Dragon Ball Evolution

23 04 2009

Me prometí a mí mismo que tras la crítica que escribió Elfangor no vería la película, me lo prometí porque ya se vislumbraba que como película no valía nada… pero supongo que, para hablar de las cosas con criterio, hay que disfrutarlas o sufrirlas. Así que al final rompí mi promesa y la vi. La vi, sí. Y me llamarán varias cosas: héroe, masoca, gilipollas… preferiblemente esto último. :V

Hagamos un poco de historia… En los años 80, Akira Toriyama decidió coger la premisa inicial de “Viaje al Oeste”, algunos de sus personajes, tomar una serie de bolas de dragón como artefactos para conceder deseos y luego juntar toda la cultura pop que se había tragado, sea Star Wars, Drácula, las películas de Bruce Lee y Jackie Chan, Terminator… y llamarlo Dragon Ball.

En su momento, la gente no puso el grito en el cielo por ello, e incluso les hizo gracia. A fin de cuentas, Dragon Ball no se tomaba en serio a sí misma, era una especie de comedia de aventuras de artes marciales. Luego se hizo más seria, llegaron los saiyanos, las peleas infinitas y repetitivas, los planetas que explotan en cinco minutos que en realidad son muchos capítulos de veinte y ver quién la tiene más larga… la caballera, quiero decir.

Sí, lo sé, parece que le he robado esa reflexión a Viruete, pero si lo pensáis en frío, lleva bastante razón.

Ahora nos hemos topado con… esto.

Al menos no nos quejaremos: hay chicas guapas (aunque Bulma es una maldita jenni xD).

No criticaré Dragon Ball Evolution como adaptación, puesto que sería un poco hipócrita teniendo en cuenta lo que he dicho del material original (aunque si tengo que hacer coñas sobre la adaptación, las haré, pero no en serio, que servidor hace años que pasó la etapa otakito y no hay ganas de revivirla xD), sino como película. Y como película, después de quitarme los prejuicios, no tiene mucha salvación que digamos.

La historia es la siguiente… y, atención, la voy a destripar por completo.

Son Goku es un estudiante de instituto con el que se meten los chulitos de turno por ser diferente (y por el peinado que gasta, supongo) y que está locamente enamorado de una pijita guerrera que está cañón llamada Chi-Chi. Su abuelo (el de Goku), Gohan, le regala por su cumpleaños una bola de dragón con 4 estrellas, le cuenta que con las 7 bolas se puede conceder a quien las reúna un deseo y le dice que ser normal está sobrevalorado (pero sobrevalorado, sobrevalorado).

Goku es invitado a una fiesta organizada por Chi-Chi donde se da la mejor escena de pelea de la película… básicamente porque no es una pelea en sí, sino Goku esquivando golpes de los chulos del instituto.

Mientras tanto, Gohan es atacado por una oriental maciza en cuero rojo, Mai, y después por Spike, el de Buffy Cazavampiros, con tinte verde, que resulta ser Piccolo, el personaje más desaprovechado de la película. Goku, de alguna forma, siente que algo le pasa a su abuelo, y vuelve a casa, sólo para encontrar al moribundo Gohan diciéndole que proteja la bola, que busque a Mutenroshi y que tenga fe en sí mismo. Y muere.

Al día siguiente, Goku se encuentra con una jenni con mechones azules, Bulma, que busca una bola de 5 estrellas. Viendo que se pueden ayudar el uno al otro, se van a buscar a Mutenroshi, que resulta ser un Chow Yun Fat desenfadado y guarrete, lo mejor de la película (pero te hace pensar cuánto le pagaron a Chow Yun Fat para salir en esta película).

Los tres parten en busca de las bolas de dragón, sólo para caer en una trampa tendida por Yamcha, que al igual que B.O.B. tiene la voz de Carlton Banks (el doblador debe estar dándose de cabezazos en la pared) y que, al igual que en el manga y en el anime, no sirve ni para adornar. Tras convencer a Yamcha de que las bolas de dragón pueden conceder deseos (aunque en principio no se lo cree) y hablar de la leyenda de las bolas de dragón y de que han de detener a Piccolo antes del eclipse que llegará en pocos días y evitar que despierte de su discípulo, Ozaru, se ponen en marcha otra vez.

Siguen buscando las bolas de dragón, se pelean con unos masillas resucitados por Piccolo, ven a Chi-Chi en un torneo de artes marciales, Roshi se encuentra con el maestro Norris (no me lo estoy inventando) para que le dé la vasija donde confinar a Piccolo, Goku aprende el Kame Hame Ha y se enrolla con Chi-Chi, Mai se hace pasar por Chi-Chi y roba las bolas de dragón del grupo… y, básicamente, Piccolo ya tiene las 7 bolas. Pensad que todo esto ocurre en… ¿cuánto? ¿15 minutos? Sí, digamos que en un cuarto de hora se da todo esto.

Así que todos van a por Piccolo, llega el eclipse, Goku se convierte en Ozaru (después de que Piccolo le diga “tú eres Ozaru” en un estilo muy Darth Vader), mata a Mutenroshi, se controla tras darse cuenta de que la brasa que le daba Gohan sobre “confiar en sí mismo” no era una tontería, y vence a Piccolo en una pelea cortísima (no creo que llegue ni al minuto de duración) después de intercambiar descargas de ki durante tres o cuatro segundos. Finalmente, invocan a Shenron, resucitan a Roshi y se supone que la cosa seguirá en una posible continuación… tanto por ese final como porque, tras los créditos, a Piccolo lo está cuidando una ancianita.

Si habéis llegado a este punto y os estáis preguntando si me acabo de inventar el guión de la película, la respuesta es no. No me lo he inventado. Es la película tal cual.

Dragon Ball Evolution, como película, deja bastante que desear. Como veis, la historia trata de condensar muchas cosas y, lo peor, es que no llega ni a la hora y media. Eso hace que los personajes queden bastante planos, que no se desarrollen bien sus relaciones (de repente, Bulma deja de odiar a Yamcha para decirle que le gustan “los chicos malos”) y Piccolo está muy desaprovechado (no creo que llegue ni a los 15 minutos de escenas con Piccolo, aparte de que su historia se queda en “es un malo que llegó hace 2000 años, lo encerraron y ahora ha vuelto para destruir el mundo”, y nada más), y eso que podría haber dado juego (al margen de la adaptación, una vez más).

Además, la sensación de que se han dado tijeretazos a la película es muy notable, ya que no hay una transición para nada suave entre varias escenas de la película, especialmente en la parte intermedia.

Los actores… Justin Chatwin en algunos momentos es hasta decente dentro de la mediocridad e incluso por unos segundos llega a dar el pego como Goku yanki en el instituto, pero le queda comer muchas natillas para ser un actor realmente competente (eso y quitarse este lastre). Chow Yun Fat es lo mejor de la película sin duda, al menos parece que sabe no tomarse del todo en serio esto, lo que no evita que sea una de sus peores actuaciones en años. James Masters está tan desaprovechado como el propio Piccolo que interpreta. El resto de actores… decir que sus interpretaciones son bastante risibles es ser benevolente. Vamos, que está claro que actuación, lo que es actuación, bastante pobre, aunque vamos, esperaba algo muchísimo peor.

Sobre las escenas de acción, no están tan mal rodadas como uno podría esperar y hasta la escena de la fiesta de Chi-Chi tiene su gracia, por eso de que Goku no pega a nadie y deja que los chulitos se den de cates entre ellos. Eso sí: la pelea entre Goku y Piccolo es tremendamente corta, demasiado corta. Y la de los masillas es aburrida con ganas.

Dragon Ball Evolution, al margen de la adaptación, es una película que no recomiendo. A mí se me hizo corta, en momentos aburrida y muy desaprovechada. Podría haber dado bastante juego si hubiera durado más o si hubieran aprovechado mejor los personajes.

Si vamos al tema de adaptaciones, nos encontramos, claro, que las caracterizaciones no se acercan a lo que eran el original, que se saltan a la torera Pilaf, haciendo que Mai se convierta en sirvienta de Piccolo, y el ejército de la Cinta Roja (mi saga preferida de Dragon Ball)… pero seamos sinceros: podía haber sido MUCHO peor, y eso que la esencia del manga original apenas se percibe.

Pero también podría haber sido mucho mejor: imaginaos a Piccolo liderando en las sombras el ejército de la Cinta Roja del General Red, desarrollándose todo en un ambiente de guerra y artes marciales donde Goku y sus aliados deben encontrar las bolas y detener el conflicto para luego enfrentarse a Piccolo… y hubiera quedado mucho mejor, aunque no sea fiel al original. Porque el problema está no en que la historia sea más o menos fiel (por mucho que “viole nuestra infancia”, como quien dice), sino que DBE es una historia con carencias que podrían haberse subsanado. Y que a lo mejor seguiría levantando ampollas de sangre a más de un otakito, pero serviría al menos para pasar un rato. O, al menos, algo como la de Street Fighter con Van Damme (y eso que “La leyenda de Chun-Li” con la Lana de Smallville no es tan horrible como dicen, pero sigue siendo malilla y en varios momentos hace que la de Van Damme parezca hasta entretenida… puede que hable de ella en el futuro… la de la Lana de Villachica, quiero decir, de la otra ya hablé en el Blog de Randy), que no se toma en serio a sí misma.

Me pongo a pensar, además, en las películas basadas en cómics que me gustan: las dos primeras de X-Men, la primera de Spiderman, las dos de Hellboy, la de Iron Man, Batman Begins, Dark Knight, la de Flash Gordon de los 80 (no estoy de coña), Watchmen… Y, sinceramente, con mayor o menor fidelidad, ninguna es 100% fiel al material original (y no: Watchmen no es tan fiel como cree la gente). Y no por ello dejarán de gustarme.

Me gustan como películas, independientemente de lo que adapten bien o no. Y con ellas no me pongo en plan quejica de “buah, no han adaptado bien el cómic”. Aunque, y siendo sincero y un poco hipócrita, lo que están haciendo en X-Men Orígenes: Lobezno con Deadpool no me agrada (¿será porque me ENCANTA el personaje en el material original? oh, Dioses, soy un radical del material original, ¡mátenme, por favor!).

Pero lo dicho: como película, a mí Dragon Ball Evolution no me gusta. Como adaptación… podría haber sido MUCHO peor, pero de todos modos, cada medio es como es y los ejemplos de películas que he dado antes lo demuestran.

Si tuviera que valorarla en una escala del 0 al 10, le doy un 2.

PD: No, no he pagado por verla. :V

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

23 04 2009
Deka Black

Lo de Chow Yun Fat es de juzgado de guardia. Punto.

23 04 2009
Draug

Y aun así es lo mejor de la película, así que si es una de sus peores actuaciones en mucho tiempo y es lo mejor… imagínate lo PEOR.

Por fortuna, no he puesto dinero para ver eso. Y lo dicho: podría haber sido mucho PEOR, pero como película no vale nada.

23 04 2009
Deka Black

A Chow Yun Fat me gustaroa verle de miembro del U.N.G.C.C. en una futura pelicula de Godzilla.

24 04 2009
Deed

jum… yo hubiese hecho una critica escrita más sencilla que la habéis hecho tu y Elf…

sería algo así… ajiem…

BAZOFIA DE MIERDA.

ale, y listos.

Solo salvo de esa peli al actor de Goku, que se me hizo gracioso y con poca culpa de su papel. A Chow Yun Fat nunca le perdonaré ese Mutenroshi…

23 08 2009
Fan de Dragon Ball

magnifico tu comentario amigo , lo lei todo y la verdad concuerdo en casi todo lo que dices, la pelicula deja mucho que desear, ya que dragon ball es una serie ultra mega magnifica , la MEJOR DE LA HISTORIA , y esta pelicula mancha 20 años o mas de una serie inigualable , la pelicula no esta a la altura de DRAGON BALL y ´´ Z .
javiier.ignaciio@live.cl si quieres compartir ideas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: