Fin de semana en el Salón del Manga

31 10 2006
Bueno, bueno, toca crónica del Salón del Manga y todo eso. De todos modos, tampoco esperéis que haga una megacrónica brutal ni nada de eso, sino mi punto de vista del evento y lo que hice el sábado y el domingo en la Ciudad Condal con los amigos. Ya sabéis: un poco de blog comiquero y otro de blog personal, como suelo hacer. 😛

Sábado 28

Tras casi 7 horas de autobús (parada de tres cuartos de hora incluida), Tonk, Gooey y un servidor llegamos a Barcelona, donde el nada sutil Guges (que casi me hunde la espalda para saludarme) nos esperaba. Los tres nos dirigimos pues al metro y de ahí al hostal donde Al y Yerk ya estaban instalados.
Tras llegar al hostal y echarnos unas partidas al SvC: Chaos y al Guilty Gear XX, al final decidimos que lo mejor era prepararse. Gooey me prestó un mandil y un pañuelo de criador Pokemon para poder entrar por la gorra en el Salón (eso me pasa por no tener acreditación). Más tarde llegaron Xian, Vero y Wakka. Desayunamos y cogimos el metro de nuevo para ir a La Farga.

Cómo no, el sábado de un Salón del Manga es EL HORROR (así, con todo en mayúsculas y en negrita). Tras entrar diciendo que soy un criador Pokemon (con la gorra-fetiche de Fatal Fury disimulada bajo el delantal xD), entramos en el Salón y, ¡cómo no!, tocó perderse por allí y tratar de localizar a más gente.
Creo que vi a Deed siendo asaltada por Guges, pero no estoy al 100% seguro… no había muchos Ls, pero sí muchos Uraharas. De todos modos, a la pobre no pude verla en todo el sábado ni tampoco el domingo. T_T Tampoco vi a El Jose en todo el día… ni a bastante gente. T_T

Aunque tampoco habría sido fácil localizarles, porque… ¡La Farga se había quedado pequeña! Ridículamente pequeña, para ser más exactos. La concentración de frikis es tal que uno no puede moverse si no es “siguiendo la marea otakita”. En serio, no es la primera vez que sucede en el Salón del Manga… de hecho, ya lleva unos cuantos años así, y si la cosa no mejora, ya veremos cómo acaba el evento.
Un lugar más grande sería de agradecer, aunque me temo que el flujo de otakitos aumentaría de forma proporcional al espacio dedicado al Salón.

La única compra que hice por la mañana fue el primer tomo de Lupin III, que además tiene la firma del señor Monkey Punch. Y la verdad es que, por lo que llevo leído del manga, a mí me gusta. Obviamente, no es el Lupin de la serie de animación y el dibujo está desfasadillo y es un trazo muy suelto, aunque es dinámico y tremendamente expresivo, y las historias mejoran a medida que estoy avanzando.
En cuanto lo lea entero, haré la pertinente reseña… junto a las del primer tomo de Death Note y el último tomo que ha salido de Usagi Yojimbo, cuando me los compre (porque el Death Note se agotó en La Farga y el Usagi Yojimbo lo tengo reservado en Madrid).

Después de la cola para la firma de Monkey Punch, dimos una pequeña vuelta y, finalmente, salimos del agobio que era el Salón. Porque, a pesar de ser casi las 2 de la tarde, seguía entrando gente y el olor a humanidad concentrada espantaba a más de uno.
Pues una vez fuera y tras comer en el restaurante chino de rigor (no el que suelen frecuentar los visitantes del Salón, sino otro algo más lejano), volvimos, no sin antes participar en la peculiar sesión de fotos de Tonk, de donde destacan la foto de Xian quemando una piruleta de Hello Kitty… y la foto de un servidor con su mandil de criador Pokemon y la gorra de Fatal Fury oculta bajo el mismo… foto que definió Tonk como “¡qué pedazo de pokeball!”.
Ya llegarán las fotos, ya… porque la mierda de cámara de fotos de mi móvil es eso, una mierda. xD

Por la tarde, y tras encontrarnos con Gerard/Hellblaz y tras esperar cinco minutos a que nos dejaran entrar (me temo que fue cosa del “lleno completo”), todo fue dar vueltas a ver si se conseguía comprar algo. Lejos de tranquilizarse la cosa, había llegado a niveles alarmantes, con una concentración de gente aún mayor.

Mientras tanto, yo trataba de localizar a la gente de WEE (Webcómics en Español), de los que sólo estaba Elfangor y ya se tenía que ir. ¡Un saludo, Elf, y a ver si en la próxima hay más suerte y gente! ^^U

Tras la quedada de WEE frustrada, seguí dando vueltas hasta pararme en un stand donde tenían varias figuritas. Entre ellas estaban las figuritas de Namco x Capcom… incluyendo una de Tron Bonne que no dudé en adquirir (también quería la de Roll Caskett, pero no estaba disponible). Es una figura que, a pesar de ser de estas figuras desmontables (gashapon), tiene un nivel de detalle muy bueno, es grandecita y además Tron sale muy mona (y el Servbot sobre el que está sentada también es mono xD).


Una imagen con las figuras de Tron y Roll en dos modelos: con y sin Servbot. xD


Una foto de mi figurita de Tron (patrocinada por la mierda de cámara de fotos de mi móvil :P)

A la salida del Salón ya me encontré con más gente: Yo_verde, Sans, Bartu, Koopa y Katsu (casi a última hora y con algo de prisa). Tras la cena en el Burger King de la Farga (lugar de preregrinación para cenas frikis en la zona), volvimos al hostal. Al, Tonk, Yerk, Gooey y yo tuvimos que irnos a patita desde la parada de Plaça de Espanya porque había demasiada gente en los vagones del metro, mientras Xian, Wakka, Vero y Guges se fueron en el metro. De todos modos, la caminata sirvió para hacer algo de ejercicio, comprar agua y refrescos (y demostrar que el Burn sabe mejor que el Red Bull), tener discusiones frikis y ver un supermercado llamado Supersony (insertar bromas anti-Sony aquí).
Una vez llegamos, tuvimos una pequeña sesión maratoniana de Super Smash Bros… sesión de la que me retiré con bastante sueño. Dormí en el autobús… pero no fue suficiente y me dormí pronto.

Domingo 29

Guges, Yerk y yo, tras ver Kim Possible y Astroboy en la tele, decidimos ir a ver si los demás estaban despiertos. Tras irnos del hostal casi con el tiempo pegado al culo, en vez de ir directos a La Farga decidimos irnos a comer, ya que ninguno había desayunado (bueno, algunos sí, pero era poco más que engañar al estómago). Primero estuvimos en un bar de tapas ya que el Telepizza más cercano estaba cerrado… lo que no impidió que luego comiésemos pizza. De todas maneras, quedamos bastante satisfechos.

La Farga en domingo es menos agobiante que en sábado, pero aun así hay mucha gente. Como es obvio, dimos vueltas por todo el recinto, hasta que finalmente Koopa y Bartu se nos acoplaron. Ambos creían que sería bonito que nos convencieran para que comprásemos fanzines del Studio Kat. Yo les compré dos a cambio de que Koopa y Bartu me hicieran dibujetes… también me compré el Like a Monkey, pero ésa era una compra que tenía programada desde hace tiempo. Por supuesto, Bartu y Koopa cumplieron. 😛

La gente huyó despavorida de los stands de los fanzines y sólo estábamos Koopa y yo en el stand del Studio Kat. Tras discutir sobre verdades de la vida (como que Koopa no tiene vida ;P), al final los encontramos. De nuevo, la cosa fue dar vueltas y hablar de frikadas y de un té que olía y sabía a ramen (¡Bartu puede demostrarlo!).
Tras hacer un dibujo para Koopa y seguir dando vueltas hasta pararnos cerca del stand de Planeta. Allí, nos dedicamos a inventar chistes sobre Batman equiparables a los de Chuck Norris basándonos en el hecho de que el tipo disfrazado de Batman en el stand de Planeta atraía más la atención que el Goku, el Superman y el Vegeta que también estaban por ahí. Y luego dicen que los chistes sobre ents son malos… ¡si nos hubieran escuchado…!

Con el cierre del Salón, todos nos fuimos, nos desperdigamos, cenamos de nuevo en el Burger King y luego nos dirigimos a la estación de autobuses. Guges fue el primero en marcharse (su autobús salía antes que el nuestro) y nosotros nos quedamos en un bar bebiendo Cacaolat y riéndonos del cómic de Danger Girl que regalaban en el Salón (no es por nada, pero Danger Girl es un cómic horrible y ni el guionista ni el dibujante tienen idea sobre narrativa). Finalmente, cogimos el autobús, llegamos a Madrid y a mí me dio tiempo a llegar a clase. 😛

Lo mejor, obviamente, es la gente con la que te encuentras. Algunos ya los conoces, pero aprovechas estos eventos para veros las caras. Otras personas las conoces sólo de Internet y os veis por primera vez en persona. Y lo mejor de todo es que la gente no es tan falsa, sino que están igual de locos sin ordenador como lo están con él. xD
No, en serio, que es lo realmente bueno del Salón. Eso y conseguir una figurita de Tron Bonne y la firma de Monkey Punch y los dibujetes de Bartu y Koopa.

Lo peor, sin duda, el espacio de La Farga, que una vez más queda ridículo ante la gran afluencia de gente. Se dice incluso que las entradas se agotaron el sábado… y lo que sí es cierto es que había momentos en que no podía entrar más gente y había que esperar a que el recinto se vaciara un poco.
Esperaba un poco más de previsión por parte de Ficómic, sobre todo porque éste no es un hecho aislado y siempre ha habido una cantidad inmensa de gente en el Salón del Manga, pero parece que a otros no les sorprende tanto esta falta de previsión.
¿Cómo? ¿Que más gente se ha quejado de esto? ¿Que soy un llorica? Bueno, como dije, lo mejor es encontrarse a la gente, así que…

No sé si el año que viene iré al Salón… aunque al Expocómic de este año sí que iré. Por cierto… ¿alguien sabe cómo apañárselas para una acreditación del Expofriki? xD

Firmas y dibujines varios

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: