El fanart y yo

19 11 2016

Como más de una cosa que comento por aquí, esta historia tienes sus orígenes en Twitter. Concretamente, en un hilo de tuits desde la cuenta de NEUH (No Es Un Hobby):

A raíz de eso yo también escribí un hilo de tuits sobre mi visión de este tema, pero aunque esos tuits siguen ahí, es mejor organizarlo, ampliarlo y ponerlo por aquí, ¿no?

En teoría, hablaría desde la perspectiva de quien hace fanarts, pero en este texto voy a mezclar esa visión con la de alguien que también ha recibido fanarts. Estar en ambos lados ayuda también a tener cierta perspectiva del tema, aunque sea a nivel aficionado…

Y aunque es demasiado obvio, ya advierto: esto es solo una opinión, es mi visión. No es ninguna Verdad Absoluta. Y los comentarios están abiertos como siempre, listos para el debate y las opiniones. Leer el resto de esta entrada »





Mighty No. 9

12 11 2016

¿Alguien recuerda a Megaman? ¿Rockman? ¿Astroboy con armadura azul que dispara unos proyectiles que parecen huevos, toma los poderes de los robots enemigos y su némesis es un Albert Einstein megalómano?

mm10-megaman

Ese, sí.

A pesar de ser una de las mascotas más importantes de la historia de los videojuegos, actualmente no pasa de ser una reliquia. El recopilatorio “Megaman Collection” y su aparición en el “Super Smash Bros.” de Wii U han sido sus últimos estertores. Capcom tiene claro que, más allá de la nostalgia, Megaman no vende.

Hace unos años, Keiji Inafune, uno de los creadores de esta saga y la cabeza más visible de la misma, abandonó Capcom por diferencias creativas y comerciales, y junto a sus colegas de Inti Creates (famosos sobre todo por encargarse de “Megaman Zero”) y una nueva compañía llamada Comcept, se dedicó a traer el que sería el sucesor espiritual del llamado Bombardero Azul.

El proyecto se llamaba “Mighty No. 9”. Beck se iba a convertir en el nuevo Rock, o eso nos querían colar.

6f19db8d722acbc96c195900f3e00ec0_original

A través de una campaña de crowdfunding en Kickstarter alimentada sobre todo por la nostalgia (y yo admito haber caído en el truco… todos cometemos fallos), consiguieron dinero suficiente no solo para el juego, sino para un montón de añadidos al mismo. Pero como se dice, algo huele a podrido en Dinamarca… o en Japón, en este caso.

A pesar del triunfo de la campaña de financiación, el juego no dejaba de retrasarse y se creó un nuevo crowdfunding, esta vez para un DLC que incluía a un nuevo personaje, RAY, e insistían en que quien ya hubiera puesto en la campaña anterior tendría el DLC gratis. No mintieron, pero ¿no escamaba ya eso?

Y el tener la ambición de crear un sucedáneo de “Megaman Legends” (parece que esa vez la nostalgia no funcionó) o un piloto de una serie de animación de “Mighty No. 9” hacía las cosas mucho más sospechosas. ¿No intentaban abarcar demasiado?

Seguramente sí, seguramente no. Yo estoy aquí para hablar del juego que, tras tres años de trabajo y retrasos en los que progresivamente iban bajando mis expectativas hasta casi dejar de existir, ha salido a la luz.

El resultado de mi experiencia es el siguiente: “Mighty No. 9” está tan obsesionado con ser el nuevo “Megaman” que se olvida de ser él mismo y renuncia a esa personalidad propia, a esa frescura que las primeras imágenes de Beck mostraban, para estancarse en el pasado y no ver los errores del mismo ni replicar adecuadamente lo bueno.

Esa es la versión corta de mi opinión. La larga, que tiene más cosas positivas, aunque no demasiadas, de las que algunos pensarán, ahora mismo. Leer el resto de esta entrada »





Jacks, Holmes y un par de colts

5 11 2016

¿Qué pasa cuando le das la vuelta a personajes que ya son clásicos de la cultura popular? Que o te sale bien la jugada o lo que engendras es mejor que no vea la luz del día. Ni de la noche. Ninguna, para ser más exactos.

Por fortuna, “Jacks, Holmes y un par de colts” es de los primeros casos.

Una novela nacida del NaNoWriMo, perpetrada por otro de esos buenos tipos como es Iván C. Marjalizo (a partir de ahora Marja, porque así es como le conocemos), no lleva a un Londres victoriano en el que han cambiado muchas tornas. Personajes que creíamos que eran de una manera aquí se nos muestran con un rol distinto, opuesto, sin que eso afecte en gran medida a sus personalidades. Porque a pesar de los cambios en sus papeles, se siguen sintiendo ellos. Por la ambientación y el título ya podéis iros haciendo una idea.

cabecera-facebook-3

Aparte, portada y contraportada son obra del gran Aitor Eraña

Como digo, hay quien puede hacer el cambio bien, o hacerlo mal. El texto consigue que, en primer lugar, nos vaya sorprendiendo con esos cambios con respecto al supuesto canon que deben respetar, y en segundo que tras la sorpresa inicial no volvamos a pensar en ello porque ya es parte natural del relato. Para este universo, los personajes siempre han sido así, no como los conocemos. Y ahí hace un buen trabajo la novela, en presentarlos como si hubiesen sido así de siempre. Leer el resto de esta entrada »





El lloro de los tebeos

1 11 2016

El mundillo del cómic, especialmente la sección de superhéroes, lleva un tiempo bastante revuelto. Más de lo habitual, quiero decir.

Y es que los detractores de la así llamada corrección política están a la que saltan. A la más mínima muestra de alguien que señale sexualización o racismo o cualquier otra actitud nada ejemplar, se oyen gritos de censura, de guerreros de la justicia social, de activismo, de meter política en tus aficiones… Y la cosa queda pringosa, pringosa. Leer el resto de esta entrada »





El dios asesinado en el servicio de caballeros

30 07 2016

Ya sabéis que a Sergio S. Morán le tengo cariño. Es un tío majete con el que tomar unas cañas y charlar, y encima es trabajador: nos ha dado cosas como “¡Eh, tío!”, “El Vosque”, “Anunciado en TV”… y hay otra obra que igual no se conocía tanto como hasta ahora: “Parabellum”. Concretamente, gracias a la primera novela de Sergio: “El dios asesinado en el servicio de caballeros”.

No es la primera vez que me topo con Verónica Guerra, alias Parabellum. En el fanzine “Andergraün” ya había leído las historias guionizadas por Morán y dibujadas por Isaac Murgadella.

Parabellum es una detective, pero no de las de toda la vida. Es una detective de lo paranormal. ¿Que hay un muerto en un colegio de magia? Llamas a Parabellum. ¿Que tu casa encantada ha sido saboteada? Llamas a Parabellum. Aquellas historias que Morán e Ismurg nos presentaban tenían un ligero toque de novela negra, con una detective segura de sí misma pese a que no tuviera en principio idea de qué ocurría, resolutiva, astuta y con un toque de sarcasmo adecuado.

No sé qué pasaría para que aquella Parabellum y la de la novela se hayan distanciado tanto. Igual es que la de aquellas historias era solo la superficie y aquí vemos a su verdadero yo.

el-dios-asesinado-en-el-servicio-de-caballeros

“El dios asesinado en el servicio de caballeros” es una novela que me ha gustado, con una historia interesante y un uso bastante acertado de las mitologías… aunque tiene algunas cosillas que la empañan, entre ellas algo bastante gordo sobre lo que me extenderé. De hecho, antes de escribir esto he tenido que releer la novela, porque había cosas que no conseguía tener claras, y la relectura me ha ayudado a confirmar mis sospechas, temores y retortijones.

Bueno, igual lo de los retortijones era otra cosa. Leer el resto de esta entrada »





Creatividad y conciencia social

16 07 2016

Hace unos días, por Twitter surgieron un par de preguntas para ver si la gente acertaba a decir personajes femeninos de videojuegos feos (mejor dicho, que no se adapten a los cánones de belleza establecidos) y/o de edad avanzada. Ni que decir que salieron poquísimas mujeres de videojuegos que cumplieran con siquiera uno de esos requisitos, amén de que esto coincidió con la revelación de un nuevo personaje de “Overwatch”: Ana Amari, cazarrecompensas hexagenaria.

Y quien dice videojuegos puede decir libros, películas, series… Sabéis por dónde voy.

A mí esto me sirvió para reflexionar. Tener una de esas epifanías en caliente que están cargadas de cosas interesantes y de tonterías en una proporción más o menos similar. Tras darles algunas vueltas he decidido verterlo aquí, tanto porque no tengo el problema del límite de caracteres y porque en los comentarios también os podéis explayar. Y porque pensar las cosas en frío hacen que uno cometa menos pifias en teoría (la práctica ya tal). Leer el resto de esta entrada »





A bordo del Zodiac

21 05 2016

Cuando hablé de “El Vosque”, dije que una de las razones por las que no le había dado una patada a los webcómics era que había vuelto a dibujar uno. Y ese webcómic es “Zodiac”.

miscelanea_cabecera_imagen_archivo

¿Qué es “Zodiac”? Es un cómic situado a finales del siglo XVI, protagonizado por unos bucaneros españoles a bordo de una peculiar nave, el “Zodiac”, sirviendo al Imperio Español y fastidiando a los ingleses cuando tienen ocasión. Es un cómic que mezcla la Historia con un montón de elementos fantásticos, incluyendo tecnología atlante muy avanzada, con pistas sobre la verdadera identidad de algunos de sus tripulantes y una mezcla de acción, humor y drama.

Todo ello guionizado por Alfredo “Zel” Murillo, que tenía este proyecto por ahí rondando hasta que al final encontró en Gonzalo San Martín la persona adecuada para que por fin viera la luz como es debido. Y conociendo a ambos, esperaba algo bueno. Y me estaba gustando lo que hacían, incluso cuando Gon tenía que apurar las páginas el dúo te dejaba satisfecho…

… Hasta que Gon ya estaba hasta arriba de cosas que hacer (la vida del animador, es lo que tiene), y aun así siguió cumpliendo hasta el final del primer episodio. Por fortuna Zel ya tenía sustituto pocas semanas antes de que el episodio terminara…

… Y ese era yo.

Era verano de 2014, yo no estaba haciendo ningún webcómic. Ese año había terminado “Apolo”, un cómic de 30 páginas guionizado por JuanSe “Nubis” Gutiérrez como parte del desafío del ‘NaNoWriMo de tebeos’. Pero los tiempos del primerizo “Las Paridas de La Guarida” o del infame “MODOK, cabeza de IMA” ya habían pasado, y yo estaba un poco de retiro.

Ahora diréis “bueno, en ese momento no estabas haciendo nada, fue un ‘sí’ directo, ¿no?”.

No lo fue.

De hecho, a punto estuve de darle un ‘no’ definitivo. Había pensado “oye, tengo aún el proyecto del webcómic aquel que protagonizaría Clara… sí, ya sabes, esa Clara…” y tenía pensado ponerme a ello. Pero Zel me dio tiempo a pensarme la respuesta y al final, tras darle unas pocas de vueltas, decidí que sí, que sería el sustituto de Gon una vez terminara el primer episodio.

Y sinceramente, haber dado marcha atrás y haber dicho ‘sí’ ha sido una decisión de la que puedo estar orgulloso. Y que Clarita se espere.

cabecera_t2

Leer el resto de esta entrada »





Undertale

7 05 2016

Ah, “Undertale”… ese juego que nació de un crowdfunding y desde septiembre de 2015 está llamando la atención de muchísima gente, ganándose sus adoradores y sus detractores. Durante bastante tiempo decidí quedarme al margen, porque hasta cierto modo no conseguía que el juego me suscitara el suficiente interés…

… Fue ver el crecimiento de la base fan y sus paralelismos con la de Touhou y su dedicación (tanto en fan-arts como en el apartado musical y sus remixes) la que, en buena parte, hizo que al final me decidiese a jugar a “Undertale”, el juego de Toby Fox, al que seguramente los fans de “Homestuck” tienen más que visto… o, mejor dicho, oído, porque ha compuesto música para este webcómic (“Homestuck”… algún día te daré otra oportunidad a ver si esta vez no me matas del aburrimiento…)

undertale_title

Y a ver, ya aviso de cara a los fans acérrimos y a los también apasionados detractores del jueguito de marras: me ha gustado. No me ha apasionado, no me ha encantado, me ha gustado. Hay cosas que me han molado, otras que no, y de todo ello voy a hablar. Leer el resto de esta entrada »





Hijos de Crumb

30 04 2016

“No me gusta mucho Robert Crumb” es la confesión que uno de los dos artífices de este fanzine hace en su introducción. Y me parece acertado que alguien se sincere al principio.

Y yo comparto esa confesión, y además añado “y tampoco es que haya leído mucho”. Pero el que tuviera ‘Crumb’ en el título no era lo que me llamó de este fanzine. Era el poder tener en papel historias de una serie de dibujantes que uno ha conocido en Internet o con los que suelta chascarrillos por Twitter. Es ver de qué son capaces con un, como se autodefine, fanzine underground.

Pues leído el fanzine, el proyecto comenzado por Carlos ‘Kalitro’ Beck y Pablo C. Fluiters es canela fina (salvo alguna cosa). Tanto por la iniciativa de ambos como por el plantel de dibujantes que se han reunido para dar a luz a este… bicho.

Y portadaza del señor Ulises "Rata" Lafuente, además

Y portadaza del señor Ulises “Rata” Lafuente, además

Pese a ser uno de los mecenas y tener una flamante taza de “LA HORA DE LOS BUENOS”, no, no estoy diciendo esto por ser colega de unos cuantos de los implicados (que lo soy), o porque no quiero creer que he tirado mi dinero del crowdfunding a la basura (son de los mejores 20 euros que he invertido en mucho tiempo). Lo que digo es verdad, de estar aguantándome la risa en el Metro y de quedarme pensando al final de algunas de estas historias.

Lo bueno de “Hijos de Crumb” es que, pese al título, cada dibujante ha ido a lo suyo, con su estilo, siendo tan cínicos, sarcásticos y bestias como pueden ser. Porque os recuerdo de hace unos párrafos que igual que en la introducción el señor Kalitro confesó no ser muy fan de Crumb, también dijo que esto era más un homenaje al cómic más independiente y underground, y la verdad es que cumple con creces…

… Igual que en el epílogo Pablo deja claro que se han divertido con este fanzine, que han visto a mucha gente apoyándolas, ¡que incluso han pagado a los dibujantes!, y que no han querido censurar a nadie porque, la verdad, siendo underground, ¿qué sentido tiene la censura? Aquí cada uno ha aportado su granito de arena, unos mejor, en mi opinión, que otros, pero de eso hablemos ahora… Leer el resto de esta entrada »





Miedo a ser un ídolo

10 04 2016

Esta es una entrada de esas “personales” y “de bajona” que quiero utilizar de forma catártica para llegar a una epifanía, así que si estáis buscando algo divertido… bueno, en la lista de enlaces hay blogs que ahora ofrecerán cosas más jocosas. De momento, hoy es uno de esos días en que uso mi rincón egocéntrico de Internet para soltar mierda y luego limpiarla.

A lo que vamos… Primero el origen de la bajona…

Hace casi un año, el señor Pedro de Matos, alias Lograi, mandó varios mensajes por Subcultura a gente que quisiera colaborar para dibujar el prólogo de su tercer volumen de “Mixto V”, viendo la buena acogida que tuvieron los artístas invitados del prólogo del segundo. En esta ocasión, en vez de ser el encuentro de dos personas con una misma pasión, es un montón de imágenes que forman la introducción a “algo”, “algo” de lo que incluso nos mandó un vídeo.

Pues a mí me contactó para colaborar y yo gustoso (pese al poco tiempo) colaboré, tratando de imitar la estética de aquella introducción que salía en el vídeo al máximo, hasta el punto de mimetizar el estilo y los (excesivamente sencillos) planos. En ese punto me parece que conseguí mi propósito…

… Pero no contaba, sin embargo, que sería el único que imitaría dicha estética, mientras el resto se tomó sus libertades, llevándoselo a su terreno, y consiguiendo unos resultados geniales… mientras lo mío era, vamos a decirlo suavemente, anodino.

Para decirlo no tan suavemente, diré que estás páginas son las participantes de un concurso de belleza canina y yo he mandado un carlino.

Ahora alguno dirá “pero ¿tú cómo ibas a saber eso, cómo ibas a saber que los demás no se ceñirían tanto al guion que mandó Lograi ni al vídeo que os remitió?”. Pues igual debería habérmelo imaginado o haberme hecho a la idea de que aquí lo importante no era imitar el estilo de ese vídeo, sino llevarlo a tu terreno, tomándote tus libertades, haciéndolo “tuyo” y no una pobre imitación de lo que nos mandó.

Hacía tiempo que no me daba un bajón artístico, no de esta envergadura. Que me he sentido BoJack Horseman en otras cosas, pero no aquí… no desde hace bastante tiempo…

Y ahí os cuelo este gif de nuevo.

Y ahí os cuelo este gif de nuevo.

Siempre he visto dibujazos y he pensado “vaya, ojalá tuviera yo ese nivel y no la cosa esa que dibujo”, pero luego miro dibujos antiguos míos, vuelvo a los actuales, y pienso “no tendré ese nivel, pero vaya si he mejorado”. Pues esta vez ni esa actitud de “la única persona a la que debo superar es a mí mismo” ha funcionado aquí. Pero porque hay un factor añadido del que no me he dado cuenta hasta haberlo consultado con la almohada: Lograi es una de las personas a las que inspiré para meterse en esto de los webcómics, y es algo que él siempre me agradece.

Y sé que está encantado con que haya colaborado, y que le gustó mi aporte, pero me ha entrado de pronto un miedo que parecía olvidado: el miedo a ser idolatrado.

Ahí, con las negritas bien puestas. Podéis añadir un “dum-dum-DUUUUUUUUM” si queréis. Leer el resto de esta entrada »








A %d blogueros les gusta esto: