Ascendancy: Hanshaks

30 07 2009

Hay especies raras en Ascendancy, pero éstos compiten seriamente por el primer puesto en rareza.

Hanshaks – Telépatas diplomáticos

Eres el Gran Chamán, el Mayor de los Hanshaks. Has existido en tu ciclo actual durante nueve mil órbitas de tu mundo alrededor de su sol. Tu vida ha ido a través de más ciclos que la de ningún otro Hanshak.

Tu especie ha educado a su mundo, y ha llegado la hora de comunicarse con las vidas de otros planetas. Los Hanshaks deben descubrir una forma de alcanzar otros planetas y encontrar la vasta diversidad que existe en el cosmos.

Los Hanshaks son una antigua raza de cuerpos-mente toroidales. Están en profunda unión con la vida y la naturaleza, y pueden comunicarse telepáticamente con otros seres inteligentes. Los Hanshaks son pocos, pero son reconocidos por su sabiduría e intuición.

Tras un temprano auge tecnológico, desmantelaron sus ciudades y devolvieron a su mundo su estado natural, desarrollando una cultura dedicada a la iluminación y a vivir en sintonía con la naturaleza. Aun así, se las han arreglado para retener algunos conocimientos tecnológicos en su sociedad dru¡dica.

Habilidad especial: Los Hanshaks son telépatas. Pueden comunicarse con las demás especies desde el comienzo. (Pasiva)

Naves:

Pequeña

Mediana

Grande

Enorme

Opinión personal:

Parece que todo universo de ciencia-ficción debe tener una raza que represente la sabiduría del cosmos. Su comportamiento calmado hace que cumplan perfectamente ese rol de raza pacífica y sabia. Su tranquilidad y su obsesión por la armonía los hace de fiar, pero a la vez se muestran un tanto extraños precisamente por su constante búsqueda de la paz.

Su habilidad espacial no resulta ser una maravilla propiamente dicha, aunque no es mala. Es bueno mantener relaciones con otras especies desde el principio por el tema de formar antes alianzas e intercambiar información. Es decir, que básicamente las relaciones de diplomacia son las mismas, pero puedes comenzar desde el inicio y no hasta que encuentres alguna especie por casualidad, lo que puede llevar un tiempo. La única diferencia en la diplomacia es el cuándo, no el cómo.

Como especie contra la que jugar, no causan demasiados problemas. Puedes comunicarte con ellos desde el comienzo, pero normalmente se muestran reticentes a una alianza o a intercambios a menos que pase un tiempo para generar más confianza entre especies. Eso sí, en un ambiente hostil, pueden ser los primeros en declararte la guerra… irónico viniendo de unos tipos supuestamente pacíficos, ¿no?

Puntuación: 6 / 10

Muchas voces inundaban su mente. Todas distintas, pero igualmente claras. Venían de diversos seres, cada uno con su propio idioma, pero entendía todas y cada una de las palabras que llegaban de sus mentes. Todos aquellos pensamientos llegados de diversos puntos del planeta… y también de la galaxia.

El Gran Chamán seguía concentrado mientras estas olas de pensamientos seguían llegando. Tantas preocupaciones ajenas, tantos sentimientos contradictorios, tantas ansias, tantos planes… Todo estaba en su mente ahora.

Leía esos pensamientos y los asimilaba en la tranquilidad de su meditación. ¿Cómo podían todas aquellas criaturas vivir con tanto rondando en sus mentes y sin poner sus pensamientos y sentimientos en orden? Para un ser como el Gran Chamán, habituado a la armonía, resultaba muy extraño.

Todo era caos en la maraña mental que se iba formando. El más anciano de los Hanshaks trataba de encontrar una forma de que todo aquello siguera un orden, pero incluso para su privilegiada mente esto era una tarea titánica. Podía entender lo que “decían”, pero no conseguir solucionar sus problemas.

Entonces despertó. El Hanshak se movió lentamente, dando círculos en su habitáculo. ¿Cuánto tiempo había pasado meditando? A veces perdía la noción del tiempo y ésta era una de esas veces. Pero la cantidad de información que le llegaba de las mentes de otros hacía que ese tiempo que parecía perdido en realidad fuese valioso.

Había tratado de buscar solución a todos los problemas planteados, tratar de ayudar a aquellos seres lejanos a encontrar la paz y la armonía gracias a sus consejos telepáticos, pero todo se perdía en el mar de pensamientos que no cesaba de rugir en su interior.

Estaba claro que el Gran Chamán había sobrevalorado sus propias habilidades. Ya que era el único que podía sentir los pensamientos de seres más allá de su mundo, creyó que podía llegar más lejos y asimilarlos todos a la perfección. Pero ni su gran habilidad era suficiente para abarcar tanto.

Pero él sabía que, si tenía este don, era por algo. Gracias a su telepatía, los Hanshaks se habían convertido en grandes diplomáticos que habían conseguido la paz absoluta en su mundo, ya que conocían a las demás especies que habitaban su planeta examinando sus mentes. Y si el Gran Chamán podía comunicarse con otras especies lejos de su mundo natal, era para ayudarles a conseguir su propia paz.

La tecnología Hanshak era la suficiente para poder emprender viajes espaciales, pero el Gran Chamán quería allanar el terreno. Quería asegurarse de que aquellos seres con los que podía contactar no serían hostiles y que apreciarían la ayuda de los Hanshaks para resolver los problemas de sus vidas y alcanzar la armonía que ansiaban.

Tras varias vueltas, decidió volver a su meditación. Esta vez necesitaba concentrarse en algo más concreto. Había visto tantas especies en su mente y durante tanto tiempo que las conocía muy bien. Sabía cuáles eran más receptivos y quiénes más reacios a establecer un enlace telepático con él. El Gran Chamán sondeó en su propia mente, buscando entre los recuerdos de sus conversaciones telepáticas y de los pensamientos que había indagado en todo este tiempo.

Y lo encontró.

– Emperador de la Ciudad de los Iluminados… – decía la mente del Gran Chamán, viajando aquella frase por el espacio, ignorando la gran distancia que separaba el mundo natal de los Hanshaks del de los Chamachies.

Anuncios

Acciones

Information

4 responses

31 07 2009
Bitacoras.com

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Hay especies raras en Ascendancy, pero éstos compiten seriamente por el primer puesto en rareza. — Hanshaks – Telépatas diplomáticos Eres el Gran Chamán, el Mayor de los Hanshaks. Has existido en tu ciclo actual durante nueve…..

31 07 2009
Deka Black

Lo que mas me está llamando la atencion de la srazas de este juego es lo escasisimo de la simetria bilateral humanoide…

1 08 2009
Draug

En realidad, excepto por los Baliflids, los Chamachies (y tienen seis patas: cuatro brazos y dos piernas) y tal vez los Oculons (y no tienen brazos, sino tentáculos), no existe especie alguna que tenga cierto rasgo humanoide.

Y es que parece que en ciertos lugares, la evolución no tiene por qué llevar a los seres antropomórficos. O_o

1 08 2009
Deka Black

Fijate en Doctor Who: tienen la raza no humanoide mas exitosda de todos los tiempos: los Daleks. Insluco su parte organica NO lo es. Y no es la unica: axos. objetos plasticos poseidos por la Conciencia Nestene, los Rutan, en las temporadas nuevas los Gelth (que son gaseosos)…

Los zarbi (insectoides), los Macra (cangrejoides)… Hay donde elegir.

vamos, que hay variedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: