Ascendancy: Oculons

29 12 2009

Oculons – Súper-astrónomos

Eres el Jhitan, el Lejano Mirador de los Oculons. El cumplimiento de los ancestrales anhelos de los Oculons está muy cercano. Mediante su comunicación a larga distancia con las civilizaciones de otros mundos, tu gente ahora sabe que es teóricamente posible construir veh¡culos que puedan explorar el espacio.

Ningún Oculon es inmune a la poesía de las estrellas, y tu gente está ahora obsesionada con explorar el espacio y ver sus maravillas de cerca. Debes guiarles para desarrollar los avances necesarios para construir naves espaciales. Vistas maravillosas y fantásticas criaturas del Universo esperan a tu gente.

Los Oculons tienen extremadamente desarrollado el sentido de la vista. Crecieron en un planeta con una delgada atmósfera que orbita alrededor de un brillante sol. Su cultura es fuertemente astronómica (esencialmente son telescopios vivientes) y han atesorado un gran conocimiento sobre la galaxia.

Son más místicos que intelectuales, y son considerados supersticiosos por otras especies. Están absolutamente fascinados con el espacio y con otras formas de vida. Sin haber conseguido todavía viajar por el espacio se las han arreglado para comunicarse con otras especies tecnológicas de remotas estrellas de la galaxia.

El Oculon medio está obsesionado con la nobleza de los pensamientos y acciones, y vive según un código de
honor.

Habilidad especial: Los Oculons son grandes astrónomos. Pueden ver todas las líneas estelares. (Pasiva)

Naves:

Pequeña

Mediana

Grande

Enorme

Opinión personal:

Los Oculons no resultan ser una especie demasiado interesante. Curiosos, caballerosos y supersticiosos, los Oculons son la típica especie con demasiadas buenas intenciones. No son malvados, no os confundáis, pero sí demasiado buenos. Y nada en exceso es beneficioso de una especie cuyo único aliciente es su tremenda visión, capaz de revelarles las rutas entre estrellas…

Habilidad especial que, por otra parte, no resulta para nada útil. Sí, conoces el trayecto entre estrellas, pero igualmente deberás explorarlo para conocer los sistemas estelares y el tipo de rutas que son:  la azules son las que llevan menos tiempo de viaje y las rojas son las largas… y esto no lo revela la habilidad de los Oculons.

Como especie controlada por la máquina, cuentan como si no tuvieran una habilidad especial. Siempre se mostrarán educados y aunque no son precisamente una especie muy avanzada, pueden suponer un buen aliado por sus conocimientos de rutas (porque, a fin de cuentas, se verán obligados a explorar).

Puntuación: 5 / 10

El firmamento resultaba ser un tapiz de gran belleza para los Oculons. Una especie contemplativa y observadora como la suya había sido capaz de apreciar los detalles tanto de su planeta como del cielo sobre ellos. Detalles que ningún otro ser vivo conocido habría vislumbrado.

Y es que los Oculons poseían un sentido de la vista extremadamente desarrollado. Cualquier microscópico detalle era captado por el enorme globo ocular de un Oculon. Pero esto no sólo se aplicaba en su vida cotidiana: cualquier detalle del cielo estrellado también era detectado por el Oculon medio. Eran capaces de observar las estrellas del firmamento y los mundos que orbitaban a su alrededor. Eran capaces de ver las mejores rutas que se podían realizar entre los mundos… algo que les estaba sirviendo en los comienzos de su exploración espacial.

Los Oculons habían usado su habilidad para captar con detalle otras estrellas y mundos para detectar señales de otras especies inteligentes. No había pasado demasiado tiempo hasta que encontraron las señales de la civilización Chamachie y comenzó el intercambio tecnológico y de información. Además, varias naves Chamachie ya habían aterrizado en el mundo de origen de los Oculons y habían podido comprobar las diferencias entre especies… diferencias que los Oculons no encontraron como obstáculo, sino como exotismo que sólo ayudaría a una mayor comunicación entre especies para alcanzar un mejor entendimiento.

Maravillados ante las formas que los hologramas de los Chamachies mostraban, los Oculons pensaban en los mundos que podían visitar… y no sólo eso, sino también en el firmamento que en éstos podrían ver. Porque los Oculons eran conscientes de un hecho: en su mundo sólo podían ver una pequeña parte de la galaxia. ¿Qué vistas podrían tener desde otros planetas? ¿Qué estrellas que jamás vieron podrán conocer al fin? Es más: ¿qué otras especies podrían encontrar también?

Ya pasaron dos ciclos del planeta Oculon alrededor de su brillante estrella desde entonces. Algunos mundos ya habían recibido visitas de los Oculons, desde el planeta natal de los simpáticos aunque sospechosos Baliflids hasta el de los intrigantes y territoriales Snovemdomas. Y las vistas que los Oculons obtuvieron de estos mundos les fascinaron… Tanto como les fascinarán los miles, millones de firmamentos que puedan ver en todos los planetas que aún no han sido visitados.

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

29 12 2009
Deka Black

Parece una especie más bienaburrida, ¿no? y de nuevoe stoy convencido de haber visto una especie muy similar en algun lado, pero no recuerdo donde…

29 12 2009
Draug

Aburrido es quedarse corto. Los Oculons no ofrecen mucho, la verdad.

Y sí, alienígenas con grandes ojos los hay bastantes, aunque yo tampoco recuerdo dónde he visto algo similar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: