The Lego Movie

15 02 2014

Seguís teniendo hasta el 28 de febrero para preguntar. Para calmar al señor Vrede, no seré un “nuevo Blue Striker”, esto es solamente una vez y está siendo un fracaso absoluto y… ¡Bueno, vamos a lo que vamos!

Yo era de tantos niños que, en su momento, jugaba con Tente, Playmobil y Lego. De todos estos, creo que lo único que ha sobrevivido es alguna que otra cosa de Lego. Tardes de montar y desmontar piezas, jugando con esos monigotes de plástico de piel amarilla… Desde luego, me gustaba todo ese rollo de las piezas, curiosamente acabé como ingeniero de telecomunicaciones en vez de como arquitecto. Mejor: mis construcciones de Lego eran no euclídeas.

El caso es que uno no podía sentir curiosidad cuando se anunció “La Lego Película”… ugh… el título en español me sigue chirriando… Bueno, “The Lego Movie”.

294231.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

El tráiler prometía poco más que muñecos de Lego, una suerte de profecía estereotipada y Batman. Sobre todo Batman. Pero Batman tiene un apartado propio en este post, y no voy a adelantarlo.

Al menos se veía que sería una película, cuanto menos, curiosa. Tal vez divertida. Lo que está claro es que venderá un montón de productos de Lego, porque no hay mejor publicidad para los críos que hacer una película de esos monigotes y sus bloques.

Esa era mi impresión hasta la semana pasada, cuando la vi. Y una semana después, sigo pensando que esperaba algo peor y que hacía tiempo que no me reía tanto en el cine (lo siento, “The World’s End”, no quería ofenderte, pero no eres tan comedia… me sigues gustando, pero no eres tan comedia…).

El planteamiento de la película no es original así como se plantea: Emmet, una figurita de Lego demasiado normal y corriente, de pronto se convierte en el elegido de una profecía, El Especial. Junto a otras figuras de Lego (y sí, incluye a Batman en ese grupo) se embarca en la aventura de evitar que el Mega Malo, el temible Mega Presi de Ladriburgo, acabe con el mundo de Lego.

Claro que la cuestión está en que Emmet no es para nada especial. Es tan anodino que ni sus supuestos amigos recuerdan algo especial en él. Y nadie más ve nada especial en él. Vamos, que no es que tenga un potencial escondido, es que es así de corrientucho. Ya es un cambio con respecto a otros ‘elegidos’.

La cuestión está en que con esto, la película se monta una historia con una superficie sencilla que, sin embargo, consigue tener algo más de fondo, con unas pocas pinceladas de referencias por aquí y por allá, con chistes blancos mezclados con una punzante ironía. La película, increíblemente, funciona más como entretenimiento para todos los públicos que como anuncio súper-largo de Lego.

Y hay que decirlo: cuando vendes tu producto y consigues, encima, crear una película muy entretenida, puedes darte unas palmaditas en la espalda y alegrarte por el trabajo bien hecho.

Lo que llama la atención, al menos después de buscar información sobre la película, es que utiliza animación por ordenador. La verdad, al verla pensé que era stop-motion mezclado con CGI, pero parece que es más de lo segundo que de lo primero… y si es así, ¡vaya trabajo! Porque realmente las piezas se ven como verdaderas piezas de Lego, con todo lo que ello implica.

Además, está el hecho de que este es un mundo que puede cambiar al antojo de cualquiera que sea un “maestro constructor” (vamos, cualquiera menos Emmet), y ese es uno de los punos fuertes de la película: el ver cómo juegan con ello para moldear el mundo de Lego, llevándonos a nuestra infancia y también recordar a los niños de ahora que se divierten con los bloques de Lego y sucedáneos por qué lo hacen.

Uno puede pensar que es un golpe justo en la nostalgia, y lo es. Lo gracioso es que no es de esa mala nostalgia, sino de la que hermanos mayores y padres aún recuerdan, porque están con sus hermanos menores, primos, sobrinos e hijos todavía jugando con las piececitas. Son muy listos estos tíos de Lego, saben que aún nos gustan estas cosas…

551254.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

Pero como he dicho, resulta que el guión en sí no parece gran cosa, por mucho que visualmente nos lleve a los mejores momentos de ‘constructores’. La película es consciente de ello y, precisamente, por el personaje de Emmet es cómo la película se hace un tanto metarreferencial, por fortuna en el buen sentido.

La película es un canto a la imaginación, y es chocante e irónico que su protagonista sea un tipo tan corriente que su idea más brillante (y prácticamente única) sea un sofá-litera. La película sigue jugando con ello hasta casi el final, pero es un tema no consigue cansar, porque resulta que la naturaleza anodina y de seguir las instrucciones (de Lego) que tiene Emmet puede incluso ser útil.

Los personajes alrededor del protagonista son arquetipos que saben su papel y lo aprovechan para ser un poco más interesantes o como autoparodia.

Tenemos a Supercool (Wyldstyle en el original), la chica aventurera y mañosa que sirve de contrapunto al normalito Emmet; Vitruvius, una parodia del típico anciano sabio; Unikitty, mitad gata, mitad unicornio, todo dulzura (pero mejor no enfadarla); Benny, el astronauta de los 80, y una parodia de la propia nostalgia, ya que intenta ser ‘guay a la manera de los 80’ sin éxito; el villano Mega Malo es un estereotipo con zancos sabedor de su papel, acompañado de Poli bueno/Poli malo (sí, tiene doble personalidad)… Y… venga va…

BATMAN

113825.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

La aparición del Mejor Detective del Mundo parecía apuntar a un cameo innecesario, pero resulta que es co-protagonista junto a Emmet, Supercool y Vitruvius… y es con diferencia el mejor personaje de la película. Una mezcla del Caballero Oscuro más acutal con un juerguista que da lugar a una versión actualizada del Batman de Adam West, aunque más molón y en mejor forma. Precisamente el ver a un personaje que con los años se ha vuelto tan serio convertido en el rey de la juerga, robando la pantalla en todo momento, es lo que impacta más, y también lo que saca más risas.

Y sí, digo risas, en plural. Es una película que utiliza un humor blanco sazonado con ironía, lo que lo hace muy asequible para todos los públicos. Las situaciones dan lugar a los chistes, y las referencias no obstaculizan, al menos no demasiado, y tratan de no ser demasiado pesadas, ajustándose a algún chiste y poco más.

Tal vez lo único que se le podría achacar es que en la parte final tiene un momento en que el ritmo baja, concretamente cierta pequeña gran revelación, pero aun así en general es una película muy sólida, tanto como un bloque de Lego.

Eso y que no hubiese posibilidad de verla en versión original en el cine. Porque el reparto cuenta con gente de nivel como Morgan Freeman dando voz a Vitruvius, Liam Neeson como Poli bueno/Poli malo, Will Ferrell como Mega Presi/Mega Malo, Alison Brie como Unikitty…Vamos, que es un reparto muy bueno. Pero tampoco me quejo del doblaje en español, por supuesto, me ha gustado bastante (y se agradece que no le pongan filtros raros a Claudio Serrano para hacer de Batman como en las pelis de Nolan, ¡no los necesita!).

Aun así, ya digo, me hubiera gustado también tener la oportunidad de que también estuviera en versión original, porque sí, habría pagado dos veces por verla. Oh, bueno, para algo los DVDs y BluRays tienen varios idiomas…

Vamos, en definitiva, una película para todos los públicos que sí, es un anuncio largo de Lego, y la historia en sí es de primero de guión de parvulitos, pero que consigue entretener con unos personajes carismáticos, un canto a la imaginación y unos buenos golpes de humor.

Y ahora os dejo con un par de vídeos… Y echad un vistazo a la definición de “Ear Worm” en TvTropes. Cuando veáis los vídeos, lo entenderéis.

 

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

15 02 2014
John Wheel

Así que el trailer le hace justicia. La veré cuando pueda ver Wreck It Ralph y eso…

23 02 2014
Lograi el Luciérnago

“la película se monta” Agudo…

23 02 2014
Chuck Draug

Quiero dejar constancia que no fue intencionado… en serio… Ojalá fuese intencionado… xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: