NaNoWriMo 2017: la experiencia

10 12 2017

Hola a todos. Seguramente nadie esperaba que este blog moribundo fuese a resucitar, así de repente, pero mirad, sí, y con la excusa perfecta para ello.

Seguramente muchos conozcáis el NaNoWriMo (National Novel Writing Month). Es un evento que se organiza todos los años en noviembre con un único propósito: pasar los 30 días del mes escribiendo una novela de, mínimo, 50000 palabras. Eso quiere decir que, para completar el reto, hay que escribir mínimo 1667 palabras de media al día. Lo que parece fácil, pero creedme si os digo que, si no hay un hábito detrás, es muy, muy difícil. Y eso me pasó en las anteriores ediciones en las que participé.

Porque antes de este año participé en 2012 («Multiverso, S.A.»), 2013 («Triple M») y 2015 («Murnoe»). En esos tres años hice lo que viene siendo novelas. «Multiverso, S.A.» y «Triple M» son ciencia-ficción y, de hecho, la segunda es continuación de la primera; «Murnoe» podría ser algo así como fantasía urbana.

Pero en las tres siempre había un problema: a medida que avanzaba al escribirlas, todo se torcía, con escenas que había que meter a presión, cabos sueltos, finales apresurados… Todo por el mínimo de palabras diario, por llegar a las 50000 palabras (o superarlas) el 30 de noviembre… El caso es que estaba claro que me faltaba mucho para hacer una novela en condiciones.

Por eso la cosa cambió para esta edición de 2017: «Fragmentos del Cosmos» (nombre provisional)  sería un recopilatorio de historias cortas. Sí, no es una novela, pero para el reto ya valía.

El momento en que decidí que era buena idea empezar el NaNo de este año.

¿Por qué relatos cortos? Pues por lo que digo: a medida que mis novelas avanzaban, iban a peor. Así que con relatos la cosa quedaba más acotada. De hecho, tenía como condición no pasar de las 5000 palabras por relato, que en principio podría hacer pensar que tendría finales apresurados, pero con una historia concisa sin que se alargara mucho, eso no pasaría. Y bueno, más o menos fue así, lo de que no pasara. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios




Invadir la seguridad

28 06 2017

Parte del lunes 26 y prácticamente todo el martes 27 han sido unos días de vergüenza ajena. De la grande. Y encima ha tocado cerca, a una amiga, a una persona que se esfuerza y a la que han hundido porque hay miserables en este mundo.

¿De qué hablo? Del evento Gaming Ladies, organizado por Marina Amores (seguro que ya la conocéis por su documental “Mujeres + Videojuegos”) y que se iba a celebrar el 27 de julio.

Digo «iba» porque… bueno, os dejo un resumen de la situación, recopilado por Pepo Jiménez para Voz Populi, quien ha tenido también la buena idea de hablar con Marina al respecto. Y recomiendo leerlo, por tener contexto y antes de seguir.

Por añadir, porque se van a repetir cosas ya dichas por aquí mil y una veces, estaría bien leerse este par de artículos que puse en el blog en su momento, “El paradigma sigue cambiando” (a pesar de ser de 2015, aún resiste al paso del tiempo) y “No te ofendas, es un juego” (que trajo cola… para lo habitual de este blog, digo).

También recomendaría leer este artículo de Mar, la jefa de Todas Gamers, titulado “Una pequeña historia”, y que aun siendo anterior a lo que ha sucedido con Gaming Ladies es relevante. Y es también un ejemplo del hartazgo que se percibe en muchas mujeres y que estos dos días han demostrado que está muy presente. Lee el resto de esta entrada »





Por siempre jamás

15 04 2017

Existen obras que son inspiradoras, otras con las que te sientes identificado… alguien puede pensar que una obra debe ser superprofunda para que sientas todo eso, pero no hace falta que tenga palabras complicadas ni muchos giros ni capas para provocar estos sentimientos.

“Por siempre jamás” consigue todos esos sentimientos sin hacer piruetas de guion, con las capas justas para encerrar más de lo que aparenta, y con un ritmo que sabe adaptarse a la situación.

Ya conocéis a Alicia Güemes “Laurielle”, dibujante de “El Vosque” y autora de casi todos los Woodies del mismo cómic. Ahora es su turno de contar su propia historia, con sus propios personajes y en sus propios términos. Porque si no todos, muchos dibujantes quieren también contar sus historias, no solo dar forma a las palabras de otras personas. En buena parte, todos somos cuentacuentos.

Y “Por siempre jamás” tiene esa sensación de por fin poder contar las historias que quieres. Lee el resto de esta entrada »





«No te ofendas, es un juego»

8 03 2017

ATENCIÓN: Recomiendo que, antes de empezar, leáis los artículos que me han llevado a hablar de este tema, que el contexto es importante:

«What We Talk About, When We Don’t Talk About Natives», de Dia Lacina

«Resulta que Horizon Zero Dawn también es ofensivo», de Juan Tejerina

(GTM ya no existe como web, aquí enlace en archive.org… tendréis que seleccionar el texto, porque está sobre fondo negro)

Vale, ¿listos? Pues al turrón.

Este post que os planto tiene su origen en una opinión publicada en Games Tribune Magazine (GTM, que citaré solo como medio donde se ha publicado por respeto al código ético de la web, si bien la opinión expresada es de su subdirector) en respuesta a un artículo acerca de la representación de los nativos americanos y la apropiación cultural en el nuevo bombazo de PS4, “Horizon Zero Dawn”.

No quería hablar de esto. De hecho, en Twitter me estuve mordiendo la lengua y solo respondiendo a algunas personas. Sin embargo, la paciencia tiene un límite y aunque nadie me lo haya pedido, me veo en la necesidad de expresarme, aquí, en mi rincón egocéntrico de Internet, donde tochear a gusto, y donde se pueda debatir más abajo en los comentarios.

No voy a hablar de apropiación cultural, ni de colonialismo, ni hasta qué punto se «toma prestado» de culturas nativas de América del Norte, de los antiguos pueblos celtas y vikingos, o de los ainu, entre otras cosas. Primero, porque no he jugado a “HZD”; segundo, porque me reconozco ignorante en esos temas.

Quiero hablar de otra cosa que sí me toca, y de la que he pecado (y seguramente siga pecando), y que queda evidente aquí: nuestra reacción cada vez que alguien lanza una crítica por un aspecto problemático en la ficción y/o en la realidad.

Sí, tenemos un problema muy grave si cada vez que alguien alza la voz («se ofende», según nosotros) saltamos con «no exageres» o ponemos cualquier excusa para hacer de menos una opinión diferente a la nuestra. Lee el resto de esta entrada »





Shantae, una heroína semigenial

20 02 2017

Seguramente cuando alguien vea el título de esta entrada y sepa que estoy hablando de “Shantae”, la saga de juegos de Wayforward, pensará que estoy diciendo que los juegos están bien pero no son para tanto o algo así… cuando no deja de ser una burda traducción del último juego de la heroica y mágica bailarina de cabellera letal: “Shantae: Half-Genie Hero”.

b1b496c92c911153d5a9e07151230f49_original

Siendo sincero, Shantae es de esos personajes que sabía que existían, pero por alguna razón habían caído en el olvido hasta que Wayforward sacó el crowdfunding para traerla de vuelta…

… aunque en realidad traerla de vuelta no es al 100% correcto porque “The pirate’s curse” estaba a la vuelta de la esquina.

Más bien se puede decir que con “Half-Genie Hero” querían apostar por algo más que reciclar sprites para una nueva aventura, y que la medio-genio defensora de Scuttle Town tuviera un lavado de cara en general.

Pero antes de nada, repasemos su historia… y mi paso por jugar los juegos anteriores a la nueva entrega. Lee el resto de esta entrada »





Cinebasura, amor por lo cutre

4 02 2017

Esto es algo que bastante gente sabe: hay películas que disfrutas incluso aunque sean horribles (lo de «son tan malas que se vuelven buenas» que decimos para autoconvencernos de que no hacemos nada malo). Son películas que de cutres se convierten en joyas para ciertas personas.

¿Quién no ha oído hablar de “Plan 9 del espacio exterior”, de “Troll 2”, de “The Room”, de “Manos, Hands of Fate” y tantas otras?

Estas son películas que a lo mejor cuando las ves solo te aburren o te provocan vergüenza ajena, pero en compañía se convierten en todo un espectáculo pese a la anteriormente comentada vergüenza ajena. Existe cierto poder cuando varias personas se congregan a ver esta diarrea cinematográfica…

… O simplemente es que queremos echarnos unas risas, crueles o no, y punto, y mejor en compañía, para sentirnos arropados ante las heces fílmicas.

El cine cutre casi podría ser un género en sí mismo. Y hay quien quiere replicar esa cutrez aposta y luego salen cosas como “Sharknado”, que de tanto intentarlo son un peñazo vistas tanto solo como en compañía.

Pues la película que voy a comentar es una muestra de amor a este cine colonoscopia: “Cinebasura, la peli”.

verkami_b1d305c89c5f56b0170d9145f31fc3bb

La película la vi la semana pasada, en su ¿glorioso? preestreno durante la apertura de la sexta CutreCon (y fue la única película que pude ver en el festival porque tengo una agenda chunga), pero le he querido dar un tiempecillo para rumiarla y pensarla en frío. Y creo que una semana es suficiente tiempo.

Me ha gustado. Y me he reído mucho. Más de lo esperado.

Vale, ahora es cuando viene mi opinión en un tocho…

Con su título, “Cinebasura, la peli” bien podría ser una “Sharknado”, una película que pretende a sabiendas ser cutre. Sin embargo, si uno se acerca, verá que no busca ser otra película cutre aposta. Se sirve de la cutrez para desmontar tropos, reírnos con y de esta clase de películas, y mandar un mensaje claro: podemos disfrutar del cine de cualquier tipo sin hablar de placeres culpables en plan eufemismo barato, que nos tomemos el cine no demasiado en serio, porque como dice Paco Fox en la propia película:

Puedo ver “El séptimo sello” por la mañana, “Los Vengadores” por la tarde y “The Room” por la noche.

Y esa es la filosofía de “Cinebasura, la peli”, cuyos orígenes se remontan a “Videofobia”, a su vez derivado del “Cinebasura” de Movistar+ (si alguna vez habéis visto “Trash entre amigos”, “VHZ” o “Cinemascupe”, pues de eso va: de comentar películas cutres y reírse de lo lindo).

Lee el resto de esta entrada »





Once años

29 01 2017

«Un 29 de enero de hace once años…»

Vaya… pienso en ello y no puedo dejar de darle vueltas. Once años ya. Y en febrero cuatro desde que terminó. Aquellos primeros pasos, esa experiencia, esos altibajos, y todo lo que he recorrido en este tiempo.

Hace once años, una androide de larga cabellera se convertía en el primer personaje en aparecer en un webcómic primerizo, donde el autor se autoinsertó porque sí, aparecieron más personajes, algunos incluso siguen siendo recordados a día de hoy, y hubo muchos, muchos cameos. Mucho antes de que “La tira cómica de Spooky” o “Piratas del Cariberáneo” abusaran de los cameos, un webcómic se les había adelantado.

lpdlg_title2.png

Obviamente, hablo de “Las Paridas de La Guarida” (a partir de ahora “Las Paridas” o “LPdLG”, para acortar), el que es considerado mi primer webcómic, si omitimos una bosta garystuístca hecha con sprites surgida de un foro de fans de Megaman… aunque ciertos personajes nacieron en esa hez.

Alguno se preguntará que por qué no hablé de “Las Paridas” el año pasado, por eso del décimo aniversario, número redondo y tal. Ya sabéis que no estaba yo muy en condiciones el año pasado (y el anterior), y un aniversario es un aniversario. Aparte, ¿qué tiene de feo el 11? Dos unos juntos, ¿no es bonito también?

Ejem… No nos desviemos… Lee el resto de esta entrada »





El mito del esfuerzo

8 01 2017

Empecemos por lo obvio, aunque haya que decirlo porque hay quien se empeña en ver lo que no es: jamás diré nada en contra del esfuerzo. Nunca negaré la importancia de que des lo mejor de ti.

De hecho, ya habéis visto en el post catártico anterior que hablaba de mi esfuerzo a la hora de ponerme a cambiar las cosas en mi vida, de la importancia que le doy a trabajar duro en ello. Sin embargo, y también está en el artículo, hay una ayuda externa, una serie de guías que me ayudan a encauzarlo, y os puedo asegurar que sin esas guías mi esfuerzo no serviría por mucho que me partiese los cuernos; ni tampoco olvido el factor suerte, uno de tantos en la vida, que puede ser tanto el haber encontrado a la persona idónea para ayudarme como el tener la disposición de tiempo y dinero para ello.

Y aun con el esfuerzo, siempre hay baches, momentos de bajón… que pueden o no ser cosa mía, pero bueno, ya para eso os leéis aquel post.

¿Por qué todo esto? Porque el esfuerzo está bien, tener el control es bueno, y sin embargo no es lo único en esta vida, y hay muchos factores, muchas variables que no controlamos. Lee el resto de esta entrada »





El año que abandonamos algo más tranquilamente

31 12 2016

No iba a escribir nada, pero mirad, ha sido volver la vista atrás, leer el post que escribí hace un año y pensar en todo lo que ha pasado en este…

No, cambiar de un año a otro no hace que mágicamente todo empiece de nuevo ni cosas similares. La vida sigue, y los cambios son cosa tuya y de las circunstancias que se den, se dan a lo largo de los días, las semanas, los meses… Pasar de 2015 a 2016 no hizo que de pronto mis problemas desaparecieran…

No dejó de ser lo mismo: estrés, estrés y más estrés. Solo que mucho más concentrado, no en un año entero, sino en 4-5 meses. De esos de no dejarte descansar ni en el puente de mayo, así que imaginad el día a día.

Todo para acabar con el regreso de viejos fantasmas, como un autodesprecio que iba en aumento, una rabia que acababa convertida en amargura, o un hastío que no ha ido a peor debido a pequeños placeres como dibujar una página semanal para “Zodiac” (algo que me ha servido como vía de escape)…

… E incluso he llegado a dudar muy seriamente de mi propia bondad. Circunstancias diversas de mi entorno hicieron que, en fin, pensara que igual yo era realmente un ser horrible del que ni tan siquiera yo era consciente.

En definitiva, que mi situación en casi toda la primera mitad de 2016 era la misma que en 2015: esta escena de BoJack Horseman en el episodio 11 de la primera temporada (ya van tres veces que pongo este gif).

v5ik1s.jpg

«Voy a ponerme bajo la ducha para no saber si estoy llorando o no.»

Lee el resto de esta entrada »





El fanart y yo

19 11 2016

Como más de una cosa que comento por aquí, esta historia tienes sus orígenes en Twitter. Concretamente, en un hilo de tuits desde la cuenta de NEUH (No Es Un Hobby):

A raíz de eso yo también escribí un hilo de tuits sobre mi visión de este tema, pero aunque esos tuits siguen ahí, es mejor organizarlo, ampliarlo y ponerlo por aquí, ¿no?

En teoría, hablaría desde la perspectiva de quien hace fanarts, pero en este texto voy a mezclar esa visión con la de alguien que también ha recibido fanarts. Estar en ambos lados ayuda también a tener cierta perspectiva del tema, aunque sea a nivel aficionado…

Y aunque es demasiado obvio, ya advierto: esto es solo una opinión, es mi visión. No es ninguna Verdad Absoluta. Y los comentarios están abiertos como siempre, listos para el debate y las opiniones. Lee el resto de esta entrada »








A %d blogueros les gusta esto: