Aquellos maravillosos lloriqueos

23 02 2013

Hace unos 15 años así, más o menos, mes arriba, mes abajo, un adolescente empezó a interesarse por Internet. Frecuentó el ciber-café del barrio (lo que luego involucionaría en locutorios) para poder manejarse por aquella “Red de Redes”. También coincidía con el ocaso de su época otakita y decidió internarse en un foro de Dreamers llamado Manga a Gritos.

El muchacho en cuestión aprovechó el foro para descargar contra Lázaro Muñoz, antaño gurú del panorama otakito español, considerado por muchos el ‘anti-otaku’, por eso de no tener pelos en la lengua para atacar y dar su opinión sobre vacas sagradas como Evangelion. Lo que el chaval no sabía es que el mismísimo Lázaro frecuentaba el foro y la somanta de palos verbal que se llevó el chico, junto al cachondeo general del foro, minaron mucho su moral. Hasta el punto en que este chaval usó la carta de “¡¿a que me voy del foro?!”. Finalmente, no se fue.

Y durante años se hizo un hueco en ese foro, pasando del novato quejica al buenrollista veterano, aunque el contacto con el resto de miembros del foro le añadió un toque más oscuro que en el futuro se acentuaría, a pesar de mantener un carácter, de primeras, conciliador. Y siguió madurando en lo internetero y en lo personal frecuentando otros foros, pasando por blogs, tuiteando…

¿Quién iba a decir que aquel primigenio Fëadraug acabaría convirtiéndose en el Chuck Draug de hoy en día, eh?

Y ¿a cuento de qué os transmito resumidamente mi experiencia en Internet? Aparte de ser una excusa para intentar actualizar este blog moribundo, os lo digo por aquella absurda polémica (aunque la verdad, usamos la palabra polémica muy a la ligera) que ha surgido esta semana. Creo que más de uno sabe ya de qué hablo, ¿no?

Os diría que vieseis este vídeo de Un Tipo con Boina para que os enteraseis del percal y oigáis su opinión, pero son doce minutos y este es mi blog, no el de Bóinez (aunque ya le he hecho la publicidad, ¡que no se queje!), así que os dejo aquí el enlace al vídeo del boinudo, lo pausáis y leéis esta entrada mientras se carga, ¿vale?

Lo primero es lo primero: el señor José Viruete (sí, ese Viruete) realizó para la revista Rolling Stone una lista de vídeos musicales horribles. Uno de ellos resultó ser de JPelirrojo, famoso videobloguero que se ha ganado tantos fans como detractores (me atrevería a decir que los anuncios de Worten han hecho aparecer más detractores incluso). El artículo está escrito en plan coña, con tal de sacar una sonrisa a los lectores, aunque sea cierto que, efectivamente, lo que tenemos en los vídeos de la lista, y no solo el del ‘ginger’, son de esos que te hacen chirriar los dientes.

Parece que ser que ni JPelirrojo ni su hermano, Curricé, se dieron cuenta del tono jocoso del texto. Esto les llevó a ‘atacar’ a Viruete y que, en consecuencia, Internet (más concretamente, sección Twitter) se viera envuelta en la enésima tormenta de mierda por una estupidez. Estupidez que llegó a su apogeo con el anuncio de JPelirrojo de parar su producción una temporada.

Las reacciones no se hicieron esperar: desde sus fans, los rutilófilos, pidiendo que no se fuese hasta los más escépticos, que solo consideraban esto un llanto, una llamada de atención. Esto se veía acentuado porque JPelirrojo nunca ha sido fan de las críticas a su trabajo, de hecho llega a tildar de envidiosos y trolls a sus detractores. Y a las pruebas me remito (y leed mi tocho-comentario, ya de paso :P).

Aun así, su retorno (mira que le duró poco el parón, un par de días) solo llevó a que se acentuara la sensación de que solo quería llamar nuestra atención, porque con haberse desatado todo esto no era suficiente.

Y luego hizo este vídeo.

Y mientras tanto… ¿Qué hizo Viruete? Pasar del tema. Lo que deberíamos haber hecho los demás, vamos.

Ahora bien, me diréis “¿es esta una entrada para meterte con JPelirrojo?”, “¡no te metas con él, se ha disculpado y todo!” y “lo que pasa es que tienes envidia”. Pues no. Aunque es cierto que no me gusta su actitud, no he venido aquí a restregarle las cosas, sino a apuntar que él no es más que otro caso de algo mayor.

Lo digo en serio: lo de JPelirrojo es solo uno más de los casos de gente que no sabe tomarse bien las críticas, de gente que no se entera de que cuando expones tu trabajo en Internet, tienes una diana del tamaño de tu cara diciendo “mi trabajo es criticable”. Cuando uno debe enfrentarse a su público, debe saber que no va a contentar a todos, que habrá voces contrarias a lo que haces. No puedes gustar a todos. Jamás.

A mí me ha costado mis años aceptarlo, pero lo he conseguido. Y una buena prueba la podéis ver aquí. Es un post de mi blog en Subcultura que recoge las críticas recibidas por mi webcómic en ‘La Silla’, el hilo del foro de la comunidad donde, sin tapujos, te dicen qué has hecho bien y dónde la has pifiado, y te pueden hasta dar consejos para mejorar. Y creedme que estas cosas ayudan, sea ahora o para el futuro.

El problema está cuando no sabes aceptar las cosas, como ha hecho JPelirrojo durante mucho tiempo. Y como él, bastantes personas. Gente que no sabe aceptar una crítica, que cree que su trabajo es impecable y que el público debe aceptarlo como tal. Y si reciben críticas, dirán que quienes les critican son unos envidiosos o que solo han venido a trollear. En eso también influyen los fans, que parecen más bien zelotes, los cuales defenderán a sus ídolos con furia visigoda, con excusas que luego listaré.

Pero no, amigos, estas cosas no sirven. Y voy a explicaros el porqué, tomando como base tres de las más típicas excusas puestas por creadores ‘inviolables’ y fans extremos:

“Lo que pasa es que tienes envidia”

Es cierto que algunas veces hay gente que se pone a criticar movidos por la envidia, pero ¿de verdad todos los críticos son envidiosos? Eso es imposible.

Hay gente que, simplemente, ve fallos en lo que haces. Fallos que igual ni te has dado cuenta por ti mismo. Pero que están ahí. Y ellos te los señalan. Lo menos que puedes hacer es escuchar a estas voces disconformes, y mirar si tienen razón o no en lo que dicen. Pero no puedes pensar que es porque te tienen envidia.

¿Que ellos no son tan famosos como tú? Bueno ¿y qué? ¿Es que por no ser tan populares ya su opinión no cuenta? Lo mismo en su no-popularidad han ido aprendiendo cosas que te pueden servir. Pero claro, tú podrías contestar “y si saben tanto, ¿por qué no son famosos?”. Yo creo que lo menos que debe preocuparte es la fama. Esta es efímera. Y de tus fans ¿cuántos son de verdad y cuántos solo están ahí siguiendo lo que está de moda en ese momento? Yo prefiero tener pocos seguidores y que estos sean honestos, que vean dónde fallo y cómo crezco a base de corregir esos errores, antes que una panda de zelotes curiosamente hipócritas.

“Hazlo tú mejor”

Es una respuesta tras la cual suele escudarse uno cuando ve que le sacan fallos evidentes y se percata de que, efectivamente, él no los había visto, y están ahí. En vez de aceptar sus errores, trata de echar en cara a esa otra persona que mucho hablar, pero poco hacer.

Hay gente que, por desgracia, no tiene los medios o la habilidad para poner todo en práctica, pero es un observador, es alguien que con la experiencia ha visto cosas que, aunque se escapen a sus capacidades, sabe que están ahí, y pueden servir para ayudar a otros.

Lo peor que puedes decirle a alguien que, con su crítica, no solo te dice dónde fallas, sino cómo arreglarlo, es soltarle un “hazlo tú mejor”. Solo consigues crear mala imagen, y el perjudicado eres tú.

“Si no te gusta, no lo veas/escuches/leas”

Es tal vez mi falacia favorita. Si la saga literaria de moda no te gusta, ¿qué haces leyéndola? Si no te gustan los vídeos de esta persona, ¿por qué los ves? Si no te gusta la música de este grupo, ¿por qué la oyes?

Sencillo: para hablar con criterio.

¿Cómo voy a saber yo si algo me gusta o no? ¿Cómo voy a saber sacar los fallos que hay? ¿Cómo voy a decir cómo se corrigen esos fallos si no he visto, leído o escuchado el material? Para criticar, hay que empaparse de aquello de lo que vas que hablar. Hablar desde la ignorancia es lo peor que se puede hacer, porque faltas al respeto al creador, aunque en realidad su obra sea lo peor que se ha parido jamás.

Que te guste o no… pues mira, son gustos, pero hablar sin saber,  eso sí que no.

En definitiva (con el famoso TL;DR – Too Long; Didn’t Read): que menos llorar porque no gustas a todos, más esforzarse en mejorar, más escuchar críticas, más autocrítica (porque tú también debes pararte y ver si algo lo estás haciendo mal), más humildad y menos delirios de grandeza.

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

23 02 2013
Bóinez

Se lo repito: SABIO.

23 02 2013
Lograi el Luciérnago

Funfact: Dreamers fue la primera web en la que entré cuando me conecté estando a solas. No porno, no. Dreamers…

24 02 2013
John Wheel

Fama de Internet. Ya ves tú.

24 02 2013
jordi M. Novas

Los videos de JP puede resultar muy “llenos de energía positiva” si te pillan con el día tontorrón, pero es verdad que en contenido no aportan absolutamente nada si no tienes trece años… Además su rollo optimista es demasiado básico, infantiloide y de autoayuda barata (y encima ahora le está restando más credibilidad aún con todo este rollo). El optimismo necesita a “lideres” de más categoría…

2 03 2013
Chuck Draug

Bóinez: Usted es que me aprecia demasiado, pero gracias.

Lograi: Para mí fue la segunda, la primera fue el Inforchat. xD

John Wheel: Como si la fama de Internet fuese a servir de algo…

Jordi: No es solamente que su optimismo sea de baratillo, es también su actitud frente a las críticas. No puedes ir de “chupiguay” (¿se sigue diciendo? xD) y luego cabrearte porque a alguien no le guste lo que haces, y llamarle troll solo por opinar distinto. Es más un doble rasero que, por desgracia, no es un extraño en Internet.

9 03 2013
Di solamente cosas bonitas | El muro de Charlie Draug

[…] podría considerarse una pequeña ampliación de Aquellos maravillosos lloriqueos. ¿Y por qué? Pues bien, leyendo la crítica que Vrede hizo de Zerocómics, el infame webcómic […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: