Ascendancy: Swaparamans

13 06 2010

Swaparamans -Duplicadores de energía

Los Swaparamans han prosperado en su nuevo hogar planetario desde su increíble escapada, pero han perdido el conocimiento de los viajes espaciales. Los Swaparamans recuerdan su historia y están llenos de temor por considerar su existencia en un solo planeta demasiado precaria.

Eres el último de los sucesores de Tanandanam. Debes seguir el ejemplo de Tanandanam y asegurar el futuro de tu gente.

Los Swaparamans son de un planeta en un sistema estelar binario (consistente en una estrella y un agujero negro, Graveesha). La configuración dual influyó en el desarrollo de estructuras inversa-real que de forma continua se construían en las mentes de los Swaparamans, como la electricidad que carga un condensador. Una vez cargados, los Swaparamans pueden ir soltando el potencial almacenado.

Los Swaparamans se desarrollaron en el mismo mundo que los Frutmaka, y comparten ascendencia común. Hace milenios, los Frutmaka traicionaron a los Swaparamans y los eliminaron de su mundo natal. Un pequeño número de Swaparamans, los antecesores de todos los modernos Swaparamans, fueron capaces de dejar su mundo de origen en naves espaciales que ellos mismos construyeron en secreto. El arquitecto de este audaz escape fue Tanandanam, un sabio y determinado líder cuyo nombre es ahora sagrado para los Swaparamans.

Los Swaparamans sobrevivieron al peligroso paso a través del espacio usando su habilidad de almacenamiento de energía. Como resultado de la prueba, los Swaparamans con mayor habilidad tendieron a sobrevivir, y su habilidad para almacenar energía es ahora mayor.

Habilidad especial: Los Swaparmansovemdomas producen energía extra. Pueden duplicar la energía de todas sus naves. (Activa) Necesita 62 días para tener suficiente energía para usarla.

Naves:

Pequeña

Mediana

Grande

Enorme

Opinión personal:

Siendo los Swaparamans los únicos con un nexo con otra de las especies del juego, los Frutmaka, les da un toque especial. Ya conocíamos la parte de los Frutmaka de la historia que ambos compartían y ahora conocemos a los Swaparamans: exiliados espaciales que huyeron gracias a su líder y tratan de comenzar una nueva vida. Aún recuerdan su pasado y eso ha hecho que vivan con cierto pesimismo. La historia de los Swaparamans, a partir de ahí y de manos del jugador, podría ser una búsqueda de valentía y de afrontar sus miedos… pero claro, el juego no da para esa profundidad argumental.

Como especie con la que jugar, los Swaparamans actúan como si no tuviesen habilidad especial. De hecho, su habilidad especial es bastante inútil: sólo se usa una vez y en las batallas espaciales, que van por turnos, esto se traduce a “doble mi energía durante un turno”. Eso y no tener nada en especial son lo mismo.

Y así es como hay que tratarlos cuando juegues contra ellos, aparte de la típica cabezonaría que caracteriza a muchas especies. Realmente, esta especie se salva del suspenso por su trasfondo…

Puntuación: 5 / 10

Tanandanam dijo una vez: “afrontar el riesgo a lo desconocido es la única forma segura de avanzar”. Era una de tantas citas que se podían sacar de él, pero los Swaparamans casi la habían olvidado. Su Historia estaba marcada por la huida de su mundo de origen, escapando la aniquilación y a sus verdugos, sus lejanos parientes los Frutmaka, y aunque tenían a Tanandanam como lo más parecido a un Dios, los Swaparamans seguían viviendo en el miedo y el pesimismo.

Generaciones atrás llegaron a un mundo parecido a aquél en el que vivían. No era un sistema estelar dual, pero su evolución les había ayudado a almacenar energía sin necesidad de un sistema estrella-agujero negro y era la principal baza para sobrevivir: podían almacenar energía para luego alimentar con ella sus ingenios tecnológicos, traídos en su huida, y no perder sus conocimientos ni avances. Y aun así, tenían miedo.

Miedo a que su existencia quedara limitada a un pequeño planeta. Podrían explorar otros planetas y expandirse, uno llegaría a pensar, pero había más miedo. Miedo a arriesgarse y volver al espacio, donde tal vez los Frutmaka también estuviesen, aún rencorosos hacia los “infieles a Graveesha”, buscando a los Swaparamans para dar por finalizado su castigo divino. Por ello, el único conocimiento que decidieron olvidar fue el de los viajes espaciales.

Una especie como los Swaparamans, manteniendo semejante actitud, sólo podía conocer un destino: la extinción. Y también tenían miedo a eso.

Pero aún había una oportunidad para cambiar estos tiempos de pesimismo. La estirpe de Tanandanam era la única que no había perdido la esperanza de entre lo Swaparamans, pero su optimismo había sido siempre eclipsado por la actitud general de la especie. Aun así, los descendientes de Tanandanam siguieron luchando durante generaciones para prender la llama de la esperanza en las miedosas mentes de los demás Swaparamans. Hasta hace poco, no habían conseguido la chispa necesaria… Pero su insistencia dio sus primeros frutos.

Varios Swaparamans, por primera vez, escucharon la llamada de los descendientes de Tanandanam. No podían quedarse en un único mundo, temiendo el fin de los recursos naturales o que, si salían al espacio profundo, los Frutmaka estarían esperando para destruirlos. Esos miedos se basaban en un pasado que ya estaba lejos, muy lejos en el tiempo. Tal vez los Frutmaka ya los hubieran olvidado o, incluso, habrían desaparecido tiempo ha. Y si estuvieran ahí fuera, esperándolos, no debían temerles. Sólo debían sobrevivir, recuperar sus conocimientos de navegación espacial y expandirse.

¿Por qué debían ser unos inmovilistas? Los Swaparamans podían llegar más lejos, evitar que su legado, el legado del gran líder Tanandanam, muriese, pues entonces sería un triunfo de los fantasmas del pasado. Y los Swaparamans debían seguir hacia delante, aprender de su pasado para mejorar su presente y forjar un gran futuro.

“Afrontar el riesgo a lo desconocido es la única forma segura de avanzar.” En poco tiempo, esta cita volvería a las mentes y corazones de los Swaparamans para darles valor y vencer sus miedos.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

14 06 2010
Deka Black

Pelin feotes, ¿no?

15 06 2010
Draug

Pues sí, en todos los aspectos menos en la historia que los une a los Frutmaka, los Swaparamans son decepcionantes (y sí, el diseño es… err… ejem…). Capelons, Kambuchka, Snovemdomas (aunque éstos no tanto), Swaparmans y próximamente Ungoomas no reciben mis simpatías. 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: