cosa que me ha hecho dejar una etapa de spiderman de “One more Day”, es la peor forma de resolver una situación que he visto, y mira que ya sabía que era malo, pero estaba leyendo Back In Black y continuaba ahí, y ya quería vivir lo malo que era con mis propias carnes. A partir de aquí hay spoilers de Civil War y One More Day. Ya es que vas con bajas expectativas y te decepcionan aún así. Es el peor ejemplo de Deus Ex Machina y de historia puramente comercial, hecha para seguir en lo seguro y ganando dinero. Me ha hecho perder la fe en la tierra 616 y sobre todo en Marvel. ¿Qué demonios pasa ahora con esa historia? ¿Civil War se va al carajo sin la identidad de Spiderman? ¿Por qué simplemente no podía morir la tía May y yo que sé, se hace un cambio importante en Peter Parker Si algo tengo seguro es que se me han quitado las ganas de leer cualquier cosa desde One More Day a dos años en adelante. Qué asco de verdad. De Spiderman me leeré lo que me pidan los eventos (o a lo mejor no) Y justo ahora mismo voy a ver como leer Superior Spiderman. Y seguiré con Ultimate Spiderman, que sus tomos a demas entran como la seda, en nada llegaré al 100 sin darme cuenta. Creo que me gusta más el universo Ultimate porque lo han “profanado” menos veces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.




A %d blogueros les gusta esto: