Autores y encargos

16 11 2013

El último post de Nubis en Crisis Creativa me ha hecho recordar una cosa que hablé hace un tiempo en mi Tumblr (el personal, el portfolio es otro y DEBERÍAIS verlo)… Y creo que es de esas cosas que conviene ponerlas también en este blog, ampliándolas por aquí y por allá, y marcarse un tocho como los cánones draugísticos mandan.

Digamos que estas primeras reflexiones en Tumblr vinieron por la siguiente imagen y la reflexión que se daba en Artist Confessions:

“No puedo pedir un encargo a artistas que cobran tan poco”

La reflexión, que podéis ver entera y en inglés en este enlace, es de una persona que, según dice, se gasta entre 300 y 600 dólares en encargos a artistas… al mes. Olvidémosnos de momento que esta persona tiene suficiente dinero para pagar tanto, y vayamos al meollo de la cuestión…

En dicho artículo, el autor del mismo dice que cuando ve a alguien con un estilo peculiar (en el buen sentido), o con un nivel muy alto, le preocupa ver a ese alguien pedir, por ejemplo, solamente 20 dólares por un dibujo a color de un personaje a cuerpo completo. Dice que no paga a esas personas que ponen precios tan bajos porque eso le haría sentirse mal, por el tiempo que lleva hacer un dibujo, por el esfuerzo invertido por el autor, y que le quita la diversión a pedir encargos. Ve esos precios bajos como una forma de que el propio artista no se respete a sí mismo, de que se autohumille, y que las personas que pagan encargos a esos precios no les están haciendo un favor, sino todo lo contrario.

También ve que el artista que diga “lo hago por diversión, el dinero no es tan importante” es un desconsiderado hacia los artistas que quieren ganarse algo más que un pequeño sobresueldo con sus encargos. O que la gente que pide encargos no tienen el dineral de esta persona para gastarse en un dibujo. Demasiado rudo, en mi opinión.

Lo bueno es que este artículo tiene unos cuantos enlaces interesantes que os dejo aquí (en inglés, claro):

‘Official’ Pricing Your Commissions or Artwork Thread

Finding Freelance work: pricing and self doubt!

Getting the Most Out of Commissions

Ahora es cuando servidor se remanga y pasa a la acción…

Lo primero que debe tener en cuenta un artista que quiera aceptar encargos son sus límites. Sí, soy de los que dicen que uno debe superar sus límites, pero para ello lo primero que debes hacer es conocerlos. Conocer al enemigo antes de enfrentarse a él.

¿Por qué digo lo de los límites? Varios artistas pueden decir qué dibujan y qué no dibujan. Esto, por supuesto, limita los encargos a temas específicos, bien por los gustos del artista o bien porque se ve con ciertas limitaciones para según qué tipos de escenas.

Ahora bien, ¿por qué limitarse?

Yo, en mi caso personal, limitaría algo el tema de fetichismos, y ahí entrarían mis gustos personales, pero ¿es eso bueno, el limitar temáticas basándote en tus gustos? En teoría podría no serlo, porque estás cerrando el paso de ciertos clientes, pero por otro lado dibujar lo que no te gusta puede repercutir en la calidad del dibujo. Pero si te tomas un encargo como un trabajo, alguien te puede decir que en tu trabajo no siempre vas a estar a gusto. Y es verdad, pero ya que aquí sí puedes elegir, ¿qué hacer? Ya ahí decide cada persona, si abrirse a cualquiera aunque no le guste lo que el cliente pida, o cerrarte a lo que te resulte más cómodos.

Aunque vamos a la otra limitación, la de tus propias habilidades. ¿Está bien decir que no dibujas escenas de acción o de sexo porque no se te da bien? En este caso, al menos yo lo veo como un reto. Si vas a dibujar algo a lo que no estás acostumbrado, tómatelo como un desafío: quieres hacerlo lo mejor que puedas, aunque no se te dé del todo bien. Y sabes que debes hacerlo para que tu cliente esté satisfecho. Al final uno puede mejorar con estos retos que suponen los propios encargos. Eso desde mi punto de vista, igual uno no quiere meterse en ese berenjenal hasta que por su cuenta ya puede hacerlo y, entonces, añadirlo a su lista de “sí hago esta clase de encargos”.

Sin salir del tema de la capacidad de cada uno para dibujar,  el nivel artístico se convierte para algunos en un problema, porque como ya he dicho quieres darle al cliente un dibujo de buena calidad, quieres que sientan que están invirtiendo bien su dinero, que vale la pena. Para ello necesitas un nivel que consideres adecuado. Puedes planteártelo como un reto, como también digo, pero ¿necesitas un cierto mínimo de experiencia para tener esa mentalidad de aceptar encargos/desafíos?

A título personal, aunque en siete años he mejorado muchísimo, sé que todavía tengo aún más que aprender y mejorar. Pero ya no porque no me vea capaz, sino por otro tema: la competencia.

Queramos o no, el mundo de los encargos es un mundo competitivo. Ahí fuera hay artistas de toda clase, sean mejores o peores que tú en según qué aspectos. La cuestión está en hacerse atractivo a los clientes. Un estilo poco usual, dedicarte a temas que otros no tocarían ni con un palo… Esa clase de atractivos pueden ser un factor determinante que lleve a un cliente a decantarse por un dibujante y no por otro.

También pueden influir opiniones de tercero, por supuesto. Si un profesional (o alguien con un nivel que lo ronde) habla bien de ti, quieras o no influirá, por mucho que tu nivel sea muy inferior al suyo. Ya si eso es enchufe o publicidad, es cosa de cada cual, pero influir, influye. Así que el idealismo de “en Internet, todos somos iguales” se diluye, porque aunque sea cierto que todos pueden ver lo que hacemos (a menos, claro, que el cliente no quiera que se haga públcio) y opinar, también se seguirán moviendo por opiniones ajenas.

Y hay otro factor, y es el que todos tememos: los precios. ¿Cuál es el valor monetario de tu dibujo? ¿Y qué factores lo determinan?

Supongo que lo más clásico (y básico) es basarse en cosas tan sencillas como cuántos personajes dibujas, si los dibujas de cuerpo entero o solamente medio, si añades fondos, si hay color, si es una ilustración o una página de cómic… Ya ahí entra también el tiempo que se le dedique. No es lo mismo dibujar a varios personajes luchando en un campo de batalla que dibujar a un personaje posando y que solamente se vea medio cuerpo: no tardas lo mismo.

Es una combinación de elementos presentes en el dibujo y del tiempo invertido en el mismo.

Claro que cada uno se valora de forma subjetiva, piensa en cuál puede ser su valor de forma muy aproximada. Unos serán más justos, otros se pasarán de humildes, los de más allá inflarán sus precios… Tal vez en todo esto haga falta una segunda opinión, que alguien que ya esté haciendo encargos te diga cómo orientaría los precios…

… Os digo lo de que consultéis con alguien con experiencia en encargos porque lo que os ofrezco aquí es mi opinión como dibujante que no tiene esa experiencia, pero que ha ido mirando en varios sitios, observando y tratando de formarse sus ideas al respecto…

La conclusión idealista sería decir que como artistas no os subestiméis, porque uno empieza en lo más bajo pero con la práctica mejora. Eso y que hay que esforzarse incluso más de lo habitual para que el cliente esté satisfecho.

¿La realista? Que probéis, experimentéis y preguntéis si tenéis dudas. Y que no dejéis de dibujar y disfrutarlo, sea por afición o por encargo.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

16 11 2013
mariods86

Buena reflexión. Yo por mi parte, y desde que he empezado a hacer “encarguetes” he tratado de valorar en mi justa medida lo que considero justo entre precio y lo que me ha costado el encargo. Aún así, creo que lo que dice este hombre nada más empezar es un tanto… excesivo. Yo me sentiría muy incómodo cobrando tanto por mis dibujos porque aún no me considero lo suficientemente bueno como para ello. Y eso no es porque me infravalore, si no porque sé que tengo mucho que aprender aún en este campo. Acerca de las limitaciones… hasta ahora he tratado de ser selectivo en muchas cosas, aunque es importante abrirse a todos los campos, siempre hay varios temas que se te pueden escapar… aunque a base de encargos se puede ir aprendiendo, a dominar temas con los que no has estado tan a gusto y sorprenderte de que te salga algo decente. En fin, cuestión de valoraciones.

17 11 2013
Autores y Encargos

[…] Autores y Encargos […]

17 11 2013
Autores y encargos | El muro de Charlie Draug | klinews.com

[…] Autores y encargos | El muro de Charlie Draug […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: